La Liga Femenina de fútbol en Colombia es una exigencia a gritos

La Liga Femenina de fútbol en Colombia es una exigencia a gritos 1

Los resultados deportivos obtenidos en los últimos meses por las mujeres futbolistas en Colombia son sorprendentes: las jugadoras de la Selección de mayores quedaron de sub campeonas en la Copa América Femenina y clasificaron al mundial de Australia y Nueva Zelanda en 2023 y a los Olímpicos de París; las de las categorías sub-17 y sub-20 clasificaron a los mundiales de la India y Costa Rica respectivamente. Todo un éxito.

Sin embargo, en el país no existe Liga de Fútbol femenina. El pasado 9 de julio, las jugadoras de la Selección Colombia levantaron el puño en señal de protesta cuando sonó el himno nacional en el Estadio Pascual Guerrero de Cali, en su primer partido por la Copa América 2022, ante la decisión de la Dimayor de cancelar la Liga Femenina. Además, su situación laboral es paupérrima, pues se ven sometidas a estar contratadas apenas por el tiempo que dure el torneo que a veces dura menos de seis meses. A esto se le suma que no todas juegan con un contrato, otras van como amateur y otras en proyección lo que implica que muchas de ellas juegan a cambio de un ingreso menor al de un salario mínimo y sin seguridad social, según explica una jugadora de La Equidad. (en manifiesta.org). Esto es posible gracias a la figura llamada “jugador aficionado a prueba” que viene de la Ley 181 de 1995, actual Ley del Deporte, que permite la participación de amateurs en la Liga, sin contrato, pero con auxilios que no superan el millón de pesos, lo que sucede tanto en la Liga femenina como masculina. Esto sólo demuestra que los futbolistas no escapan a la superexplotación económica propia del capitalismo.

De otro lado, el oficio de estas deportistas ha sido despreciado constantemente tanto por los dirigentes del fútbol como por los capitalistas y por ahí derecho, por el Estado, veladamente y de forma abierta también. Basta recordar las asquerosas palabras de Gabriel Camargo, máximo accionista del Deportes Tolima según las cuales el fútbol femenino era “un caldo de cultivo de lesbianismo tremendo” y que las jugadoras son “más tomatragos que los hombres”, declaraciones discriminatorias en razón de su género y orientación sexual.

La razón de fondo que dan desde la Dimayor es que “no hay retorno de la inversión. Los que han invertido en la Liga por patrocinios no han tenido un retorno de inversión fácil”, es decir, no es un negocio para los capitalistas y por lo tanto no hay Liga Femenina de fútbol profesional en Colombia. Es por eso que apenas cuatro equipos -América, Cali, Cortuluá y Millonarios- mostraron interés en hacer la Liga. Por su parte, el Ministerio del Deporte anunció presupuesto apenas de $1200 millones para el segundo semestre. Lo que menos le importa al podrido sistema capitalista es garantizar el desarrollo deportivo, cultural, económico de las mujeres, sólo le importa que haya ganancias para los parásitos burgueses en todo lo que el capital toca. Pero demuestra lo atrasada que es la burguesía en Colombia, pues ante el evidente éxito de las mujeres futbolistas, sería una fuente de ganancias para los parásitos capitalistas, sin embargo, pareciera que les pesa más el machismo tan arraigado en los sectores más retardatarios de la sociedad.

Este sistema caduco, que es un atranque para el desarrollo material y espiritual de las masas, debe ser destruido de raíz, pues esa es la causa de la opresión que sufren las mujeres en todos los terrenos, como en el deportivo. Se necesita instaurar un sistema político y económico que ponga al centro las necesidades de las masas y no las ganancias de los capitalistas. Ese sistema se llama Socialismo, un nuevo Estado de Obreros y Campesinos, que, por lo menos en la URSS y en la RPCh, garantizaron que toda la sociedad se desarrollara en diferentes ámbitos, logrando que las mujeres alcanzaran niveles de primera categoría en todos los órdenes y es por la construcción de ese sistema que invitamos a los oprimidos y explotados de la sociedad a rebelarse contra el capital y luchar mancomunadamente por su destrucción violenta para erigir sobre sus cenizas una nueva sociedad.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Lucio dice:

    En los países donde impera el sistema capitalista de produccion todas las actividades humanas se reducen a mercancías que son importantes para los negocios sí reportan una tasa de retorno significativa.
    En EEUU el fútbol femenino es apreciado e importante porque tiene mucha acogida y es un negocio lucrativo.
    En Colombia hay favores sexistas, supremacistas ,patriarcales que lo inferiorizan pero lo fundamental es que aún no es negocio rentable

  2. JORGE EDUAARDO CIFUENTES dice:

    EN CAMBIUO LOS DIRIGENTES SI VAN AL MUNDIAL DE KATAR CON GASTOS Y DERROCHES DE TODA CLASE SIN PATEAR UN BALO0N.
    IMPULSEMOS LAS LIGAS FEMENINAS ´PORQUE ADEMAS DE TODOS SERIAN UNA EXELENTE FUENTE DE TRABAJO PARA MAUJERES,ENTRENADORES,ARBITROS,JUECES,DIRIGENTES,ETC.

  3. JORGE EDUAARDO CIFUENTES dice:

    EN CAMBIUO LOS DIRIGENTES SI VAN AL MUNDIAL DE KATAR CON GASTOS Y DERROCHES DE TODA CLASE SIN PATEAR UN BALO0N.
    IMPULSEMOS LAS LIGAS FEMENINAS ´PORQUE ADEMAS DE TODOS SERIAN UNA EXELENTE FUENTE DE TRABAJO PARA MAUJERES,ENTRENADORES,ARBITROS,JUECES,DIRIGENTES,ETC. Y UN ALICIENTE PARA LOS MILLARES DE ESCOLARESPOBRES DONDE CUNDE EL HMABRE,MALTRATO,DESEMPLEO DE LOS PADRES,EDUCACION ABURRIDA E INUTIL MUCHAS VECES Y PROPENSION AL PANDILLISMO Y CRIMINALIDAD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.