Estado policial en Túnez: cinco días de disturbios en el barrio tunecino de Sidi Hassin

Estado policial en Túnez: cinco días de disturbios en el barrio tunecino de Sidi Hassin 1
La policía atacó a los manifestantes en el centro de Túnez, quienes se defendieron.

Tomado de Tunisia Resistant, 14 de junio 2021, traducción de Revolución Obrera.

Hace seis días la policía descendió en el suburbio de la capital Sidi Hassin deteniendo a un joven que murió bajo custodia policial después de unas horas. El barrio se calentó de repente y la gente salió a la calle para atacar la comisaría local y se produjeron refriegas. La policía llevó a cabo ataques violentos utilizando una gran cantidad de gas lacrimógeno, y se abalanzó sobre la multitud con su monovolumen para detener a la gente. Durante estos descensos se filmó a un grupo de policías mientras golpeaban a un joven, más tarde un policía lo desnudó, dejando al chico totalmente desnudo mientras seguía golpeándolo intentando meterlo en un monovolumen. Finalmente el chico de 15 años fue detenido.

Durante las tres noches siguientes el barrio fue testigo de fuertes enfrentamientos entre los jóvenes y la policía, mientras que en el país se extendió la ira contra esta brutalidad policial que recordaba a los oscuros tiempos de los regímenes de Bourguiba y Ben Ali.

El presidente de la República en persona intervino en el asunto y convocó al primer ministro, ya que también es el ministro del Interior ad interim, y al ministro de Justicia para expresar su profundo descontento por este asunto. Es seguro que el Presidente de la República utilizó este episodio para ganar terreno en la actual crisis institucional entre la propia presidencia de la república por un lado y el gobierno y la presidencia del parlamento por otro. El efecto inmediato de este encuentro fue que el joven fue realimentado sin ningún tipo de cargos contra él por el contrario va a perseguir legalmente al policía que ahora está suspendido de sus funciones.

El movimiento de izquierda y revolucionario convocó una manifestación para el sábado 12 de junio desde Sidi Hassin hasta el Ministerio del Interior en el corazón de la capital: Avenida Habib Bourguiba. La manifestación estaba encabezada por la familia del chico asesinado dos días antes llevando pancartas y camisetas con su rostro y pidiendo justicia, en la que participaron dos centenares de personas, principalmente jóvenes.

Estado policial en Túnez: cinco días de disturbios en el barrio tunecino de Sidi Hassin 2

Los manifestantes se encontraron con una enorme presencia policial que bloqueaba el camino hacia el ministro del Interior, por lo que comenzaron a gritar consignas contra la brutalidad policial y el gobierno.

Al cabo de un rato la policía empezó a golpear a la gente con el objetivo de sacarla de la Avenida Bourguiba, considerada el «escaparate» para los turistas y la burguesía local donde según el gobierno no debería haber lugar para mostrar los verdaderos problemas y contradicciones del país, pero esta vez fue más difícil para la policía cumplir con su deber: decenas de chicos y chicas se resistieron a la violencia policial lanzándoles lo que encontraban en la calle (ver el video aquí).

La pelea terminó por la noche, algunas personas fueron detenidas y se convocó otra manifestación para el 14 de junio con el fin de obtener la liberación de todos. Mientras tanto las refriegas continúan por la noche en Sidi Hassin y también se extienden a otros barrios proletarios como Ettadhamen.

Al igual que en enero-febrero durante la última revuelta juvenil, el movimiento revolucionario sigue en la senda de intentar unir el movimiento proletario del barrio con el movimiento político y estudiantil del «centro».

Estos nuevos acontecimientos confirman una vez más lo erróneos que son los análisis reformistas y pequeñoburgueses al referirse a la situación política tunecina como una «transición democrática» tras el levantamiento popular de 2010/2011 o la llamada «revolución» como la denominan los reformistas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.