Sobre la movilización de las mujeres el 28 de septiembre

Sobre la movilización de las mujeres el 28 de septiembre 1

Desde 1990, el 28 de septiembre se considera el Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro, en esta fecha se realizó el V Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe en San Bernardo Argentina, durante este encuentro se firmó por parte de 200 asistentes la Declaración de San Bernardo.

La Declaración de San Bernardo, entre otras consideraciones, explica que la maternidad involuntaria es una forma de esclavitud y que los abortos clandestinos cobran la vida de miles de mujeres en América Latina y el Caribe cada año. De ahí que entonces cada 28 de septiembre se realicen manifestaciones en favor del acceso al aborto legal y seguro.

Mas o menos el texto de las feministas que asistieron a San Bernardo concluyó lo siguiente:

“Por eso declaramos: Que no estamos dispuestas a seguir sacrificando nuestras vidas y nuestra salud en aras de una moral opresiva impuesta por las instituciones dominantes; […] que el aborto legal y la anticoncepción segura y eficaz son derechos humanos a los que debemos acceder todas las mujeres del mundo, más allá de nuestra condición social y económica, de la etnia, religión y/o país a los que pertenezcamos; […] que solamente movilizándonos, las mujeres latinoamericanas y caribeñas, podremos desterrar y librarnos de los mitos, los prejuicios, las costumbres y los intereses, que por siglos nos condenaron a ser solamente reproductoras de la especie y nos negaron el derechos al placer y a decidir sobre nuestros propios cuerpos y sobre nuestras vidas.”

Fue así como ese día se declaró el día 28 de septiembre como el Día por el Derecho al Aborto de las Mujeres de América Latina y el Caribe; y desde entonces tanto el documento que le dio origen como la fecha han sido piedras de toque del movimiento por los derechos de la mujer en la región.

Sin embargo, dentro del marco del 28 de septiembre, se visibilizan otros tipos y formas de violencia que las mujeres enfrentan con respecto a la maternidad y la elección de ejercer o no este derecho; así como la falta de servicios de salud para las mujeres y las infancias, etc.

¿Por qué se movilizaron las mujeres en Colombia?

En Colombia en particular, miles de mujeres en Bogotá y distintas ciudades del país protestaron muy diversamente, desde el arte, la música y la movilización social para exigir el cumplimiento de la sentencia C-055 de la Corte Constitucional, emitida el 21 de febrero de este año, que legaliza el aborto hasta la semana 24 de gestación, un fallo importante porque cambió el panorama de derechos sexuales y reproductivos de niñas y mujeres en general. Pero a pesar de la despenalización del aborto, aún son muchas las trabas que le impiden a muchas mujeres acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, digamos que los movimientos feministas hablan de un apoyo explícito del Estado, pero de todos modos no abandonan la movilización y, por el contrario, se busca exigir al nuevo gobierno que la sentencia C-055 se cumpla en su totalidad, un asunto apenas lógico, pues la situación de la mujer dista mucho de la formalidad jurídica y legal de igualdad de derechos para las mujeres, entonces básicamente estas compañeras hacen realidad la consigna de que con la lucha se conquistan libertades y derechos y con la lucha se defienden.

El “escándalo” de la catedral

Lo que sucedió en la catedral según relatos de las mismas marchantes, fue que algunas mujeres prendieron fuego por unos minutos, el fuego se extinguió y dañó parcialmente la puerta de la catedral, sin embargo, como explican en varios perfiles de Instagram y Facebook los medios de comunicación centraron la atención en este hecho, mientras que al otro lado de la plaza miles de mujeres desarrollaban diversas actividades y arengaban varias exigencias. Básicamente no pasó nada, algunas dicen que eran mujeres radicales, sin embargo, que harían si una de sus hijas, hermanas, tías, abuelas, madres, una amiga fuera violada, golpeada, asesinada, (además hay que decirlo, las instituciones religiosas tienen un historial de violaciones y represión en contra de la mujeres y los niños que no podeos obviar) porque las mujeres lo hemos dicho: que tiemblen todos, el Estado, los cielos, los jueces, porque si hay un feminicidio más hay que romperlo todo, hay que quemarlo todo, si tocan a una respondemos todos, entonces el escándalo de la catedral es apenas una muestra espontánea del odio a la institucionalidad que representan a unas clases parásitas, opulentas y retrógradas, que sostienen un sistema incapaz de proteger a las mujeres y garantizar sus derechos, lo que toca es hacer consciente esas manifestaciones y generalizarlas como acciones de masas, además porque no puede compararse una puerta de una iglesia con la vida de una mujer.

Sobre las actuales condiciones de las mujeres en Colombia

Y aun así, habiendo ya sentencia que aprueba el aborto legal hasta la semana 24, la situación de la mujer es de tal opresión que ni con ley en mano se garantizan sus derechos, hay una denuncia que estuvo rotando desde el mismo 28 de septiembre donde la clínica Madre Bernarda en Cartagena, se niega a practicar interrupciones voluntarias del embarazo, pese a que cualquier mujer puede abortar en Colombia hasta la semana 24 de gestación sin tener que presentar justificación. Y en general la situación de las mujeres en Colombia, pese a las leyes contra el feminicidio, la línea púrpura, las secretarias de la mujer etc., etc., sigue siendo de doble explotación y opresión.

Por mencionar solo unos aspectos, miremos el laboral: en cuanto a salarios, la brecha salarial entre hombres y mujeres en Colombia para septiembre de este año se encuentra entre 17,5% y 28,8% menos que los hombres, aun cuando cuentan con niveles superiores de estudio

Y los efectos de la pandemia que agudizaron absolutamente todos los problemas sociales, causó un enorme retroceso en los avances de igualdad de género alcanzados por la humanidad. Se habla incluso en el más reciente informe del Foro Económico Mundial que el tiempo que se tardará en eliminar la brecha de género global aumentó en 36,1 años y la Cepal indica que esta crisis provocó la pérdida de diez años de conquistas en igualdad entre hombres y mujeres y estas son cifras que se reflejan compañeros en mayor índice de desempleo para las mujeres, menos oportunidades de empleo pese a que son las mujeres las que mejor preparadas están pues el porcentaje de profesionales en Colombia es del 57%; eso sin contar también la brecha mucho más amplia para las mujeres de zonas rurales, de comunidades indígenas que no tienen en la mayoría de los casos ni siquiera acceso a comunicación telefónica, como para decir llamo a la línea tal…etc., etc. bueno y vale la pena aclarar que las brechas no son solo en cuanto a ocupación, también se evidencian en horas de trabajo no remuneradas, en salarios recibidos respecto al nivel de educación, que por cierto no alcanza incluso a ser igual al de los hombre así se tenga educación universitaria.

En lo político, las mujeres en general siguen siendo incluidas apenas por protocolo, el porcentaje de participación sigue siendo bajo y básicamente los partidos las incluyen como parte de la cuota que obligatoriamente deben aportar.

En lo social ni se diga, si se habla de los efectos de la guerra, de acuerdo con el informe de la comisión de la verdad más de 350 mil víctimas hacen parte de poblaciones indígenas y de esta cifra casi el 52% de víctimas fueron mujeres, lo más terrible de esto compañeros, es que la guerra lejos de desaparecer se viene agudizando y son las mujeres las que más sufren los efectos de la guerra.

Sumemos a eso el incremento en un 27.5% de casos de violencia intrafamiliar, donde por supuesto los principalmente afectados son las mujeres y los niños. De acuerdo con el boletín del observatorio de feminicidios en Colombia hasta agosto de 2022 se contaron 392 feminicidios, una mujer asesinada a diario y por ahí va pasando la cuenta. Y bueno ni hablar de las actitudes machistas, de las agresiones verbales, del acoso sexual en el trabajo y porque no en los hogares también.

Esta es la situación muy a grosso modo de las mujeres en Colombia, detallar esto requeriría toda una investigación mucho más amplia. Por supuesto ante esta situación las mujeres no se han quedado quietas, se han conquistado algunos derechos como la sentencia C-055, pero definitivamente garantizar los derechos conquistados y arrancar otros nuevos, requiere de una organización y lucha mucho más allá, porque ni el Estado, ni los retrógradas permitirán que las mujeres gocemos plenamente de derechos.

Para terminar ¿cuántos hombres conocen la línea calma para hombres? 018000423614. Qué tanto se promueven este tipo de prácticas para que los hombres gestionen sus emociones como dicen ellos, evitando posibles agresiones, ¡no! esta medida que es apenas un paliativo, ni siquiera es promovida por los medios de comunicación, entonces esa es la situación.

Aporte de una compañera

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.