Declaración Conjunta del Primero del Mayo – Otros partidos y organizaciones mlm

Declaración Conjunta del Primero del Mayo - Otros partidos y organizaciones mlm 1

Para información de los lectores de nuestra prensa, publicamos la Declaración Conjunta ¡EL MUNDO VIEJO ESTÁ EN DESCOMPOSICIÓN, TENSAR LAS FUERZAS PARA LOGRAR EL NUEVO!, hecha con ocasión del Primero de Mayo, por varios partidos y organizaciones marxistas leninistas maoístas.

En esta Declaración, más allá de las posiciones que diferencian e identifican a los partidos y organizaciones firmantes, se señalan varias cuestiones fundamentales sobre las cuales los marxistas leninistas maoístas del mundo han venido expresando posiciones esencialmente comunes. Posiciones tales como, frente al sistema mundial imperialista, su estado de descomposición y declive; rechazo a la guerra en Ucrania, por ser una guerra reaccionaria maquinada por todos los imperialistas, que a su vez, ha mostrado la felonía de los revisionistas alineados con el imperialismo ruso; reconocimiento de la potente agudización de la lucha de clases mundial y con ella el ímpetu combativo de las fuerzas de la Revolución Proletaria Mundial; la ineludible necesidad de la actuación dirigente de los comunistas al frente de esas fuerzas de masas, indispensable para conquistar el triunfo no por vías constitucionales burguesas, sino por la vía del pueblo armado en la guerra popular; la urgente necesidad de construir y fortalecer auténticos partidos comunistas en cada país, y de resolver el problema de su unidad internacional, acometiendo en lo inmediato la organización de una Conferencia Internacional Unificada de los marxistas leninistas maoístas…

Decimos que son posiciones esencialmente comunes sobre cuestiones fundamentales, pues también hay que reconocer que entre los marxistas leninistas maoístas existen divergencias en su formulación, así como en otras cuestiones, algunas de principio, no expresamente relacionadas en las Declaraciones y Comunicados específicamente elaboradas para el Primero de Mayo. Esto revela una verdad objetiva del movimiento consciente: a pesar de que los marxistas leninistas maoístas en general han logrado deslindarse del revisionismo —oportunismo de derecha avakianista, hoxhista, trotskista, jrushchevista…— existen distintos matices que los dividen ideológica y políticamente, que los mantienen dispersos, que los seducen a realizar pronunciamientos por aparte en el día internacional del proletariado, una fecha que por su contenido, debiera por el principio del internacionalismo, exigir a los marxistas leninistas maoístas pronunciarse en común frente a su clase, frente a las fuerzas que deben dirigir y a las cuales deben infundir la conciencia comunista.

Al examinar el contenido de las Declaraciones, Comunicados y Mensajes emitidos por los marxistas leninistas maoístas el Primero de Mayo, nos convencemos más de que existe una base fundamental común de unidad, una base mínima de principios, que posibilita apoyarse en ella, para librar la lucha de líneas sobre las divergencias, tratándolas como contradicciones en el seno del pueblo; que posibilita organizar una Conferencia Internacional verdaderamente unificada, reconociendo que en lo inmediato es subjetivo pretender que una Línea General sea la base de unidad de todos los marxistas leninistas maoístas, a no ser que se identifiquen las posiciones de un matiz con esa Línea General, y a sus integrantes, con todo el universo de los marxistas leninistas maoístas, lo cual, no pasaría de ser un cañonazo con pólvora mojada en la lucha por la unidad internacional de los comunistas.

En una situación análoga, pero en las condiciones del movimiento obrero de Europa y América, si en 1864 Marx y Engels hubieran eludido la situación objetiva y subjetiva de la clase obrera, y hubieran pretendido su asociación internacional sobre la base del Manifiesto Comunista publicado desde febrero de 1848, no obstante su contenido correcto, científico y revolucionario, y habiendo sido ellos mismos sus autores, no se hubiera logrado constituir la Asociación Internacional de los Trabajadores, sino prolongar la situación donde «el olvido de los lazos fraternales que deben existir entre los trabajadores de los diferentes países y que deben incitarles a sostenerse unos a otros en todas sus luchas por la emancipación, es castigado con la derrota común de sus esfuerzos aislados». Esa experiencia enseñó, que la Asociación Internacional de los Trabajadores sobre la base de un programa más amplio —Preámbulo de los Estatutos de la Internacional— fue el camino correcto para que a través de la acción conjunta y la discusión, se triunfara en la organización de partidos políticos de la clase obrera, esos sí unidos por el Manifiesto Comunista.

Si en el momento crucial actual triunfa el sectarismo, también será castigado con la derrota común de los esfuerzos aislados de los marxistas leninistas maoístas.


¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡EL MUNDO VIEJO ESTÁ EN DESCOMPOSICIÓN, TENSAR LAS FUERZAS PARA LOGRAR EL NUEVO!

“Vivimos momentos históricos, cada uno sabe que es así, no nos engañemos. Debemos en estos momentos poner en tensión todas las fuerzas para enfrentar las dificultades y seguir cumpliendo con nuestras tareas. Y ¡conquistar las metas!; ¡los éxitos! ¡la victoria!. Eso hay que hacer”.
Presidente Gonzalo, Discurso 1992

En los “momentos históricos” que estamos viviendo, la crisis del sistema imperialista mundial se profundiza cada día más. Más allá de las crisis de los últimos años, hoy es una crisis que demuestra con mayor claridad y contundencia que los proletarios del mundo, y con ellos todas las fuerzas comunistas y revolucionarias, se encuentran en una nueva situación, frente a nuevos tiempos. La descomposición y decadencia del imperialismo son evidentes. Y así como la descomposición y decadencia del imperialismo es históricamente necesaria e inevitable, también lo es la resistencia, la lucha y la revolución realizadas por las masas de los pueblos, bajo la dirección del proletariado y sus Partidos Comunistas. Es importante tener esto bien en cuenta lo que el Presidente Mao Tsetung enfatizó: “Todo lo reaccionario es lo mismo; si no le pegas, no se cae”. Por lejos que llegue el proceso de descomposición del imperialismo, por profunda que sea su crisis: ¡solo a través de la revolución proletaria, solo a través del aplastamiento de los viejos aparatos estatales, solo a través de las revoluciones de nueva democracia y socialistas para el establecimiento de la dictadura conjunta bajo la dirección del proletariado y su partido y la dictadura del proletariado, será barrido de la faz de la Tierra!

Concretamente, los comunistas en todos los países del mundo, se enfrentan a diferentes tareas que están determinadas en cada caso por la situación concreta de la revolución en cada país. Pero, los comunistas para la realización de la revolución, así como para la constitución o reconstitución del partido proletario contra el imperialismo y sus ladrones, verdugos e incendiarios de la guerra de rapiña, de la guerra injusta, tienen tareas generales comunes que deben asumir en lo sentido y al servicio de la Revolución Proletaria Mundial, del proletariado internacional y del Movimiento Comunista Internacional. Afirmamos la necesidad del Partido Comunista para que el proletariado dirija las revoluciones de nueva democracia, socialistas y culturales. Esto debe quedar claro para nosotros, ésta es la garantía de la victoria. En este 1º de mayo de 2022, Día Internacional de Lucha del Proletariado, que se desarrolla en tiempos tan convulsos, expresamos nuestra certeza y optimismo de que los comunistas de los diferentes países tengan claridad sobre estas tareas, no duden en actuar y abordar las respectivas tareas con determinación. Saludamos a los comunistas y sus luchas, la dirección que dan y por la que luchan en todo el mundo; asimismo, queremos conmemorar con motivo del 1º de mayo a los héroes y heroínas de las filas del ejército del proletariado mundial. Llevaron la vida en la punta de sus dedos y la dieron por la gran meta bajo la cual nos unimos y luchamos por alcanzar: el por siempre dorado comunismo.

Incluso el gran Federico Engels no dejó dudas sobre el carácter que el 1º de mayo, como día internacional de lucha del proletariado, debe tener para los comunistas, llamándolo explícitamente un “espectáculo militar” del proletariado, en el que “las fuerzas movilizadas se movilizan como un solo ejército, marchando y luchado bajo una bandera por el próximo objetivo”. Son los comunistas los que pueden dar mayor perspectiva a las masas, es la dirección de los comunistas la que se necesita para dirigir de manera organizada y planificada la inagotable y gigantesca fuerza de las masas contra el imperialismo y toda reacción. Son las masas las que hacen la historia y los comunistas deben ser siempre “los más avanzados del proletariado”, como afirmó el Presidente Mao Tsetung.

Este 1º de mayo de 2022, es el primer día de lucha del proletariado internacional desde que la reacción en el Perú, bajo el mando del imperialismo estadounidense y con la colaboración activa de la LOD, implementó su siniestro plan de asesinar al Presidente Gonzalo. Este acto vergonzoso despertó indignación en todo el mundo y los comunistas, con motivo de este magnicidio, expresaron su indignación, su disgusto y su justificado odio de clase en mítines, campañas, declaraciones y acciones entre las masas. En esta ocasión, nos reafirmamos en la todopoderosa verdad del marxismo-leninismo-maoísmo probada por el Presidente Gonzalo de la invencibilidad de la guerra popular. Este 1º de mayo de 2022 nos muestra: que las filas del ejército proletario crecieron en el último año, que siguió organizándose, que los comunistas pudieron avanzar donde hacen guerra popular o lucha armada para transformarlas en guerra popular a pesar de las condiciones a menudo complejas y donde luchan por la reconstitución de sus partidos, que se unieron más a las masas y llevaron a las masas con fuerza la necesidad de la reconstitución del Partido Comunista.

La crisis del imperialismo, su descomposición y declive, se refleja más claramente en los problemas en los que se sumerge cada vez más el imperialismo de los Estados Unidos. Sin embargo, el imperialismo yanqui sigue siendo la superpotencia imperialista hegemónica única a nivel mundial. La soberbia del imperialismo yanqui en busca de imponer su hegemonía mundial dividiendo el mundo en seis US-Comandos y como mantiene o despliega sus fuerzas militares y armas de destrucción masiva no solo en los países oprimidos hasta de la misma Europa, sino también en muchos países imperialistas como parte de las fuerzas de la OTAN y en el Japón, la soberbia como utiliza su dominación financiera y monetaria para imponer sanciones económicas que afectan no solo a quien van dirigidas directamente sino a sus propios “socios” o “aliados” y como viola sus compromisos muestra que el imperialismo yanqui no tiene amigos sino solo enemigos. Esta hegemonía está evidentemente en problemas, perdiendo fuerza y siempre en contradicciones más profundas con las naciones oprimidas del mundo, con el proletariado y las masas dentro del propio país, así como con sus competidores imperialistas. El imperialismo de los EE.UU funge como auto denominado policía contrarrevolucionario mundial y sigue siendo el enemigo principal de los pueblos del mundo. En el pensamiento y sentir de las masas, el imperialismo está enormemente desacreditado, por supuesto en especial el imperialismo estadounidense, pero no solo él, sino también el imperialismo como sistema mundial. Al mismo tiempo, caen en la confusión aquellos sectores de masas entre los cuales las ideologías y teorías pequeñoburguesas tenían gran resonancia. Esta es también una señal de la crisis del imperialismo, que está desarrollando su crisis ideológica integral, parte de la cual es la crisis del reformismo y el revisionismo. Los comunistas deben ver esto muy claramente, porque el oportunismo tratará de darse “nuevas” máscaras y tratará de congraciarse con las masas de una manera “nueva”. Pero los comunistas aprovecharán la crisis ideológica del imperialismo y aquí también sabrán pelear por la dirección, combatiendo su ofensiva contrarrevolucionaria general enarbolando, defendiendo y aplicando el marxismo-leninismo-maoísmo para crear un frente amplio de masas bajo la dirección del proletariado a través de su Partido Comunista, para sustraer a los sectores pequeñoburgueses de las masas de la influencia de los reaccionarios y convertirlos en una fuerza aliada del proletariado. El revisionismo se alinea tras bastón de mando del imperialismo, pues son quienes levantan campañas a favor del imperialismo ruso y el socialimperialismo chino pretendiendo confundir al proletariado, sin embargo, su discurso es débil, como su ideología burguesa, que se desvanece cuando el proletariado aplica el marxismo-leninismo-maoísmo.

Ante las recurrentes crisis de sobre-producción, la creciente pauperización de las masas y la siempre creciente acumulación del capital, éste busca febrilmente nuevas oportunidades de inversión para continuar con su explotación productiva, que incluye las supuestas energías “verdes” y “renovables”, descargando sus mayores costos sobre las espaldas de las masas y al mismo tiempo intensifica la explotación de la fuerza de trabajo asalariado incrementando la plusvalía relativa y absoluta y el saqueo del pueblo a través de la exportación de capitales, la deuda, la inflación y la reducción de servicios para las amplias masas, mientras se incrementan todo tipo de subvenciones e infraestructuras para las empresas de los grandes monopolios del capital financiero. Pero vimos las rebeliones en Chile encendidas por los aumentos de precios en el transporte público, en Colombia revueltas masivas contra la “reforma tributaria”, como se vio las protestas de los chalecos amarillos en Francia que encontraron en el aumento de los combustibles una causa importante y también en el momento actual los imperialistas se enfrentan a la respuesta justificada de las masas contra el peso de la crisis. Al mismo tiempo, el mundo está siendo barrido por oleadas de luchas de masas por el tema de la alza general de los precios y de la salud, por la salud integral de las masas y contra las medidas anti-democráticas que los imperialistas y sus lacayos intentan imponer bajo el pretexto de “combatir la pandemia”. En relación con esta ola internacional de luchas populares, la resistencia se levanta cada vez más contra las tendencias de la reaccionarización que, según las condiciones concretas, puede ser de centralización absoluta en el Ejecutivo o de absolutismo presidencialista o el fascismo, y la militarización.

Es incuestionable: ¡la burguesía ya no puede simplemente continuar como antes, las masas populares se enfrentan a todas las preocupaciones importantes y muchas veces logran la victoria sobre los reaccionarios! Ejemplos destacados de la lucha de las masas, y al mismo tiempo señales de fuego del nuevo período de revoluciones dentro de la nueva era, son las luchas de las masas campesinas. Así en la India y el Brasil vemos sus tremendos movimientos y poderosas manifestaciones. En India, más de 250 millones participaron en la gran huelga general y el movimiento fue el movimiento campesino más duradero en la historia del país. Las naciones oprimidas están luchando con ellos, por lo que las masas en Malí infligieron fuertes derrotas a los imperialistas de la llamada Unión Europea (UE). El Presidente Mao declaró: “Sean cuales fueren las clases, partidos o individuos de una nación oprimida que se incorporen a la revolución, tengan o no conciencia de este punto, lo entiendan o no en el plano subjetivo, basta con que luchen contra el imperialismo para que su revolución sea parte de la revolución mundial socialista proletaria, y ellos mismos, aliados de éste” (Sobre la Nueva Democracia). Incluso en los países imperialistas, las nacionalidades oprimidas se rebelan y luchan. Así Irlanda sigue clamando por la unidad nacional y el fin de la ocupación, en Corcega miles volvieron a salir a las calles para rebelarse contra las decisiones de la justicia de clase francesa. Así vemos que las principales fuerzas de la Revolución Proletaria Mundial lanzan sus filas a la lucha cada vez más resueltamente, y también su fuerza dirigente, el proletariado, obviamente está entrando en un nuevo gran ciclo de lucha de clases. Las luchas por sus intereses cotidianos están ganando en alcance y agudeza, muchas de estas disputas están dando saltos a las luchas políticas, como las huelgas de los trabajadores portuarios italianos para impedir los envíos de material de guerra imperialista a Ucrania. Cada vez con más frecuencia, sectores enteros de las masas proletarias actúan de forma independiente y son capaces de liberarse de las viejas garras del reformismo, signo claro del avance de las condiciones subjetivas de la revolución.

En esta nueva situación, las luchas del proletariado serán presa de una nueva conciencia de sus grandes tareas políticas, principalmente la tarea pendiente y atrasada de la constitución o reconstitución de los Partidos Comunistas. Vemos que los comunistas están aumentando sus esfuerzos para arraigarse profundamente en el proletariado y también darán todo para dar este salto con la clase obrera. En todas estas luchas y movimientos, entre las masas de las naciones oprimidas, entre los campesinos y las masas del proletariado y los pueblos, las guerras populares en la India, en Filipinas, en Turquía y en el Perú son las que abren brecha al camino que tiene que transitar la Revolución Proletaria Mundial. Dan confianza a los comunistas, elevan el optimismo y dan importantes lecciones e inspiración al Movimiento Comunista Internacional. Los comunistas hacen todo lo posible para propagar su ejemplo a seguir por las luchas armadas y otras formas de lucha que hay en el mundo, apoyarlos y difundir el Internacionalismo Proletario con su ejemplo.

En un vano intento por superar la crisis a más largo plazo, la burguesía está recurriendo a un fin parcial de la política económica que denominó “neoliberalismo” y está promoviendo una política económica de mayor intervención del Estado en la economía como expresión clara del capitalismo monopolista de Estado. Esta es una ley de preparación para la guerra, y los imperialistas están preparando la nueva guerra imperialista mundial por nuevo reparto. Porque la vieja y única superpotencia hegemónica, los EE.UU., debe afirmar su supremacía, mientras el social-imperialismo chino se prepara cada vez más para su sueño de llegar a ser superpotencia y disputar la hegemonía mundial. Rusia, la superpotencia atómica imperialista, está tratando de romper el cerco de sus rivales encabezados por los Estados Unidos. La Rusia imperialista busca desesperadamente defender o, en su caso, restablecer el dominio semicolonial y la zona de influencia del socialimperialismo, agitando la bandera de los viejos zares de la “Gran Rusia”. Esta contienda por nuevo reparto encontró sus expresiones sangrientas en el pasado reciente en Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia y Siria. Ahora se manifiesta con una nueva fase de guerra en Ucrania. La historia reciente de opresión y explotación semicolonial y colonial de Ucrania se remonta al revisionismo que restauró el capitalismo en la Unión Soviética y debe entenderse como parte del proceso de descomposición y bancarrota del social-imperialismo soviético de los años 60 a los 80.

Luego, en los 1990 pasa a ser semicolonia del imperialismo ruso principalmente y a partir de los 2000 la disputa imperialista por sustraerla de este dominio con los imperialistas yanquis y alemanes, etc. se hace más aguda hasta los sucesos del “Maidam” y el cambio de régimen en Ucrania por uno a favor del imperialismo yanqui a partir del 2014. Con lo cual, Ucrania deja de ser una semicolonia dependiente principalmente del imperialismo ruso en lo político, económico, militar, etc. a ser una semicolonia dependiente principalmente del imperialismo yanqui y la a contienda imperialista por Ucrania entró a una situación de guerra.

Con la guerra de agresión imperialista de Rusia, esa guerra entra en una nueva fase, en la situación en Ucrania se expresan fundamentalmente dos contradicciones: nación-imperialismo (contradicción principal) y contradicción interimperialista (contradicción secundaria), y tres fuerzas: las invasoras del imperialismo ruso y sus aliados dentro y fuera de Ucrania, los imperialistas yanquis y alemanes (OTAN) con sus lacayos ucranianos entre los cuales están fuerzas neonazistas, y la nación oprimida Ucrania. Los ladrones y sabuesos imperialistas tienen en común que quieren llevar a cabo sus intereses sobre las espaldas del pueblo ucraniano, impedir el desarrollo de Ucrania como una nación y tratar de subordinar completamente el país a sus intereses en pugna. Las masas están resistiendo heroicamente contra la dominación extranjera imperialista, ahora enfrentando la guerra contra la invasión del imperialismo ruso, están luchando por una Ucrania libre y autodeterminada, contra la injerencia y la servidumbre imperialistas, contra los golpistas apoyados por Estados Unidos en Kiev, pero principalmente contra la invasión imperialista rusa.

Las justas y grandes metas de esta lucha del proletariado y pueblo ucraniano se lograrán ciertamente si se logra forjar un frente democrático y patriótico que pueda expulsar del país a los imperialistas rusos y sus lacayos, conjurando la intervención de los otros imperialistas que bajo el pretexto de la ayuda a Ucrania quiere sustituir al invasor imperialista ruso por su propia dominación imperialista del país. Los imperialistas están tratando de crear confusión entre las masas por medio de la histeria, en nombre de una guerra nuclear inminente, además de maquinaciones y patrañas de parte a parte. Intentan paralizar a las masas para atraerlas a sus siniestros planes de guerra. Sin embargo, como enseña el Presidente Mao, incluso “la bomba atómica es un tigre de papel” y los comunistas, especialmente en la actualidad, deben basarse firmemente en el principio de que o la revolución conjura la guerra imperialista o la guerra imperialista atiza la revolución. Y es deber de los comunistas luchar por impedir la guerra mundial, lo que solo es posible mediante la lucha revolucionaria por el derrumbe de los gobiernos imperialistas y sus lacayos, de dar guerra revolucionaria a la guerra imperialista. El Presidente Mao nos llamó a estar preparado para enfrentar la guerra de agresión imperialista, las guerras imperialistas, la guerra mundial imperialista con armas atómicas, llamó a hacer todo los preparativos para enfrentar todas las dificultades que se nos presente desarrollando la revolución con hacer la guerra popular, que implica llevar a cabo las revoluciones de nueva democracia, las socialistas y hasta las culturales. Con la guerra popular podemos enfrentar todas las dificultades y tener la respuesta para el momento preciso en que se presenten, sino estaremos a merced de los acontecimientos. Con guerra popular barreremos al imperialismo y la reacción de la faz de la Tierra dentro del “período de los 50 a 100 años” contados desde los inicios de la década de los 60 del siglo pasado previsto por el Presidente Mao. Los maoístas sabemos lo que tenemos que hacer y cual es nuestra tarea en la presente situación del mundo y en el nuevo período de revoluciones en que se está entrando la historia mundial.

El año transcurrido desde el pasado 1º de mayo trajo grandes tareas para los comunistas de todo el mundo y los enfrentó a importantes desafíos. Las condiciones objetivas continuaron madurando y, en correspondencia, las condiciones subjetivas para la revolución se desarrollan favorablemente siguiendo la ley del desarrollo desigual y es necesario que los comunistas, lo que hoy significa ser marxista-leninista-maoístas, asuman las tareas que les espera con la nueva situación. Esto incluye, especialmente en los países imperialistas, la superación del espíritu de círculo como una de las grandes tareas, forjando el frente acorde con las tareas de reconstitución del Partido Comunista, que debe dirigir. Resaltamos nuestra comprensión de lo que enseña el Presidente Mao Tsetung, que los comunistas y revolucionarios buscan la unidad, mientras que el revisionismo y el oportunismo buscan la división. Insistimos en el establecimiento de la unidad del proletariado rojo a través de la discusión y la lucha de dos líneas, y entendemos esta tarea no solo como una tarea que enfrentan los comunistas a nivel nacional, sino también internacional. Porque nuestra tarea es poner la bandera roja de la Revolución Proletaria Mundial y el marxismo-leninismo-maoísmo en la punta de lanza de las luchas del proletariado y los pueblos del mundo. Esto es lo que las masas exigen de nosotros. Pero para eso, nuestras filas deben estar unidas, para eso necesitamos una unidad que nos permita dar nuevos pasos, más firmes y más altos. La unidad de los comunistas es muy importante por eso tenemos que realizar la Conferencia Internacional Maoísta Unificada, para dar nacimiento a una Nueva Organización Internacional del Proletariado. Esto es lo que se requiere de nosotros. Podemos emprender esta tarea con certeza y confianza, porque su necesidad es obvia, las circunstancias claman por ello. El proletariado y los pueblos lo demandan con firme voluntad. Para este propósito, mostremos el “espectáculo del ejército” del 1º de mayo, con “las fuerzas movilizadas” del proletariado y uniéndonos bajo este objetivo – ¡Unirse bajo el maoísmo!

¡VIVA EL 1º DE MAYO, LEVANTAR EN ALTO LA BANDERA ROJA INVENCIBLE! 
¡ABAJO CON LA GUERRA IMPERIALISTA! ¡VIVA LA GUERRA POPULAR! 
¡UNIRSE BAJO EL MAOÍSMO! 
¡ADELANTE A LA CONFERENCIA INTERNACIONAL MAOÍSTA UNIFICADA!

Firmantes: 
Partido Comunista del Perú 
Partido Comunista de Brasil (Facción Roja) 
Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo 
Partido Comunista de Colombia (Facción Roja) 
Comité Bandera Roja – RFA 
Comités para la fundación del Partido Comunista (Maoísta) de Austria 
Partido Comunista Maoísta – Estado Francés 
Partido Comunista Maoísta – Estado Español 
Comité Maoísta Finlandia 
Servir al Pueblo – Liga Comunista de Noruega 
Fracción Roja del Partido Comunista de Chile 
Onda Roja (Dinamarca) 
Núcleo Revolucionario para la Reconstitución del Partido Comunista de México (NR-PCM)

[Observación: Los comunistas austriacos tienen algunas diferencias en el análisis de la situación política en Ucrania].

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.