Porque trabajamos como esclavos: ¡No a la farsa de negociación del salario mínimo!

Compartir

salario1

Cada fin de año los trabajadores recibimos un triste aguinaldo: una rebaja de nuestro salario real, del salario con el que mercamos, pagamos arriendo, servicios, educación, salud… sin embargo, son tan descarados que lo presentan como un gran «aumento del salario mínimo». El último fue de $28.350 miserables y devaluados pesos mensuales. El mínimo salario que ganamos, a pesar de los trabajos esclavizantes que tenemos, no alcanza ni para la canasta familiar que se calcula en $1´300.000, y contrasta con el sueldo de un parásito Congresista, que se gana al mes $27’929.064 más honorarios y corrupción, es decir, lo de 43 obreros de salario mínimo por ir a dormir al congreso y beneficiar a sus amigos. Esta burla de aumento es acordada entre el Gobierno, los voceros de los patrones y los regalados «líderes» de las centrales sindicales a final de cada año.

Esos jefes vende-obreros de las centrales, han acompañado a Santos en sus dos gobiernos. En el primero porque prometió respetar el derecho a la organización sindical y acabar con la tercerización de las Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA), y en el segundo prometió la paz para todos los colombianos. Sin embargo, en los hechos, este gobierno solo cambió el nombre y forma de las viejas CTA, por lo cual ha sido permanente la persecución a las organizaciones sindicales, la negativa al registro de nuevos sindicatos, la autorización de despidos en masa, el despido de trabajadores con enfermedades profesionales; y todo, con el respaldo – primero– del reconocido traidor Luis Garzón y luego bajo la batuta de la burguesita politiquera Clara López en el Ministerio del Trabajo, una institución para proteger los intereses de los patrones y pisotear los derechos de nosotros los trabajadores.

Como si fuera poco, todos los partidos del SI y del NO, junto con gobernantes y mandamases guerrilleros, alborotan, distraen y prometen al pueblo firmar con una mano la «paz social», mientras con la otra afilan el cuchillo de la Reforma Tributaria que rebaja los impuestos a los ricos y se los aumenta a los pobres. Así, el gobierno premia a las compañías imperialistas con mayores privilegios en impuestos, a pesar de las grandes riquezas que nos saquean en todo el país, mientras a nosotros nos suben el IVA al 19%, aumentan el impuesto a la gasolina (lo que aumenta el precio de todos los productos y del transporte), pone impuesto a pequeños negocios, entre otros. Además, la reforma tributaria se suma a otras formas de descargar en nosotros los trabajadores, el peso de la crisis económica que ellos han generado: cierre de empresas y despidos masivos, tercerización en los contratos de trabajo, y aumento permanente del costo de los servicios públicos, alimentos y demás componentes de nuestra diezmada canasta familiar.

salario2

Los enemigos de los trabajadores han realizado ya algunas reuniones y nosotros los trabajadores nos manifestaremos el 7 de diciembre denunciando su farsa anual para rebajarnos más y otra vez el salario real, situación ante la cual no podemos cruzarnos de brazos, ni esperar a que nos salven quienes allá posan de ser «representantes de los trabajadores» pues ya se sabe que son sirvientes de los patrones y del gobierno. Por eso, no nos queda más camino que movilizarnos, salir a las calles, convocar a nuestras organizaciones sindicales de base a manifestarse ese día en rechazo al mentiroso aumento del salario mínimo, y en su lugar, exigir un verdadero aumento general de salarios para todos los hombres y mujeres trabajadores.

La manifestación del 7 de diciembre es el comienzo de un nuevo envión en la movilización callejera de los trabajadores en el propósito ahora sí de preparar un Paro Nacional Indefinido, sin permitir que las camarillas de las centrales sindicales lo reduzcan a un inofensivo desfile callejero, como lo hicieron este año.

¡NO MÁS PERSECUCIÓN SINDICAL NI DESPIDOS MASIVOS EN BAVARIA, COCA COLA, TRANSMILENIO S.A., AVIANCA, DUNKIN DONUTS, COLFONDOS, EMPRESAS DE LA ENERGÍA!

¡TODOS A LAS CALLES A EXIGIR UN ALZA GENERAL DE SALARIOS!

¡QUE LOS RICOS PAGUEN LOS COSTOS DE SU CRISIS!

¡ATRÁS LA ANTIOBRERA Y ANTIPOPULAR REFORMA TRIBUTARIA!

¡LA PAZ DE LOS RICOS ES GUERRA CONTRA EL PUEBLO!

En Bogotá la cita es a las 9:00 a.m. frente a las instalaciones del patronal Ministerio del Trabajo (carrera 14 No 99-33 Torre REM)


Convocan:
Escuela Sindical María Cano, UGETRANS, Activistas del Comité Pro Federación de Bogotá, SINTRAUPN, Nueva Cultura, Movimiento Revolucionario de Trabajadores, Comité de Lucha Popular de Bogotá, ASOTRECOL, Distribuidores del Semanario Revolución Obrera, SINTRAUNISEGURIDAD, SINDIREDES, SINALTRABEBICOL, ASTOPTSAC, Recicladores Populares de Bogotá.

También te podría gustar...