A Propósito de los Acuerdos Entre FECODE y el Gobierno

A Propósito de los Acuerdos Entre FECODE y el Gobierno 1

El 12 de mayo, Fecode anunció un “gran acuerdo” con el gobierno colombiano. En dicho acuerdo, el común denominador son las “comisiones de alto nivel” para “solucionar” los problemas de la educación colombiana. De este modo se da supuestamente salida a las exigencias del gremio docente dentro de las que se destacan: la financiación de la Educación pública; las exigencias de un mejor servicio de salud; de un sistema de ascenso en el escalafón diferente, sin videos ni exámenes, sino con formación y actualización pedagógica de los docentes y por tiempo de servicios; exigencias por el respeto a la vida de los docentes amenazados en el campo y la ciudad; exigencias para defender la pensión del gremio, etc.

Esto no es nuevo, desde el paro de 2015 y desde hace mucho tiempo, hay “comisiones” para vigilar, proponer, hacer proyectos de ley, etc., etc., lo cierto es que al evaluar el cumplimiento de lo pactado, las condiciones del gremio siguen desmejorando, al punto de que ahora toca luchar contra una revisión que Duque quiere hacer a las pensiones de los docentes, donde pretende retirar de la prima de vacaciones y prima Samper de la liquidación pensional, para rebajar aún más el porcentaje en este aspecto. Ello da cuenta de que el método de los dirigentes sindicales falla, que definitivamente en lugar de negociar con el gobierno bajo la presión del paro, prefieren conciliar a la escondida y desunidos.

No es posible entonces, que como en el mismo informe de la CUT realizado en el plantón del magisterio en Bogotá el 30 de mayo, se diga que la negociación se hizo en medio de una realidad difícil; que se hizo separada, por un lado la CUT y por el otro Fecode y, que por ello “se hizo lo que se pudo”. Da vergüenza además ver a los supuestos dirigentes obreros posando sonrientes y unidos con los enemigos como lo hicieron al firmar el tal acuerdo este año; hecho que solo puede interpretarse como de respaldo al gobierno uribista del títere Duque.

A Propósito de los Acuerdos Entre FECODE y el Gobierno 2

No es posible que los dirigentes de Fecode sigan de sirvientes del gobierno al negociar por separado, sabiendo que cuentan con bases firmes y luchadoras y, que son el sindicato más fuerte del país capaz de negociar en unidad con todos lo estatales. Esto solo demuestra que dirigentes como los de Fecode no impulsan la unidad y la lucha del gremio y del pueblo en general, porque su intención no es la de incomodar a los gobiernos, sino la de dividir al movimiento y agradar al patrón que en este caso es el Estado capitalista.

Las condiciones actuales del país, son muy buenas para rebelarse y luchar contra las medidas del gobierno uribista de Duque y en últimas contra el Estado que hoy comanda, porque las clases dominantes están divididas y esa es una reserva de la lucha del pueblo; la situación actual obliga a la unidad de los sectores en lucha, obliga a las masas a salir a las calles para defender sus derechos y conquistar sus exigencias, obliga a las bases a combatir con la fuerza del paro los ataques hacia el pueblo colombiano, aprovechando la debilidad de sus enemigos.

Y así es, las masas se levantan en lucha cada segundo, pero los dirigentes de las centrales y la Fecode, se niegan a ver este aspecto de la realidad y con esto, terminan conciliando con el Estado que no pierde oportunidad para atacar al pueblo colombiano. Por ello estos acuerdos no son más que un contentillo para evitar el paro que ya se venía preparando desde las bases y con los dirigentes intermedios; estos acuerdos aplazaron los problemas que son los mismos del resto del pueblo y apaciguaron –no por mucho tiempo– la rebeldía y furia de las masas, exacerbada por las medidas del gobierno uribista de Duque.

Por eso a la conciliación entre clases, oponer la lucha revolucionaria desde la base es el camino, las bases del magisterio, del sector fabril, del sector salud, de todo el pueblo explotado en el campo y la ciudad deben unirse, encontrarse y ponerse de acuerdo para juntar sus exigencias y conquistarlas con el Paro Nacional Indefinido; es hora de agudizar la lucha contra este asqueroso y podrido Estado burgués, que protege el reino de opresión y explotación.

¡A LAS CALLES, A LA LUCHA, AL PARO, A LA HUELGA!

¡CONTRA LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO URIBISTA DE DUQUE Y POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA, PARO NACIONAL INDEFINIDO!

También te podría gustar...