Declaraciones de un burócrata sindical al servicio de los explotadores

Compartir
Julio Roberto Gómez peón de la burguesía en el movimiento sindical

El jefe burócrata de la Confederación General del Trabajo – CGT, Julio Roberto Gómez, refiriéndose al Paro Nacional del pasado 21 de noviembre, manifestó: “No se puede aprovechar una convocatoria de las centrales obreras para que se genere una situación de zozobra permanente en el país”. Y le pidió a Gustavo Petro “no incendiar el país”, después de que éste llamara a continuar el paro y a hacer asambleas municipales y barriales.

Julio Roberto Gómez, como peón de la burguesía en el seno del movimiento sindical, se convierte en vocero del títere presidente Duque; porque si el Paro Nacional sobrepasó la convocatoria a marchar el 21 de noviembre y a extenderse con bloqueos, cacerolazos y confrontaciones frente a las provocaciones de la policía, no fue por obra y gracia del reformista Gustavo Petro, sino que corresponde con el ánimo y sentir del pueblo que ya no aguanta más la superexplotación económica, ni la opresión política a la que es sometido a diario por los monopolios, el capital financiero, el régimen mafioso y las fuerzas represivas a su servicio.

Y una vez más queda en evidencia que Julio Roberto Gómez es un sirviente de las clases reaccionarias enemigas del proletariado, y fiel a su papel como defensor de los intereses del Estado de los monopolios, ve en la lucha directa de las masas la causa de “una situación de zozobra”, cuando el real responsable del paro y de la indignación general del pueblo es el gobierno uribista del títere Duque, que paga saboteadores para saquear almacenes y generar campañas promoviendo el miedo en los medios de comunicación. La “situación de zozobra” la tiene el proletariado, los campesinos pobres y medios y la juventud por culpa de los capitalistas y terratenientes, que no pueden ni les interesa garantizar estabilidad laboral, vivienda, salud y educación para el pueblo entre otros.

Los obreros no deben confiar su futuro en jefes como Julio Roberto Gómez, pues su política de concertación y conciliación con los enemigos de la clase obrera contribuye a empeorar las condiciones de vida y de trabajo de los proletarios, a legitimar el despojo y la ruina de los campesinos, a permitir que la burocracia ladrona se siga robando el presupuesto para la salud y la educación, y a que los grandes capitalistas y monopolios sigan destruyendo la naturaleza.

Por fortuna, los obreros ya están despertando y contra los jefes vendeobreros como Julio Roberto Gómez, se rebelan participando en el paro y las movilizaciones para hacer valer su fuerza y conquistar sus reivindicaciones con la lucha directa y sin permiso del Estado y los patronos, desechando las ilusiones en las mesas de traición.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 2019-11-25

    […] Declaraciones de un burócrata sindical al servicio de los explotadores […]