Ecos del Programa Vanguardia Obrera-8 de Marzo

Ecos del Programa Vanguardia Obrera-8 de Marzo 1

En nuestro especial de Vanguardia Obrera del lunes 7 de marzo sobre el Día Internacional de la Mujer, nos acompañaron varias compañeras luchadoras que nos dejaron importantes reflexiones al respecto de una cuestión que para el movimiento obrero es de suma importancia, por cuanto la emancipación de la clase obrera no será posible sin la participación decidida de las mujeres. A continuación, compartimos algunas de las intervenciones que nos hicieron llegar estas valiosas compañeras.


¿Considera que en la sociedad capitalista las mujeres tienen la posibilidad de desarrollarse libremente para acceder a la dirección del Estado, de las organizaciones de masas, de la producción y la ciencia?

Si hablamos de estas posibilidades para las mujeres en el capitalismo, tenemos que obligadamente acudir a los hechos; en el caso de acceder a la dirección del Estado, por ejemplo, partamos del derecho al voto de la mujer en Colombia, aprobado el 25 de agosto de 1954 bajo la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla, es decir un asunto básicamente reciente. Pero, si hablamos además de porcentajes de cargos ocupados en los gobiernos o incluso del tipo de cargos que ocupan las mujeres en el Estado burgués, las mismas cifras de instituciones como la ONU en su artículo “Hechos y cifras: Liderazgo y participación política de las mujeres” de enero de 2021 son escalofriantes:

«En sólo 22 países hay jefas de Estado o de Gobierno, y 119 países nunca han sido presididos por mujeres y entonces hacen las cuentas concluyendo que, al ritmo actual, la igualdad de género en las más altas esferas de decisión no se logrará por otros 130 años…» óigase bien compas seguidores EN LAS MÁS ALTAS ESFERAS, es decir si las burguesas están en esa situación imaginemos las proletarias. Se habla además de que «sólo el 21% de quienes ocuparon ministerios fueron mujeres, y apenas en 14 países los gabinetes de Gobierno han alcanzado el 50 por ciento o más en la representación de las mujeres eso con un aumento anual de apenas el 0,52%, lo que quiere decir que no se alcanzará la igualdad de género en los cargos a nivel ministerial antes de 2077. Esto también está relacionado con las cinco carteras ministeriales más comúnmente ocupadas por mujeres son las siguientes: Familia/Niñez/Juventud/Adultos Mayores/Discapacidad, seguidas por Asuntos Sociales; Medio Ambiente/Recursos Naturales/Energía; Empleo/Trabajo/Formación Vocacional, y Asuntos de la Mujer/Igualdad de Género». Es decir, la plata y la milicia para los hombres, las mujeres que han presidido un ministerio de defensa o de hacienda son muy escasas, siendo este primero el pilar central de la dictadura burguesa. Eso en cuanto a los cargos en este Estado, que a nosotras las mujeres proletarias nos interesan poco -no es un honor ocupar cargos en un Estado que domina y reprime a nuestra clase-, bueno estas son apenas cifras que nos ayudan a evidenciar cuál es la participación real de la mujer en este aspecto.

Ahora bien, respecto a la participación en la producción, el hecho de ser incluidas en ella como tal, fue un avance eso es cierto; la mujer salió de las cuatro paredes del hogar de una manera u otra, pero, las condiciones que las mujeres deben soportar en el capitalismo, son mucho más feroces que las de los hombres, sin ir tan lejos el DANE en sus cifras de enero de 2022, habló de una tasa de desempleo que en «el total nacional fue 14,6 % y para las 13 ciudades y áreas metropolitanas 14,8 % y, la brecha entre la tasa de desempleo de mujeres y de hombres para el primer mes de 2022 fue de 8,2 puntos porcentuales». Es decir, las mujeres han padecido con mucho más rigor la crisis en este terreno y en todos, creo que eso es evidente, a ello se suma la brecha salarial entre hombres y mujeres que jamás ha podido disminuirse, así las cosas, imaginemos entonces el ínfimo porcentaje de mujeres al mando en la producción. Ahora bien, en cuanto a las organizaciones de masas, existe también desigualdad, se conocen terribles denuncias de organizaciones donde las mujeres son apenas objeto sexual de los “super jefes” he conocido unas cuantas de estas de chicas que pertenecieron a la Juco por ejemplo, como también conozco de primera mano, la lucha de otras cuantas organizaciones como los comités de lucha de los cuales soy activista, donde se impulsa el papel de las mujeres en diversas tareas y por su puesto en la dirección del trabajo como tal, claro todo en lucha, porque la desigualdad de la mujer, no es un asunto que se resuelva de un zarpazo porque es parte del problema de la propiedad privada y del capitalismo.

Y bueno si hablamos de ciencia, personalmente no es que conozca que se promueva masivamente a las mujeres en esta labor aunque por ejemplo fue la bioquímica húngara Katalin Karikó quien trabajó por más de 40 años en tratamientos y vacunas basadas en la molécula del ARN, exactamente la misma que se usa en las vacunas contra el coronavirus, claro ahora se reconoce su trabajo, pero como ella misma afirma, nadie durante toda una década, la de los noventa, apoyó su idea, tal vez si no hubiese existido la pandemia, su trabajo seguiría en la oscuridad, con esto no quiero decir si la vacuna es buena o mala, esa no es la discusión, pero sí es un ejemplo tangible de como en este sistema las capacidades de las mujeres son rebajadas a su mínima expresión y por demás utilizadas a su favor cuando lo requieren.

La emancipación de la mujer sólo será posible con la emancipación de la clase obrera vs la liberación femenina como producto de la lucha contra el patriarcado, sexo masculino… Necesidad de conformar un Movimiento Femenino Revolucionario

La emancipación de la mujer sólo será posible con la emancipación de la clase obrera, la razón de este asunto tiene que ver con el origen de la opresión de la mujer, que al igual que el Estado, se encuentra en el surgimiento de la propiedad privada, ese surgimiento de la propiedad privada fue la causa del derrocamiento del derecho materno, exactamente Engels lo plantea como «la gran derrota del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción».

Y básicamente la condición de la mujer en cada formación económico social desde el esclavismo ha estado sustentada en relaciones de propiedad y la situación de la mujer ha sido de opresión, bajo el capitalismo es incluso de doble opresión y explotación, situación que no permite la emancipación de la mujer, sino que al contrario le concede únicamente la igualdad formal, jurídica, una igualdad que en concreto no se materializa y creo que la crisis social agravada por la pandemia nos mostró mucho más descarnadamente esta situación: aumento de feminicidios, de violencia contra la mujer, de esclavitud asalariada y en el hogar, de desempleo en particular para las mujeres, es decir todos estos asuntos que indican que la lucha por la emancipación de las mujeres no pueden separarse de la lucha por la emancipación del movimiento obrero; esta posición contrasta entonces, con aquella que ha venido imponiéndose en la sociedad, y es la de que la lucha es contra el patriarcado, que la lucha es por el poder femenino, que la lucha, incluso algunos movimientos lo ven así, es contra los hombres, y compas, no puede ser así, no podemos las mujeres tomar las riendas de un Estado inservible, parásito, corrupto y asesino de jóvenes, luchadores y dirigentes sociales; no podemos las mujeres pensarnos nuestra liberación, si continuamos atadas al sistema capitalista de opresión y explotación, no podemos las mujeres luchar solas, por una causa en la que tenemos de nuestro lado a los compañeros dispuestos a hacerse parte de ella, definitivamente ¡no!, los enemigos no son los hombres, el enemigo es el sistema que mantiene viva la ideología machista, que se basa en la propiedad privada y que finalmente nos trata como una más de sus mercancías, en ese sentido la tarea y la necesidad es la de conformar un Movimiento Femenino Revolucionario en Colombia, para ello es necesario crear las condiciones que hagan posible que las mujeres trabajadoras, puedan desatar todo su ímpetu revolucionario, sus capacidades en los diferentes aspectos, incluyendo los de dirección, una organización de masas que permita a las mujeres organizarse, movilizarse y aprender al calor de la lucha misma, una organización con ideología proletaria, que realmente pretenda, se mueva y luche por la liberación de las mujeres, un movimiento donde caben las mujeres trabajadoras, las proletarias, empleadas o desempleadas, las recicladoras, las campesinas, las desplazadas, las que hacen parte de la pequeña burguesía urbana, las intelectuales, las artistas…, y todos aquellos que quieran luchar contra la opresión de la mujer, que defiendan las reivindicaciones inmediatas de las mujeres, como parte de mejorar sus condiciones para la lucha definitiva por acabar con la esclavitud asalariada. Eso es lo que se requiere ahora y se necesitan las cabezas y las manos que dispongan para este fin y esa es la invitación que queremos dejar hoy.

Muchas gracias por la invitación 
K


En los diferentes tipos de sociedades que se han visto, se notó que en el socialismo había un trato especial para que las mujeres se destacaran en lo que mejor se desenvolvieran, liberándolas del yugo marital y las responsabilidades domésticas. Cuéntenos ¿cómo se desarrollaron esas campañas y a que puestos pudieron acceder las mujeres en esa sociedad?

Aunque la pregunta va enfocada en particular al Estado de obreros y campesinos bajo la consigna la emancipación de la mujer solo será posible con la emancipación de la clase obrera, puedo decir que es un poco complejo la explicación del proceso de emancipación, puedo decir que la liberación de la mujer solo se pudo dar en el socialismo, pero en el proceso revolucionario el trabajo realizado por la organización política es fundamental. El Partido debe ser persistente en la lucha de las mujeres, dentro de la organización para desplegar toda su capacidad, también con las reivindicaciones que permitan aun en condiciones bajo la explotación capitalista, no permitir la degradación física y espiritual, lograr mejores condiciones para el trabajo de las mujeres para la revolución. Los Partidos comunistas de Rusia y China comprendieron la importancia de su participación para el triunfo de la revolución. En el Partido las mujeres tienen todas las condiciones para dar la lucha, para ocupar su puesto de combate y para trabajar desde ya por la verdadera liberación. Nombrare tres aspectos importantes los cuales fueron determinantes:

  1. En lo político: 
    La administración del nuevo Estado, ese cambio de la estructura política permitió que las mujeres activamente pudieran participar en los puestos de poder, no fueron cargos exclusivamente para hombres. Con esto el nuevo Estado tenía una labor muy importante de promover y destacar a sus camaradas. La participación de la mujer fue en lucha, estas se ganaron los puestos, incluso las más destacadas en el proceso revolucionario eran las más abnegadas y el enemigo les temía, eran detenidas y exiliadas lo cual no era un impedimento para continuar realizando trabajo para la construcción de la nueva sociedad.
  2. En lo social: 
    Los cambios sociales permitieron a todas las mujeres desarrollar sus capacidades, las primeras medidas que se tomaron en la URSS fueron: 
    a) Entrega de tierras a las campesinas
    b) Mismo derecho de participación y decisión en las asambleas
    c) Licencias por maternidad no menores a un año, socialización de la crianza de los hijos esto dejó de ser una carga y paso a ser responsabilidad del nuevo Estado por medio de las guarderías colectivas que eran sostenidas por este
    d) Mismo salario por un mismo trabajo realizado, se prohibió el trabajo nocturno para las mujeres y en las ramas que afectaran su salud.

En China las condiciones fueron algo diferentes, la labor ideológica fue contundente. Rápidamente se superaron problemas como la hambruna y desnutrición que causaron tantas muertes.

Igualmente se tomaron medidas como: 
a) Mejorar el sistema de salud y garantizar su acceso a toda la población 
b) Se combatió el analfabetismo y la desigualdad notoria en la educación
c) Se aprobó la ley para el matrimonio la cual permitió la libertad del divorcio, y se aumentó la edad para casarse
d) Se aprobó la Ley de Reforma Agraria, la cual permitía a las mujeres heredar o disponer de propiedades agrarias
e) Se terminó con el concubinaje

En particular para el partido y para el presidente Mao había una frase que para mí describe la importancia de la mujer para la emancipación las mujeres sostenían la mitad del cielo.

Para promover a las mujeres el principal objetivo fue: la educación, no solo para las mujeres, sino para toda la sociedad y en la labor de construcción del Partido y de la organización política que dirigía todo, en particular de hombres que preservaban en sus actitudes rasgos machistas del capitalismo.

Quiero destacar hoy solo como ejemplo algunas mujeres que tuvieron participación en cargos en el Estado socialista con el fin mostrar las grandes capacidades que se destacaron, también junto a grandes hombres por la noble causa del comunismo.

Ludmila Pavlichenko: Era una obrera de extracción proletaria, voluntaria para la participación de la infantería francotiradora de la 25 división de fusilamiento del ejército rojo.

Chiang Ching: conocida como Lan Ping, jefe de la Sección de Cine del Departamento de Propaganda del Partido Comunista, compañera del presidente Mao

Aleksandra Kolontái: ministra de educación, primera mujer en asumir un puesto, miembro del Comité Central del Partido en Rusia y votó a favor de la insurrección y de la toma del Palacio de Invierno para el triunfo del Estado Obrero.

Qiu Jin: activista por los derechos a la mujer y de la abolición de los pies vendados, promotora para que las mujeres se animaran a recibir entrenamiento militar, además de aprovechar sus habilidades como escritora y poeta.

Nadezhda Krupskaya: miembro del Partido Comunista, pionera en el desarrollo de las bibliotecas y fundadora del sistema educativo socialista, en marzo de 1915, delegada a la Conferencia Femenina Internacional de mujeres socialistas de izquierda, escribió el folleto La mujer obrera y La instrucción pública y la democracia, entre otros.

Tang Qunying: dirigente como miembro femenino del movimiento de resistencia en Japón, promovió la creación el Diario Vernacular para la Mujer y la creación de escuelas en Hunan para las mujeres y la creación de organizaciones militares de mujeres.

Inessa Armand: secretaría del Comité de Relaciones Exteriores que se formó para coordinar los grupos bolcheviques en Europa occidental, directora de la organización por la igualdad de las mujeres.

Shen Peizhen: Fue miembro destacado de la primera asociación de sufragio femenino de China fundó la Fábrica Central de Artesanías para Mujeres y la Escuela Central de Artesanías para Mujeres en Nanjing.

Valentina Tereshkova: la primera mujer en ir al espacio.

Sesilia Brobovskaya: participó en los comités de partido y en la revolución de octubre, dirigió el consejo de asuntos militares.

Gracias por la invitación
D

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.