¡A PARO EL MAGISTERIO COLOMBIANO!

Compartir

¡A PARO EL MAGISTERIO COLOMBIANO! 1

Desde febrero, las centrales sindicales y la FECODE, radicaron ante el gobierno los pliegos estatales, considerando como principales los puntos de salario, defensa de lo público y salud. A la fecha, nada ha podido lograrse, en concreto, los trabajadores de base no saben a ciencia cierta cómo se ha desarrollado la negociación, sin embargo, los maestros y trabajadores estatales han estado en las calles, atendiendo el llamado de movilización conscientes de la necesidad de luchar por sus derechos cada vez más vulnerados.

La dirigencia de FECODE, anunció Paro Nacional el 8 de mayo, un llamado que presionaron las mismas bases, e incluso sindicatos filiales quienes ya habían declarado paros regionales, tal es el caso de Asoinca y Ade; un llamado que sin lugar a dudas atenderá el magisterio colombiano, harto de engaños, persecución sindical y laboral, amenazas y medidas que congelan sus salarios y atentan hasta con su vida, al ser sometidos a un sistema de salud precario y asesino.

Un llamado, que llenará las calles del país con trabajadores que confían en el camino de la lucha, pero desconfían de sus dirigentes, quienes han traficado con los intereses de las bases, sometiéndolas a nuevas evaluaciones para poder subir el salario y a pírricos aumentos a plazos, con puntos que ni siquiera piensa cumplir el gobierno de la falsa paz, que tanto han apoyado estos dirigentes.

Es necesario que el magisterio colombiano y los trabajadores del sector estatal, tomen en sus manos las riendas de esta lucha, impidiendo que los dirigentes manejen a su antojo la negociación y que la reduzcan al simple aumento de salario anual; esta negociación debe resolver de una vez por todas el asunto de salud, del pago de cesantías y pensiones y para el nuevo estatuto (1278), el aspecto de la evaluación o concurso docente, eliminándolo por completo y acogiéndose al asenso por estudios, por tiempo trabajado, por difícil acceso, etc., tal y como lo establece el estatuto 2277.

De ahí que el llamado a la base del magisterio colombiano, es a PARAR sin dejarse confundir con llamados de apoyo a la paz de los ricos que ha dejado decenas de muertos solo en lo que va corrido de este año; sin dejarse llevar por revocatorias o campañas electoreras, que terminan desviando los objetivos del paro y llevando a las bases a marchar a la cola de uno u otro politiquero. PARAR combativamente, pero esta vez vigilando el avance de la negociación, exigiendo que se conforme un comité negociador con dirigentes confiables, elegidos en asambleas, conocidos por los mismos trabajadores y que actúen a referéndum de las asambleas locales y regionales como forma de garantizar una negociación que responda realmente a los intereses del magisterio y de los trabajadores estatales en general.

Porque la crisis no debe ser descargada sobre los empleados públicos, ni sobre la clase obrera en general: MAGISTERIO NACIONAL EN PIE DE LUCHA.

También te podría gustar...