Contra los Despidos en El Cerrejón Responder con Unidad y Lucha Organizada

Compartir

sintracarbon00

Agradecemos las notas de denuncia enviadas por los compañeros subcontratados de Cerrejón Limited, ya que sus justas peticiones son comunes al conjunto de la clase obrera y su lucha para enfrentar la arremetida patronal ha de servir de enseñanza para el conjunto de la clase obrera.


El Cerrejón Limited es un gran monopolio empresarial, perteneciente en partes iguales a BHP Billiton, Anglo American y Glencore. Es uno de los complejos de explotación de carbón más grandes del mundo. Y está ubicado en el departamento de la Guajira al norte de Colombia.

Aunque siguen obteniendo grandes ganancias por los 32 millones de toneladas de carbón exportadas cada año, actualmente los capitalistas se quejan por una supuesta crisis presentada en el negocio, razón por la cual crearon su famoso «Programa Compite»: una salvaje arremetida contra los obreros subcontratados o llamados tercerizados. Dicho programa contiene varias medidas antiobreras como reducir costos de mano de obra aumentando la sobreexplotación mediante la intensificación del trabajo, ya que labores ejecutadas antes por tres personas, ahora son realizadas por una, y en otro sentido rebajaron los salarios casi en un cuarenta por ciento.

No satisfechos con lo anterior, pretenden acabar con el Sindicato, la Convención Colectiva y seguir entregando nuevos contratos a empresas (subcontratistas) entre las que se encuentran Sodexo, Compass y Aseo Colba, empresas negreras y antisindicalistas que impusieron su famoso pacto colectivo y quien no se lo firmara no podía ser contratado.

Los trabajadores de vigilancia también fueron víctimas de la política patronal ya que después de haber tenido hace dos años un grandioso número de vigilantes sindicalizados, Cerrejón Limited adjudicó el contrato para el servicio de vigilancia a Vise Ltda., empresa reconocida por su actitud antisindical, quien valiéndose de artimañas no negoció el pliego de peticiones presentado en su momento por Sintracarbón, violentando el derecho de negociación colectiva; continuando ahora con el proceso de despido de 11 vigilantes.

No bastándole con lo anterior Vise Ltda., hace uso del pacto colectivo para engañar y dividir a los trabajadores por etnias, entre personal arijuna y wayuu. Diciéndole a las comunidades aledañas y al personal wayuu que labora en vigilancia, que son dueños de los puestos de vigilancia por estar cerca de su área de ranchería: un ejemplo de la vileza de los patronos para dividir, envenenar y enfrentar a los trabajadores. Vejámenes y trampas en la que los compañeros más conscientes no deben caer, es decir, no hacerle juego a las divisiones promovidas por Vise, ya que ello beneficia a la patronal.

Los obreros de El Cerrejón no deben olvidar que las diferencias como de región de donde se proviene, raza, cultura, idioma, color, creencias, sexo, etc., esas son diferencias secundarias y por encima de ellas los obreros hacen parte de una sola clase en el mundo y en Colombia; son hermanos que padecen la condición de obreros asalariados por poseer únicamente la fuerza de trabajo para subsistir; a esa condición se suma el hecho de tener unos comunes enemigos como son las explotadoras clases dominantes, que a la vez son socias del imperialismo, como es el caso de El Cerrejón donde los beneficios quedan para las compañías imperialistas, las migajas de regalías se las queda la burocracia corrupta estatal y para los obreros y la comunidad de la Guajira solo queda hambre y pobreza, enfermedades y el medio ambiente contaminado.

Los obreros de El Cerrejón deben tener claridad que la arremetida antiobrera es planificada y aplicada por Cerrejón Limited, donde las compañías subcontratistas hacen parte de un plan amparado por el Estado, consistente en descargar las consecuencias de la crisis económica que vive el capitalismo en las espaldas de la clase obrera y el pueblo; y para aplicar esa política necesitan dividir a los trabajadores, debilitar su organización e impedir su lucha; por eso todas las empresas subcontratistas actúan como perros de presa aplicando la orientación antiobrera.

En estas circunstancias es necesario que los obreros de El Cerrejón se unan como uno solo, tracen un plan de lucha para confrontar y derrotar el “Programa Compite”. La unidad hace la fuerza compañeros y por eso deben unirse como hermanos de clase, por encima de las diferencias de contrato, labor, especialidad, etnia, región, creencias, etc.
Si los obreros se unen pueden derrotar la arremetida patronal y obtener nuevas victorias, como ya lo han hecho en el pasado, donde por encima de la legalidad jurídica conquistaron el derecho a organizarse sindicalmente y a mantener los puestos de trabajo así culminara el tiempo de contrato con las empresas contratistas.

La lucha de los obreros de El Cerrejón es importante, porque concentra los problemas comunes que martirizan al conjunto de la clase obrera, por lo tanto va más allá de lo que se logre en la región. Los compañeros pueden convertirse nuevamente, en ejemplo de la lucha contra los despidos, la persecución sindical, la rebaja de salarios y por la contratación directa.

Pero los obreros de El Cerrejón no deben limitarse a la lucha económica, porque para alcanzar la emancipación definitiva de la explotación y la opresión es necesario que la clase obrera en Colombia se dote de un Partido Comunista Revolucionario que sepa educar, organizar y dirigir todo el movimiento obrero, que sepa unir en un solo haz todas las manifestaciones de la lucha de clases. Y en la construcción de esa organización los compañeros de El Cerrejón tienen un puesto de combate que ocupar. Construir el Partido de la clase obrera es una tarea urgente, que al concretarla permitirá potenciar de conjunto la lucha de los obreros contra la tiranía de las clases parásitas.

También te podría gustar...