Declaración Conjunta del Primero de Mayo 2022

ACLARACIÓN NECESARIA

Declaración conjunta 1M

A la clase obrera de Colombia y el mundo, les damos a conocer el comunicado del Partido Comunista de la India (maoísta) sobre el Primero de Mayo, suscrito además por otros partidos y organizaciones marxistas leninistas maoístas.

Es una costumbre de hace ya varios años de los comunistas, que como parte de la conmemoración del día internacional de la clase obrera, diferentes partidos y organizaciones comunistas se unan para enviar de conjunto un mensaje revolucionario a la clase obrera.

Este año, a través de los camaradas del Partido Comunista Maoísta de Italia, recibimos la invitación para adherir al Comunicado propuesto por el Partido Comunista de la India (maoísta). Nos hubiera encantado firmar una Declaración conjunta con los partidos y organizaciones que respaldaron el Comunicado propuesto, pues apoyamos firmemente la Guerra Popular en la India como la más destacada avanzada de la Revolución Proletaria Mundial en la actualidad, y reconocemos su heroica y correcta dirección por parte Partido Comunista de la India (maoísta), al que admiramos por su histórico ejemplo de lucha contra los enemigos de la Revolución en la India y contra sus quintas columnas oportunistas.

Sin embargo, a pesar de que compartimos sus posiciones en muchos asuntos de la situación internacional y de las tareas de los comunistas revolucionarios, no pudimos adherir con nuestra firma al Comunicado propuesto por los camaradas de la India, por divergencias en algunos aspectos de su contenido que chocan con nuestras apreciaciones de la situación actual y posiciones programáticas.

Tal es el caso de generalizar la existencia de la “burguesía burocrática compradora” en todos los países oprimidos, concepción equivocada pues omite la existencia de una burguesía que en algunos países oprimidos adquiere carácter monopolista y vendedora si se permite el término (tal como un sector de la burguesía india, socia y dueña mayoritaria de la principal siderúrgica mundial como ArcelorMittal, o como en Colombia el monopolista Grupo Empresarial Antioqueño – GEA que explota fuerza trabajo no solo en Colombia sino en otros países de América).

Igualmente, consideramos equivocada la idea de que la contradicción entre el proletariado y la burguesía es exclusiva de los países imperialistas, como queda expresado en el párrafo dedicado a las contradicciones en ese tipo de países, y aunque describe la lucha de los trabajadores en la India, aparece como una lucha anti-imperialista; es decir, el Comunicado deja la impresión de que esta lucha real del proletariado contra la burguesía, despareciera en los países oprimidos; contradicción que además se agudiza y se ha convertido en la principal contradicción en los países oprimidos capitalistas como Colombia, por no hablar de otros países capitalistas no imperialistas como Irlanda.

A lo anterior, hay que agregar, nuestro desacuerdo con términos tales como “globalización”, “neoliberalismo”… que hemos criticado porque pensamos corresponden a las teorías socialdemócratas que oscurecen la conciencia de las masas, por ser eufemismos para ocultar con palabras, la extensión y profundización de las relaciones capitalistas en el mundo, el recorte de las conquistas obreras alcanzadas por el proletariado internacional en el siglo XX, y la imposición de las más brutales medidas de saqueo y opresión contra los países oprimidos.

Finalmente, como ya lo habíamos hecho público, divergimos con la propuesta del Partido Comunista de la India (maoísta), frente a qué hacer en la situación actual de la unidad internacional de los marxistas leninistas maoístas. Los camaradas insisten en un Foro o foros internacionales que si bien consideramos necesarios y correctos, no son suficientes ni corresponden a las urgentes exigencias actuales de la situación objetiva de la lucha de clases, ni a las condiciones subjetivas que hacen posible luchar ya por concretar la unidad internacional de los marxistas leninistas maoístas sobre una base fundamental de principios, a lo cual sí corresponde la necesidad de organizar una Conferencia Internacional Unificada, llamado central de Declaraciones Conjuntas de partidos y organizaciones marxistas leninistas maoístas en el Primero de Mayo de los últimos años; sin embargo, el Comunicado ni siquiera menciona esta necesidad, pero saluda a quienes han respaldado su iniciativa del Foro.

Por lo anterior, consideramos que no se trataba propiamente de firmar una Declaración o Mensaje conjunto de los marxistas leninistas maoístas, sino de adherirse a la posición de los camaradas del PCI(m). Por consiguiente, teniendo en cuenta las anotaciones hechas, nuestro Comité de Dirección tomó la decisión de no firmarla, no sin lamentar nuevamente el hecho de no haberse configurado una Declaración de todos los partidos y organizaciones marxistas leninistas maoístas, que a pesar de las diferencias que existen, pueden enviar un mensaje común al proletariado mundial en su día internacional.

Dicho esto, queda claro que el no suscribir el Comunicado que se reproduce a continuación, no corresponde a una posición sectaria, pues como hemos dicho desde nuestras páginas, consideramos que existe una base de unidad general mínima, que nos permite no solamente suscribir un Comunicado, sino avanzar hacia una Conferencia unificada de los marxistas leninistas maoístas. Seguiremos luchando por la unidad del Movimiento Comunista Internacional deponiendo cualquier interés mezquino o sectario y luchando por elevar el nivel de unidad para avanzar a la tan anhelada y urgente Internacional Comunista.


Tomado de Maoist Road, 30 abril 2022.

¡Viva el Primero de Mayo Rojo!

¡La tarea inmediata del proletariado mundial y de las fuerzas marxista-leninista-maoístas es aprovechar la situación revolucionaria en desarrollo a nivel internacional, destruir el imperialismo destructor y establecer el socialismo, donde no hay lugar para la guerra!

El Primero de Mayo es el día en que el proletariado mundial expresa su determinación de luchar. Es el día en que el proletariado evalúa la balanza de poder por la libertad, la independencia, la igualdad y la soberanía y moviliza todas sus fuerzas para luchar incansablemente y con aún más determinación. En este día, renueva su compromiso para la victoria de las revoluciones proletarias en los respectivos países y por ende la de la Revolución Socialista Mundial. Con motivo de este Primero de Mayo, nosotros dirigimos el saludo rojo al proletariado mundial, en lucha incesante contra el imperialismo.

Está en la naturaleza del imperialismo destruir el mundo, el ambiente y los pueblos. Sobrevive sólo a través de destrucción permanente. El imperialismo, creador del letal Corona virus, ahora está reestructurando sus economías como parte de las políticas de globalización para superar la crisis económica y financiera y descargar todo su peso sobre los pueblos. En los países atrasados de Asia, África y América Latina colabora con las clases burguesas burocráticas y compradoras y los grandes terratenientes y saquea indiscriminadamente recursos naturales, mano de obra barata y mercados, en nombre del capital y la tecnología, con pactos forzados y desiguales. Sin embargo, no parece estar recuperándose de su crisis. La recesión, la inflación y el desempleo se han intensificado. Toda la vida de los pueblos, la salud y la educación, está en crisis y los pueblos enfrentan dificultades extremas. Crece la desigualdad entre ricos y pobres. La economía estadounidense dependiente de la guerra instiga innumerables guerras en todos los rincones del mundo para vender armas a cambio de superganancias. La vida se ha vuelto muy dura y los pueblos se rebelan. Para reprimirlos, el imperialismo apoya a las fuerzas fascistas. Debido a las políticas destructivas seguidas por el imperialismo, las contradicciones fundamentales a nivel internacional e interno se están intensificando y se están desarrollando condiciones revolucionarias.

Contradicción entre el imperialismo y los pueblos y nacionalidades oprimidos

Los pueblos de varios países atrasados luchan valientemente contra la globalización imperialista y los gobiernos que no garantizan trabajo, educación, salud y otras estructuras básicas similares sino que provocan alto costo de vida. Las nacionalidades oprimidas luchan contra la supresión de las nacionalidades. La retirada de las tropas estadounidenses que han oprimido a Afganistán durante los últimos 20 años es uno de los acontecimientos importantes del año pasado. En Afganistán en 2021, Estados Unidos sufrió una derrota como la de Vietnam en 1975. Estos acontecimientos muestran que si el pueblo lucha con firme determinación, los ejércitos imperialistas modernos deben retirarse. Por ejemplo en India, las luchas militantes de diferentes clases y sectores sociales, poblaciones tribales y nacionalidades oprimidas se desarrollan contra las políticas neoliberales del gobierno brahmánico Hindutva de Modi patrocinadas por las multinacionales. Los trabajadores luchan unidos contra los cuatro códigos introducidos para sustituir la legislación laboral, contra la privatización, contra el sistema de contratos ocasionales, el control de la inteligencia artificial, la carga de trabajo de los trabajadores, el aumento de la jornada laboral, la caída de los salarios reales, las pésimas condiciones laborales y recortes en los programas de bienestar para el salario mínimo y garantizar el empleo. El éxito sin precedentes de la huelga general convocada por los sindicatos el 28 y 29 de marzo, con el amplio apoyo de las organizaciones campesinas, es una señal de unidad obrero-campesina.

Contradicción entre burguesía y proletariado en los países imperialistas

Para superar su crisis, el imperialismo explota al proletariado y a la clase media. Utiliza tecnología de inteligencia artificial para eliminar trabajos estables y programas de bienestar, exacerba la carga fiscal sobre las personas al extremo. Las restricciones de COVID incluso después de la crisis de la pandemia, la pérdida de empleos, el aumento de las horas de trabajo, la disminución de los salarios y el alto costo de vida están impulsando a los proletarios, oficinistas, estudiantes y activistas ambientales a movilizaciones y huelgas a gran escala. En varios países, las manifestaciones obreras están tomando una forma militante.

Contradicción entre los países imperialistas

El nuevo presidente de EE. UU., Joe Biden, está tomando e implementando decisiones extremadamente agresivas para apoyar la hegemonía mundial en declive de EE UU. Para controlar a Rusia y China que se perfilan como rivales imperialistas, ha apoyado la hegemonía de la OTAN y los países del G-7; ha fortalecido el «QUAD»; ha formado el «AUKUS». Pero Europa no está en condiciones de colaborar con EE.UU. Alemania y Francia dependen de las importaciones de petróleo y gas de Rusia. Por otro lado, está interviniendo en los asuntos taiwaneses y la creciente disputa de ejercicios militares chinos y estadounidenses en el mar de Taiwán está haciendo que esas aguas sean cada vez más peligrosas. Rusia y China firmaron un acuerdo de cooperación militar. Las tensiones y conflictos entre los países imperialistas han alcanzado un nivel de intensidad sin precedentes desde el final de la Guerra Fría. En este proceso, Rusia ha lanzado una guerra de agresión contra Ucrania. EE UU no cumplieron sus promesas a Rusia y ha ampliaron la OTAN, por la fuerza o con halagos, a 30 países; anunciaron que también se uniría Ucrania, que sería la tercera fuerza militar más grande de Europa en la OTAN; realizaron ejercicios militares conjuntos en Ucrania; han desplegado fuerzas militares, barcos y misiles en apoyo de Ucrania; Rusia respondió desplegando un ejército de 50.000 en las fronteras de Ucrania y las contradicciones imperialistas precipitaron y condujeron a la guerra agresiva de Rusia contra Ucrania, que se desarrolla de manera devastadora desde dos meses. Las negociaciones entre Rusia y Ucrania fracasaron el 12 de abril. Sin duda, la guerra traerá más destrucción, empujará a la gente a una opresión y crisis insoportables. El proletariado mundial y demás clases y nacionalidades oprimidas sufren los juegos de los países imperialistas por sus intereses económicos y hegemónicos.

Se avecina el peligro de una Tercera Guerra Mundial

La guerra que ha estallado en forma de guerra de agresión rusa contra Ucrania es una guerra imperialista. Ucrania es un señuelo en manos de Estados Unidos. Nuestro partido llama a los trabajadores, campesinos, clases medias y demás clases y nacionalidades oprimidas a condenar la guerra. Llama a los proletarios de todo el mundo, a las clases y nacionalidades oprimidas a hacer suyas las enseñanzas de Karl Marx y Friedrich Engels según las cuales «el proletariado no tiene nación… Los comunistas de todas partes siempre apoyan todo movimiento revolucionario contra el sistema político-social (capitalista) existente» «¡trabajadores de todos los países, uníos!» así como la enseñanza del gran maestro marxista Lenin, «… el proletariado consciente no apoya a ninguno de los lobos de la horda imperialista…», y a no tomar partido por ningún país imperialista en guerra. Los pueblos del mundo están librando luchas militantes exigiendo la retirada de la OTAN dirigida por EE.UU., para oponerse a las devastadoras maniobras de EE.UU. en apoyo de su hegemonía mundial en declive, que hacen de Ucrania un peón a sacrificar, para el fin inmediato e incondicional de la agresión rusa a la Ucrania, como es aspiración los pueblos del mundo, y la retirada de las tropas rusas. Se están desarrollando condiciones revolucionarias. Es tarea del proletariado mundial aprovechar de esto e intensificar la lucha antiimperialista, presionar a Putin. Si Rusia recurre a la guerra nuclear y estalla la Tercera Guerra Mundial, el proletariado debe sacar lecciones de la gran experiencia de la Revolución de Octubre, de la victoria de todas las clases y nacionalidades oprimidas dirigidas por el proletariado bajo la dirección de los camaradas Lenin y Stalin en 1917, quienes transformaron la Primera Guerra Mundial en una guerra civil, y cosechar esta herencia, derrocar al gobierno de Putin, establecer un nuevo y superior gobierno socialista bajo la dirección del proletariado. Los pueblos oprimidos de EE. UU. y los países europeos deben desarrollar movimientos militantes bajo la dirección del proletariado, pidiendo el fin de la instigación de Ucrania en esta guerra. Si la alianza de Estados Unidos y la OTAN desencadena la Tercera Guerra Mundial, deben convertirla en una guerra civil.

Asimismo, el proletariado de la nueva potencia socialimperialista china debe aprender de esto. Nuestro partido llama al proletariado mundial y a los pueblos oprimidos para que protejan al pueblo ucraniano que huye como refugiados con espíritu humanitario. El proletariado y el pueblo oprimido de Ucrania deben denunciar a los partidarios de la OTAN, especialmente las políticas proimperialistas pro-EEUU-UE del gobierno de Zelensky, que ha convertido el país en un satélite de la OTAN, especialmente de los imperialistas yanquis. Deben transformar la guerra que les imponen los imperialistas en guerra civil, para defender la soberanía de su país y la supervivencia de su nacionalidad. El pueblo ucraniano oprimido, dirigido por el proletariado, debe luchar contra todo tipo de imperialismo y conquistar la soberanía. Las nacionalidades y poblaciones oprimidas de las Repúblicas de Donetsk y Luhansk en Donbass deben realizar su futuro sobre la base de sus propias fuerzas, dirigidas por el proletariado, y no sobre el imperialismo ruso. Los pueblos de los países atrasados deben luchar por la revocación de todo tipo de acuerdos, incluidos los acuerdos militares, de los gobiernos compradores con los países imperialistas. El único camino y tarea inmediata del proletariado mundial y las fuerzas marxistas-leninistas-maoístas para lograr la liberación de la explotación y opresión imperialista y establecer la paz en el mundo es barrer el imperialismo de la faz de la tierra y establecer el socialismo, donde no hay lugar para guerras.

Para cumplir esta tarea es necesario conformar una Organización Revolucionaria Proletaria Internacional adecuada, de acuerdo a las condiciones concretas actuales. En los últimos tiempos, grupos y organizaciones de vanguardia en todo el mundo están respondiendo a la necesidad actual de las masas trabajadoras y se están consolidando progresivamente para brindar un liderazgo unitario en las luchas por su liberación, por el socialismo, por las revoluciones de nueva democracia y las luchas de liberación nacional. Entre estos se están desarrollando unidad y solidaridad. Es un acontecimiento positivo que algunas organizaciones maoístas comparten sobre la necesidad de construir un foro internacional y hayan pedido una acción inmediata en esta dirección. Este es un signo del desarrollo de la fuerza subjetiva del proletariado mundial. En base a esto, creamos foros internacionales unidos con un plan específico para brindar un liderazgo unido para combatir todo tipo de ataques y guerras de los imperialistas, para establecer la paz en el mundo, especialmente en Ucrania, y para la lucha antiimperialista. Avanzamos en la Revolución Socialista Mundial. Unámonos cada vez más en esta dirección.

Communist Party of India (Maoist)
Communist Party of Turkey/Marxist-Leninist
Construction Committee of the Maoist Communist Party of Galicia 
Maoist Communist Party – Italy
Communist Party of Nepal (Revolutionary Maoist)
Communist (Maoist) Party of Afghanistan
Communist (Maoist) Party of Afghanistan – Shola Jawid
El Kadehines Party – Tunisia
Maoist Revolutionary League – Sry Lanka
Revolutionary Communists (RK) of Norway
Revolutionary Collective Britain (Formerly RVM)
Red Road Maoist Group of Iran
Communist Party of Switzerland (RedFraction) 
Poder Proletario Organización Partidaria MLM Colombia


Notas publicadas en Maoist Road para el debate sobre la Declaración del PCI(m) y respaldada por varios partidos

Mayo 2 de 2022

Del Partido Comunista de Nepal (maoísta-revolucionario)

…algunas sugerencias respecto a algunos términos de la declaración.

Hay algunos errores ortográficos y gramaticales, corregirlos. Parece mejor sustituir la naturaleza del imperialismo por la característica del imperialismo. Sugerimos sustituir la palabra países atrasados por países oprimidos. Es mejor utilizar el término clases oprimidas enteras en lugar de clase media, los comunistas generalmente no utilizan este término. Nos parece mejor utilizar el término economía estadounidense belicista en lugar de economía estadounidense dependiente de la guerra. Creemos que el Coronavirus creado por el imperialismo necesita ser elaborado para estar de acuerdo con la parte restante de la frase. El movimiento de liberación nacional es una mejor terminología en lugar de la lucha de liberación de la nacionalidad. Creemos que Rusia y China han declarado la cooperación estratégica, no la cooperación militar. Además, la declaración debe llamar a todas las fuerzas comunistas, patrióticas y progresistas de todo el mundo a construir un frente único internacional antiimperialista. Una vez que escribimos nacionalidad oprimida no es necesario escribir tribal, etc.

Sugerimos añadir tres consignas.

Trabajadores de todos los países, ¡uníos!

¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo!

¡Viva el internacionalismo proletario!

Del Partido Comunista de Filipinas

El CPP se solidariza con el PCI (maoísta) y los cofirmantes de su declaración del 1 de mayo de 2022. Creemos que la declaración presenta una imagen clara de los contornos generales de la situación internacional y hace oportunos llamamientos a la clase obrera de todo el mundo para que dirija las luchas contra el sistema capitalista, la opresión imperialista, el fascismo y todas las formas de reacción.

La declaración, sin embargo, contiene algunos puntos, aunque secundarios, que son incongruentes con algunos puntos de vista del PCP. Teniendo en cuenta que la declaración ya está en su forma final y firmada por otros partidos, hemos optado por renunciar a firmar la declaración en este momento.

Saludos cordiales,

Marco L. Valbuena, Jefe de Información 
Partido Comunista de Filipinas

A efectos de debate, el CPP quisiera hacer las siguientes observaciones con respecto a la declaración conjunta:

  • La declaración señala correctamente cómo Estados Unidos y la OTAN utilizaron a Ucrania como «cebo» para provocar a Rusia. Sin embargo, a pesar de esta premisa, describe la acción de Rusia como una «guerra de agresión», lo que denota algo no provocado, y oscurece el hecho anterior de la agresión de EE.UU. y la OTAN. De acuerdo con el análisis presentado en la declaración, creemos que es más exacto describir la acción de Rusia como una «contra-agresión».
  • La declaración no aborda suficientemente la continua intervención de EE.UU. y la OTAN en Ucrania (especialmente los 3.000 millones de dólares de ayuda militar de EE.UU. y la entrega de grandes cantidades de artillería en las últimas semanas, rematada por un acuerdo de «préstamo-arrendamiento» de 33.000 millones de dólares aprobado hoy por el Congreso de EE.UU.) que ha prolongado la guerra y ha socavado las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania. En la declaración tampoco se mencionan los bombardeos de la artillería ucraniana contra la ciudad de Klimovo, en la región de Briansk, dentro de Rusia. La declaración hace un llamamiento a los trabajadores y al pueblo para que condenen la guerra y exijan a Rusia la retirada inmediata de sus fuerzas, pero no pide igualmente que se ponga fin a la continua intervención y provocación de Estados Unidos, lo que puede interpretarse como un apoyo a la estrategia estadounidense de fortificar sus fuerzas militares en Ucrania para cercar completamente a Rusia.
  • La propuesta de construir una «Organización Revolucionaria Proletaria Internacional» es mejor tratarla primero en discusiones formales bilaterales o multilaterales de partido a partido con propuestas y planes concretos, antes de declararla en una declaración para su circulación general. El CPP cree que es posible construir una organización internacional de partidos comunistas iguales e independientes después de amplias discusiones y esfuerzos para construir un foro internacional mediante el cual construir la unidad ideológica, política y organizativa del MLM. En primer lugar, hay que aclarar que debe haber una regla de consenso bajo los principios del marxismo-leninismo-maoísmo y del internacionalismo proletario, en lugar de la toma de decisiones por mayoría de votos y el centralismo democrático que siguen los partidos comunistas individuales y anteriormente las internacionales comunistas antes del surgimiento de los partidos iguales e independientes tras la disolución de la III Internacional en 1943. La regla del centralismo democrático no ha ayudado a los esfuerzos por construir un centro proletario internacional.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.