Afganistán: conmemoramos el segundo aniversario de la muerte del camarada Zia

Afganistán: conmemoramos el segundo aniversario de la muerte del camarada Zia 1

Tomado de Maoist Road Traducción de Revolución Obrera

Hace dos años, el camarada Zia falleció debido a una enfermedad y cayó en el sueño eterno. El camarada Zia prestó valiosos servicios al movimiento comunista (marxista-leninista-maoísta) en Afganistán y en todo el mundo durante sus luchas de vida.

El camarada Zia, con una comprensión de principios del (MLM) y de la Revolución Cultural China y con un análisis de principios de la Revolución Cultural China, resumió correctamente la historia del Partido Comunista Chino e identificó las profundas desviaciones ideológico-políticas de los revisionistas que se arrastran dentro del Partido Comunista Chino. En el segundo aniversario de la muerte del camarada Zia, honramos su memoria.

El camarada Zia es la primera figura maoísta en Afganistán que enarbola la bandera de la línea de principios del camarada Akram, que había estado enterrada bajo las cenizas durante muchos años, en el país, y que desarrolla esta línea. El camarada Zia fue la primera figura maoísta en el país que dio prioridad a la creación del Partido Comunista de Afganistán y que estableció el Partido Comunista de Afganistán. El camarada Zia es la primera figura maoísta del país que reconoce el maoísmo como la tercera etapa de la evolución marxista-leninista-maoísta, y asistió y participó activamente en la amplia reunión de 1993 en la que se adoptó el Documento del Marxismo-Leninismo-Maoísmo. El camarada Zia utilizó el marxismo-leninismo-maoísmo (entonces pensamiento de Mao Zedong) como guía de su pensamiento y acción. Antes, nadie se atrevía a levantar esta bandera, nadie se atrevía a crear una organización y un partido sobre esta base, pero él tenía este valor moral y revolucionario (pese a que Akhgar tenía un plan para crear un Partido Comunista en Afganistán, no lo llevó a cabo y acabó cayendo en el hoxhismo). En resumen, el Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán reivindica con orgullo el desarrollo de la línea marxista-leninista-maoísta y el estudio del movimiento comunista de Afganistán como el resultado de los esfuerzos del camarada Zia.

El camarada Zia es la primera figura maoísta en Afganistán que identificó correctamente los trazos revisionistas de la «Nueva Síntesis Avakianista» del Partido Comunista Revolucionario de Estados Unidos, y con una aguda lucha de dos líneas con el Comité Central del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán enfrentó a esta línea revisionista y disparó contra la «Nueva Síntesis Avakianista».

El camarada Zia es la primera figura maoísta en Afganistán que se levanta contra el revisionismo de la «vía Prachanda» y la profunda desviación del «pensamiento Gonzalo», y que lleva a cabo sus luchas en este campo de manera ejemplar.

Para conocer mejor y con mayor precisión al camarada Zia, repasaremos brevemente su vida política, para que la joven generación del país y todas las fuerzas revolucionarias puedan comprender adecuadamente esta figura y saber dónde y cómo comenzó sus luchas y cómo llegar a la elevada cima del maoísmo, además de cómo fue capaz de dirigir adecuadamente el Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán durante 17 años.

Una visión general de las luchas políticas del camarada Zia en Afganistán

En este estudio, trataremos de describir la vida política del camarada Zia, tal como fue, y mostrar cómo el camarada Zia pasó de las luchas nacional-religiosas y nacionalistas a la lucha de clase revolucionarias, y dirigió y orientó correctamente a la organización en la senda del marxismo-leninismo-maoísmo. No hay que ser como los liquidadores imaginativos, que a veces presentan al camarada Zia como un maoísta infantil y lo rebajan al nivel de un claudicador. Sin embargo, ambos movimientos de los liquidadores tienen una raíz común, y es: el subjetivismo combinado con el liquidacionismo. Hay que ser objetivo y analizar cada problema con el método del materialismo dialéctico.

La vida política del camarada Zia ha pasado por tres etapas:

1) La etapa inicial de las luchas del camarada Zia 
2) Su período de lucha dentro de la APLO (Organización Popular de Liberación de Afganistán)
3) Su período de lucha después de la APLO

Repasamos brevemente las tres etapas:

La etapa inicial de las luchas del camarada Zia:

Durante este período, el camarada Zia sintió en sus propias carnes el chovinismo nacional de la clase dominante de la nación pastún y comenzó su lucha contra el chovinismo de la clase dominante desde un punto de vista nacionalista. En ese momento sus puntos de vista se limitaban a las luchas nacional-religiosas y nacionalistas.

El camarada Zia quería ir a Quetta, Pakistán en 1977 para ampliar su lucha, pero no llegó a este destino y fue detenido por la clase dominante en la provincia de Kandahar y enviado a la prisión de Kandahar. La prisión de Kandahar fue una buena escuela para el camarada Zia. En la cárcel de Kandahar se dio cuenta de que la opresión nacional estaba estrechamente ligada a la opresión de clase, y que no se podían erradicar otras opresiones sin resolver la opresión de clase. Fue a partir de aquí cuando el camarada Zia rompió con la perspectiva nacionalista y sus luchas adquirieron una orientación nacional-clasista.

El camarada Zia fue liberado bajo fianza a mediados de 1978, seis meses después del golpe de la banda del Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA).

En el momento en que el camarada Zia salió de la cárcel, el grupo del difunto Majid acababa de separarse del «Grupo Revolucionario Popular de Afganistán». El camarada Zia se unió a este grupo tras varias comunicaciones y reuniones, y siguió siendo uno de los partidarios del difunto Majid durante su vida e incluso después de su muerte. El camarada Zia lanzó una lucha armada contra el régimen golpista mercenario ruso tras la creación de la APLO.

La lucha del camarada Zia en la APLO:

Después de que el camarada Zia se unió a la APLO, fue uno de los defensores más acérrimos de Majid y del programa de la APLO. Cuando Majid fue detenido y ejecutado sin juicio por el régimen criminal y fascista, el Dr. Hadi Mahmoudi con su grupo se separó de «APLO» y estableció la «Organización para la Liberación de los Verdaderos Patriotas» (SAVO). En este tiempo, cayó en manos de «nuevos pensadores» y el camino de lucha de «APLO» tomó la dirección islámica:

«Anunciando las posiciones de la APLO», que era de hecho el «programa de los nuevos pensadores» defendía públicamente la Revolución y la República Islámica. El camarada Zia respondió al desafío «anunciando las posiciones de APLO» como una línea sin principios y como una lucha democrática antinacional, siendo su «declaración de posiciones» revisionista. En otras palabras, las luchas intraorganizativas del camarada Zia comenzaron con la emisión de «Anunciando las posiciones de APLO’s».

Cuando la «APLO» se interesó por los revisionistas chinos, el Comité Central de la «APLO», en ausencia del camarada Zia, sugirió al Líder Supremo que se enviaran a China al menos diez cuadros de alto nivel para su formación como futuros dirigentes de Afganistán. La decisión se encontró con una fuerte oposición del camarada Zia. Y cuando la pesada carga cedió ante los ocupantes del socialimperialismo «soviético» y al régimen títere en las montañas, el camarada Zia lo calificó de flagrante traición y luchó contra ello dentro de la «APLO». En tal situación, el camarada Zia seguía creyendo que «APLO» era una organización de «liberación» y consideraba sus luchas como luchas de liberación nacional.

En 1982, la resolución de la primera conferencia de la sección de Gharchistan de APLO expresaba su evaluación de «APLO» de la siguiente manera:

«La Organización de Liberación del Pueblo Afgano, como organización revolucionaria fundada en respuesta a la urgente demanda de la clase obrera del país, tiene una difícil tarea para preparar y establecer el papel dirigente de la clase obrera en la nueva revolución democrática». Y a la altura de estas tareas se requiere una fuerte determinación organizativa. Las desviaciones ideológicas, que de hecho expresan la rendición de clase, destruyen la determinación política de la organización y olvidan su fuerza organizativa, y, por lo tanto, allanan el camino a la vulnerabilidad organizativa y a las tendencias de rendición nacional en sus diversas formas».

La resolución dice explícitamente: «Insta a todas las secciones de la organización a abstenerse de métodos pasivos y liberales a este respecto y a defender enérgicamente la «política nacional y revolucionaria independiente» 1 de la APLO debe ponerse en pie».

1 La "política nacional y revolucionaria independiente" es una política que busca integrar el pensamiento del proletariado con un resultado democrático y bajo la apariencia del Islam

La segunda conferencia de la sección de Gharchistan de la APLO, que se celebró el 13 de mayo de 1984, también insistió en la cuestión mencionada. Esta cuestión muestra que hasta ese momento el camarada Zia no había comprendido plenamente la teoría de los tres mundos del revisionismo, ni había llegado a la convicción de que la «APLO» no es una organización liberadora, sino una organización entreguista.

La razón principal de esta confusión es que el pensamiento del camarada Zia no había alcanzado aún el nivel racional de conocimiento del marxismo-leninismo-maoísmo (entonces de Mao Zedong). Sin embargo, el camarada Zia libró su implacable lucha contra la sumisión y la rendición, así como contra el revisionismo de la teoría de los tres mundos dentro de la «APLO» y en la conferencia general de la «APLO» se posicionó firmemente contra el espíritu de sumisión y rendición y las tendencias revisionistas de la teoría de los tres mundos de la «APLO». Las luchas del camarada Zia llevaron a Qayyum a establecer un «Comité de Investigación de la Rendición» y a entregar la responsabilidad al camarada Zia. Del mismo modo, Qayyum promovió al líder camarada Zia a miembro del buró político y le dio la responsabilidad militar de «APLO». Sin embargo, este ascenso no tuvo ningún efecto en las luchas del camarada Zia contra la rendición y en la obtención de relaciones con China. Continuó estas luchas con vigor e investigó la rendición. Los ocupantes del socialimperialismo y su régimen dictatorial no habían terminado cuando la delegación de la APLO dirigida por Sh. Ahangar regresó de China e hizo una propuesta a los revisionistas chinos para que el líder de la APLO y el oficial militar visitaran China. El camarada Zia se opuso enérgicamente a esta propuesta y tomó una posición contra el revisionismo de la teoría de los tres mundos. La postura del camarada Zia provocó el debate más controvertido con la dirección de la APLO.

Para sortear estos debates, la dirección de «APLO» asignó al camarada Zia la asistencia a la conferencia de Ginebra en nombre de «APLO». «APLO» había considerado el viaje del camarada Zia a Europa en favor de «APLO» de dos maneras:

1- Es muy probable que el camarada Zia no regrese a Afganistán. Y 2- Como la mayoría en el Comité de Ginebra suscribe la teoría de los tres mundos, el camarada Zia seguramente será influenciado por dicha teoría, dejando de lado la discusión de la teoría de los tres mundos. Pero las cosas no salieron como había planeado la APLO, y cuando el camarada Zia llegó a Europa, primero comenzó su investigación sobre el Comité de Ginebra. Cuando el camarada Zia se dio cuenta de que la teoría de los tres mundos formaba la mayoría de este comité, no se puso en contacto con él en absoluto y, en cambio, asistió al tribunal de París y al de Hamburgo. Fue allí donde el camarada Zia se puso en contacto con los representantes de los partidos comunistas de Perú, Turquía e Irán y discutió e intercambió opiniones.

En una discusión con el Partido Marxista-Leninista de Turquía, el camarada Zia criticó la posición de APLO sobre la teoría de los tres mundos y sus rendiciones. La postura del camarada Zia fue bien recibida por los representantes del Partido Comunista Turco, y se decidió profundizar y ampliar esta comunicación. Este viaje alegró al camarada Zia y le permitió comprender mejor el marxismo-leninismo-maoísmo, y supo que no había nada en común entre el pensamiento del marxismo-leninismo-maoísmo (pensamiento Mao Zedong) y la teoría de los tres mundos, y que la teoría de los tres mundos era una teoría contrarrevolucionaria.

El Partido Marxista-Leninista de Turquía sugirió al camarada Zia que la «APLO» trabajara por la creación del Partido Comunista en Afganistán y participara en la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Comunistas (Marxista-Leninista y del Pensamiento de Mao Zedong en 1984).

El camarada Zia, después de planificar su viaje a Europa y presentar informes detallados de este viaje a «APLO», la dirección de «APLO» en lugar de aceptar esta oferta y asistir a la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas-Maoístas (entonces de pensamiento Mao Zedong), por el contrario pensó en preparar un viaje a China. Cuando el camarada Zia se dio cuenta de que la dirección de «APLO» no estaba en absoluto interesada en formar el Partido Comunista y participar en la conferencia de 1984, y se inclinaba más por los revisionistas chinos, el camarada Zia se mantuvo firme en la lucha contra la línea reaccionaria de «APLO» y dejó dejar de luchar. Hizo todo con seriedad dentro de «APLO». Fue en esta época cuando el camarada Zia tomó posición resuelta contra la teoría de los tres mundos como límite entre el marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong y el revisionismo.

Durante su viaje a Europa en 1985, el camarada Zia se dio cuenta exactamente del papel del Partido Comunista dirigido por el proletariado, y después de regresar a Europa, tomó una fuerte posición contra la «política nacional independiente» y el revisionismo de la teoría de los tres mundos. Esto hizo que el camarada Zia trazara la línea entre el marxismo-leninismo y Mao Zedong y rompiera con la línea de la APLO al ser una línea reaccionaria.

Por lo tanto, el camarada Zia anunció la ruptura de su relación con la APLO y el 3 de abril de 1986 fundó el «Núcleo Revolucionario de los Comunistas de Afganistán».

La lucha del camarada Zia tras «APLO»

De hecho, la diferencia fundamental entre el camarada Zia y la APLO era trazar la línea entre la revolución y la contrarrevolución y el marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong, y la teoría revisionista de los tres mundos. La razón por la que el camarada Zia se separó de la «APLO» fue para trazar esta línea. Después de separarse de la APLO, el camarada Zia se centró más en la estructura de la formación marxista-leninista-maoísta (entonces pensamiento de Mao Zedong). El camarada Zia fundó en primer lugar el «Núcleo Revolucionario de los Comunistas de Afganistán», profundizando en las relaciones con los partidos marxista-leninistas-maoístas y especialmente con el MRI. La medida del camarada Zia supuso un duro golpe para las relaciones de la APLO con los revisionistas chinos. Por ello, se despertó la ira de la dirección de «APLO» contra el camarada Zia y la sección deGharchistán bajo su dirección. La dirección de la «APLO» decidió que debía detener las luchas del camarada Zia de cualquier manera posible, incluso si podía destruirlo físicamente. Basándose en esta decisión, atacaron brutal y reaccionariamente la casa del camarada Zia y le prendieron fuego. Afortunadamente, el camarada Zia no estaba en casa. Este bárbaro ataque no tuvo ningún efecto en las luchas del camarada Zia contra la rendición y la teoría de los tres mundos. El camarada Zia se mantuvo firme como una montaña y llevó a cabo sus luchas ideológico-políticas en el periódico «La Voz de la Revolución» de manera correcta y con principios contra la rendición y las tesis revisionistas y criticó las líneas desviaciones y revisionistas de la «APLO» y la «Organización de Liberación de Afganistán». Para más información sobre este tema, se pueden consultar los números tercero, cuarto y quinto de La Voz de la Revolución en la página web del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán.

El camarada Zia escribió en su crítica a la «APLO» que:

«Los términos científicos marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong son producto de los ambientes sociales avanzados de los dirigentes del proletariado y los comunistas del mundo, y no tenemos derecho a confinar sus conceptos y términos revolucionarios a los formatos limitados e inadecuados de nuestras lenguas locales. Pero cuando lo hacemos y damos a nuestras inadecuadas y limitadas formas lingüísticas nacionales una capacidad superior a su capacidad social e histórica, existe la «política nacional independiente» como una política nacionalista burguesa en toda regla. En otras palabras, el aspecto internacional de los términos científicos del marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong se destruye completamente y se convierte en un término nativo y local que ya no tiene ese significado internacional, y el contenido interno de esos términos se pierde, y como resultado, la ideología que puede ser expresada por estos términos no son la ideología del proletariado internacional, es decir el marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong, que será una «ideología nacional revolucionaria» y la política que se formule sobre la base de esta ideología ya no será una política internacionalista del proletariado, sino una «política nacional independiente»». (Tercer número de la Voz de la Revolución – 1986)

La discusión mencionada muestra la completa separación del camarada Zia de la «APLO» y de la «política nacional independiente de la APLO» Hasta 1985, defendió el programa y la «política nacional independiente» de la APLO. Obsérvese esta discusión:

«La sección de Gharchistán de la APLO, en la primera fase de su actividad, desde el momento de la conferencia de los activistas de la sección hasta el establecimiento de la «Conferencia Nacional de la APLO», pertenecía aparentemente a la facción de los partidarios de la APLO. En particular, fue incapaz de hacer avanzar la lucha ideológico-política de los comunistas contra la política revisionista. Esto hizo que la cuestión de la lucha contra la rendición, que había sido planteada por este sector como la cuestión principal y la lucha principal, se convirtiera en un asunto completamente interno de la «APLO» y, finalmente, los representantes de este sector se sentasen junto a los traidores en la «conferencia general» de la «APLO».

Por otro lado, la lucha de la parte de Gharchistán contra la rendición de «APLO» fue básicamente más política y no partió de una comprensión profunda de las bases ideológico-políticas de la rendición de «APLO». Por esta razón, todos los esfuerzos realizados por este sector contra la rendición, y puede decirse que tuvo un papel positivo hasta cierto punto, no resultaron capaces de proteger a las formaciones de este departamento de la influencia de la capitulación…» (La cuarta y quinta voz de la revolución– julio y agosto de 1986 – Página 23)

En 1986, el camarada Zia rompió con todos los pensamientos e ideas de la APLO como línea reaccionaria burguesa-nacionalista y fundó el «Núcleo de los Comunistas Revolucionarios de Afganistán».

Fue esta ruptura la que pulió completamente los fundamentos ideológico-políticos del camarada Zia y lo guió por el camino correcto y de principios del marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Zedong. Esta fue una ruptura definitiva que hizo que el camarada Zia realizara su tarea teórica más fundamental (el plan propuesto del Partido Comunista de Afganistán): el camarada Zia escribe en el séptimo número de Voice of Revolution en la página 2 del número de diciembre de 1986:

El «Núcleo Revolucionario de los Comunistas de Afganistán», que considera que su tarea teórica más básica es la formulación del programa propuesto del Partido Comunista de Afganistán y su tarea práctica más básica la de asegurar la unidad de las fuerzas marxistas-leninistas-maoístas sin pensar en la creación de un partido comunista en Afganistán, no puede lograr su gran e histórico logro sin organización y movimiento organizado.

Fue después de esta ruptura que el camarada Zia, en el undécimo número de la «Voz de la Revolución«, rechazó la «política nacional independiente» de la APLO como una política contrarrevolucionaria, y la calificó como un rechazo total del internacionalismo proletario. En la segunda página del undécimo número de «La Voz de la Revolución«, el camarada Zia examina la cuestión de la «política nacional independiente» como sigue:

«Cuando examinamos el programa de la «APLO», vemos cómo empezó con la prioridad de «establecer una identidad nacional y revolucionaria y llevar a cabo una revolución en el propio país» por encima de «un vínculo inquebrantable con el movimiento obrero mundial» y, finalmente, en lugar del principio básico del internacionalismo proletario, consiguen «una acción nacional y revolucionaria independiente», es decir, posiciones nacionalistas burguesas».

Fue esta profunda disociación ideológico-política la que llevó al camarada Zia a concluir que ninguna revolución podría triunfar sin las tres armas de la revolución (el Partido Comunista, el Ejército Popular y el Frente Nacional Unido dirigido por el Partido Comunista). Por lo tanto, el camarada Zia dio prioridad al plan propuesto por el Partido Comunista de Afganistán. Presta atención a esta discusión del camarada Zia:

«El núcleo revolucionario de los comunistas de Afganistán en el momento actual, el primer paso práctico efectivo para avanzar en la lucha por el establecimiento del Partido Comunista de Afganistán, es asegurar la unidad ideológico-política y organizativa entre el Comité de Propaganda y Promoción del Marxismo-Leninismo-Pensamiento Mao Zedong… y el núcleo revolucionario…. Sabe y cree que hay que acelerar el proceso de creación de la unidad entre estos dos baluartes de la lucha comunista y crear un baluarte único con principios comunistas, determinación y franqueza en las luchas ideológico-políticas y organizativas conjuntas contra las desviaciones de «izquierda» y de derecha.

La bandera del marxismo-leninismo – pensamiento de Mao Zedong es la bandera de la lucha de todos los comunistas del mundo y la bandera de la lucha de todos los comunistas de Afganistán. En estrecha relación con nuestros camaradas comunistas del mundo, debemos mantener esta bandera unida y unificada en Afganistán, más firme y más alta, y de manera que la sangre de miles y miles de nuestros camaradas mártires se haya vuelto roja; («Juntos y unidos, debemos tomar la delantera, pesada y firme»). (Voz de la Revolución-séptima – Páginas 2 y 3)

El camarada Zia consideraba que la eliminación de las deficiencias organizativas, que era la etapa incipiente y la inmadurez del movimiento obrero en Afganistán, sólo se podía lograr con la existencia del Partido Comunista de Afganistán y la fuerza y expansión de dicho partido.

El camarada Zia describe la mitad de los años sesenta como una nueva etapa en el ascenso del movimiento comunista afgano. De hecho, tras el colapso de la «Organización de la Juventud Progresista» en la mitad de la década solar de los 60, el movimiento comunista afgano volvió a cobrar vida y se elevó a la fama.

Para formar el Partido Comunista de Afganistán, el camarada Zia examinó primero el movimiento comunista de Afganistán y, analizando los aspectos positivos y negativos de la «Organización Juvenil Progresista», se desprendió de sus aspectos negativos y desarrolló sus aspectos positivos. Sobre la base de este análisis, el camarada Zia fundó la «Organización Comunista Revolucionaria de Afganistán» en 1989, tres años después de la creación del «Núcleo Revolucionario de los Comunistas de Afganistán» y en el documento «Anuncio de las posiciones de la Organización Revolucionaria de los Comunistas de Afganistán» anunció oficialmente la existencia de la organización. Este documento no sólo describía el marxismo-leninismo-maoísmo, sino que también respaldaba el maoísmo. En 1992, fundó el Partido Comunista de Afganistán como partido líder del proletariado en Afganistán. Y publicó la segunda edición de SholaJavid (llama eterna) como órgano central del «Partido Comunista de Afganistán». La clase obrera de Afganistán fue la primera en beneficiarse de su partido de vanguardia. Hemos dicho muchas veces y volvemos a decir que el honor de este desarrollo cualitativo del movimiento comunista en Afganistán pertenece únicamente al camarada Zia.

Inspirado por la Revolución Cultural China, el camarada Zia se dio cuenta de la importancia de la lucha interna, para promover las luchas de dos líneas dentro de la organización, publicó la revista «Sangar (trinchera)». Esta revista continuó su actividad hasta la creación del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán. Publicó 4 números. Y del mismo modo, la revista «Comunista» fue elegida para impulsar las luchas de líneas dentro del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán, y se publicaron 22 números hasta la muerte del camarada Zia.

Así como el camarada Zia trató de unir a los grupos y organizaciones marxista-leninistas-maoístas de Afganistán después de la creación del «núcleo de los comunistas revolucionarios», del mismo modo, después de que los ocupantes imperialistas bajo la dirección del imperialismo norteamericano invadieron Afganistán y ocuparon este país, también se dio un paso adelante en este campo. Al publicar una declaración, además de condenar la ocupación del país, hizo hincapié en la unidad de todos los maoístas en Afganistán. Este plan del camarada Zia fue aceptado primero por el «Comité de Unidad del Movimiento Comunista (marxista-leninista-maoísta) de Afganistán» y después, la «Alianza Revolucionaria de los Trabajadores de Afganistán» y algunas otras personalidades también aceptaron este plan.

Las tres organizaciones (el Partido Comunista de Afganistán, el Comité para la Unidad del Movimiento Comunista (marxista-leninista-maoísta) de Afganistán y la Unión Revolucionaria de Trabajadores de Afganistán) se reunieron a principios de 2002 para debatir cuestiones globales y nacionales durante tres días. Al final de la reunión, las tres facciones emitieron una declaración conjunta para formar un «Comité de Unidad del Movimiento Marxista-Leninista-Maoísta de Afganistán» para resolver las diferencias ideológico-políticas, en la que se condenaba enérgicamente la ocupación del país y la Loya Jirga de emergencia. Tras esta reunión, se inició el proceso de unificación del movimiento marxista-leninista-maoísta de Afganistán. Durante el proceso, algunos miembros del «Comité de Unidad del Movimiento Comunista (Marxista-Leninista-Maoísta) de Afganistán» se retiraron y la «Organización Paykar para el Rescate de Afganistán» disolvió este comité. A partir de entonces, se llevó a cabo el proceso de unificación entre las tres facciones (el Partido Comunista de Afganistán, la Organización Paykar para el Rescate de Afganistán y la Unión Revolucionaria de Trabajadores de Afganistán). Y después de pasar por las etapas del proceso de unificación, éste condujo a la creación del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán.

El camarada Zia fue el líder del movimiento comunista (marxista-leninista-maoísta) en Afganistán a partir de 1986, la creación del «núcleo revolucionario de los comunistas afganos» hasta 2020. Supo dirigir y orientar este movimiento en la dirección correcta y de principios marxista-leninista-maoísta.

Tras la creación del Partido Comunista (maoísta) de Afganistán, la tarea que tenía ante sí el camarada Zia era determinar y separar las contradicciones, o lo que es lo mismo, determinar las contradicciones mayores y menores y separar las contradicciones mayores de las fundamentales La frontera entre la revolución y la contrarrevolución, distanciarse de las fuerzas rendidas y entregadas y formar cuadros experimentados de revolucionarios que observen estrictamente la disciplina del partido y sean hábiles en el arte de la lucha contra la policía, y lanzar luchas ideológicas intrapartidarias para eliminar los errores e impedir la influencia de los malos elementos en el partido.

El Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán, bajo la dirección del camarada Zia, desde sus inicios combatió a todo tipo de revisionismo, oportunismo, derrotismo y entrega, desviaciones y desvíos dentro del partido con apaciguamiento y algunas concesiones sin principios. Estas luchas fueron bien llevadas después de la muerte del camarada Zia contra los liquidadores que se introducían en el partido. Fue esta determinación en las luchas internas del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán la que hizo que los abolicionistas se dieran cuenta de que ya no podían hacer avanzar su línea liquidacionista dentro del partido con astucia, por lo que se separaron. Como resultado de estas luchas internas que el Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán fue purgado de la suciedad de los elementos corruptos y disolventes.

«… La lucha en el partido da fuerza y vida al partido, la mayor razón de la debilidad del partido es la dispersión y la ambigüedad de lo explícitamente claro, el partido se fortalece depurándose…» (extraído de la carta de Lassalle a Marx, 24 de junio de 1852- Lo que hay que hacer)

No tratar con decisión a los disidentes causó muchos problemas al partido, y en repetidas ocasiones llevó a la caída e incluso al colapso del Partido Comunista (Maoísta) en Afganistán.

Fue esta indecisión del partido la que en 2013, diez meses antes del Segundo Congreso Nacional del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán, debido a la traición de Zelanda, un número de mujeres, niñas y jóvenes abandonaron el partido en masa. Este fue el mayor golpe para el partido durante la vida de la campaña. Según el camarada Zia, ni siquiera los ocupantes imperialistas y el régimen títere podrían asestar un golpe semejante al partido. El camarada Zia dice a este respecto:

«Sin embargo, en el contexto de la jugada indecente que vino de Zelanda, e incluso después de haber confesado su crimen, nunca se trató su castigo de manera correcta y con principios. La falta de una confrontación de principios condujo a desviaciones más graves, incluso hasta la liquidación dentro del partido.» (Materiales sobre diversos aspectos del caso del camarada Zeeland)

Una de las manifestaciones de las líneas contradictorias mencionadas en el informe político al II Congreso de todos los partidos, que actúa pero no teoriza, fue la existencia de disidentes rastreros dentro del partido que actuaban por su cuenta y golpeaban al partido una y otra vez. Tras la muerte del camarada Zia, hicieron públicos sus movimientos de liquidación y pensaron en teorizarlo. Afortunadamente, con el movimiento correcto y las luchas de principios dentro del partido, el Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán eliminó a los liquidadores de sus filas. De este modo, dio pasos hacia una mayor y mejor fortaleza.

Otro conflicto entre las líneas mencionadas en el informe político al segundo congreso del partido es la existencia del chovinismo patriarcal dentro del partido y los violentos enfrentamientos de algunos liquidadores, especialmente Zelaand, con las mujeres.

Uno de los ejemplos más evidentes de los disidentes es su actitud hacia el camarada Zia y su filosofía maoísta. Quieren abusar del nombre del camarada Zia para construir un trampolín para ellos mismos y confundir la identidad del camarada Zia con sus acciones. A veces quieren presentar al camarada Zia como maoísta desde la infancia y convertirlo en un JafaTora (El gran líder infalible), y a veces rebajan sus opiniones filosóficas al nivel de los claudicadores.

En su declaración inválida de 2021, en el sitio web poco fiable de Shola Jawid, con motivo de la muerte del camarada Zia, los entreguistas subrayaron que «tras el colapso de la «Organización de la Juventud Progresista» en Afganistán, la lucha comunista de principios fue llevada a cabo principalmente por el Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán bajo la dirección del camarada Zia…»

Sin embargo,»»después del colapso de la «Organización de la Juventud Progresista»», no había un partido comunista (maoísta) ni el camarada Zia era maoísta en ese momento. Cualquiera que esté un poco familiarizado con la historia política del país puede entender correctamente los siniestros objetivos de los liquidadores. Criticamos este artículo en el sexto número de la quinta ronda del Shola Jawid (https://cmpa.io/).

Asimismo, los liquidadores escribieron en un mensaje de condolencia con motivo de la muerte del camarada Zia

«El camarada Zia prestó especial atención a la teoría maoísta, que era una contradicción importante. Nunca perdió la oportunidad de poner de relieve esta importante contradicción entre el imperialismo, los pueblos y las naciones oprimidas; «En cuanto a Afganistán, subrayó que el principal conflicto entre los ocupantes imperialistas y el régimen títere es con el pueblo del país».

Este debate es en todo sentido contrarrevolucionario y entreguista. En este debate, las líneas de la rendición nacional y la rendición de clase están bien definidas.

El camarada Zia no sólo «prestó especial atención a la teoría maoísta de las contradicciones principales» y no sólo identificó el conflicto entre el pueblo afgano y los ocupantes imperialistas como un conflicto principal, sino que también distinguió correctamente el conflicto principal y el conflicto fundamental y afirmó explícitamente queLa contradicción principal es una de las grandes manifestaciones de la contradicción fundamental, la contradicción fundamental también tiene otras grandes manifestaciones que no son principales en la etapa actual, no deben ser pasadas por alto. El camarada Zia subrayó que la lucha contra la contradicción no principal debe llevarse a cabo en la secuencia de la contradicción principal y nunca debe olvidarse o posponerse hasta después de la revolución. El camarada Zia afirmó explícitamente que olvidar el conflicto no principal significa rendición de clase.

El camarada Zia puso gran énfasis en el conflicto entre las naciones oprimidas y la clase dominante de la nación pastún (chovinismo nacional) y el conflicto entre hombres y mujeres (chovinismo sexual). Dijo que aunque estas dos contradicciones no son principales, y deben ser promovidas en las secuencias de la contradicción principal, no deben ser marginadas u olvidadas y pospuestas después de la revolución. El camarada Zia, aunque prestó especial atención al conflicto principal contra los ocupantes imperialistas y el régimen títere, nunca descuidó la tarea de la lucha principal. Siempre dio prioridad a las tareas de la lucha principal. En repetidas ocasiones subrayó que olvidar las contradicciones no principales y otras contradicciones significa rendición de clase. Del mismo modo, olvidar la tarea principal de la lucha significa rendición nacional.

Cuando la «Organización de Liberación de Afganistán» escribió el libro «Aprendamos de los errores del pasado, continuemos nuestro camino hacia la supervivencia», identificó explícitamente los conflictos principales y no principales en Afganistán. En el libro, el conflicto entre el pueblo de Afganistán y los ocupantes imperialistas y el régimen títere fue declarado como una contradicción principal, porque no especificó la tarea principal de la lucha, en una crítica llamada «La necesidad básica de la Organización de Liberación es romper con el economismo, el revisionismo y las traiciones nacionales, no sólo aprender de los errores del pasado», tomamos una posición fuerte en contra y lo llamamos capitulación nacional y capitulación de clase. Debido a que, por un lado, se había olvidado la tarea principal de lucha y, por otro, se había pospuesto la lucha contra el conflicto no principal hasta después de la revolución. Olvidar la tarea principal de lucha de la capitulación nacional y olvidar el conflicto no principal significa la capitulación de clase.

Cuando se afirma que el conflicto entre el pueblo de Afganistán y los ocupantes imperialistas y el régimen títere es un conflicto principal, pero no se enuncia la tarea principal de la lucha, significa que para expulsar a los invasores y derrocar el régimen títere, no es necesaria una guerra de resistencia nacional revolucionaria y popular (la forma actual de la guerra popular) en Afganistán, y que estos objetivos pueden alcanzarse por otros medios, a saber, la lucha pacífica y la cooperación con el régimen títere. Lo que se ha mostrado claramente en el número inválido (27), Shola Javid, cuarta ronda, el sitio web poco fiable de los liquidadores. Cuando los lectores se dirijan a la página web inválida de la shola Jawid (https://www.sholajawid.org/) y lean la portada del número veintisiete, verán que el lema de la guerra popular ha sido eliminado de la portada de este número y en su lugar se ha colocado una cita manipulada de Mao Zedong. Pero cuando se identifican el conflicto principal y la tarea principal de la lucha y se olvida la lucha contra el conflicto no principal, significa una capitulación de clase. Esta situación la experimentamos durante la lucha contra los ocupantes socialimperialistas y el régimen títere con nuestras propias carnes. Ahora se ve que los liquidadores, lanzando discusiones vacías, sólo quieren darle la vuelta al carácter y la identidad del camarada Zia para lograr sus siniestros objetivos liquidacionistas.

El Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán, el año pasado, en su crítica a la declaración, dejó claro que los disidentes habían tomado el camino del entreguismo, y este año la publicación del vigésimo séptimo número de «Shola Jawid» por ellos demostró claramente su capitulación.

Cuando te refieras a las discusiones filosóficas del camarada Zia, verás muy bien la inteligente y sutil distorsión que han hecho los liquidadores.

El camarada Zia había comprendido bien la posición liquidacionista dentro del partido. Con su profundo conocimiento de las formas y tipos del revisionismo y liquidacionismo, reveló su cara revisionista antes de que la «nueva síntesis» de Avakian pudieran hacerse un hueco en el movimiento revolucionario internacionalista (MRI). Y con la celebración de un seminario del partido, pudo neutralizar un poco el papel liquidacionista dentro del partido y evitar el colapso del mismo. Pero, desgraciadamente, en poco tiempo pudo asestar un fuerte golpe al partido con la traición de Zeeland.

El camarada Zia desempeñó un papel muy digno en la defensa del marxismo-leninismo-maoísmo en Afganistán cuando el régimen fascista del socialimperialismo «soviético» y los partidos reaccionarios yihadistas, por otra parte, se empeñaban en reprimir duramente a las fuerzas revolucionarias de Afganistán. Este papel no puede ser ignorado. Del mismo modo, el camarada Zia también desempeñó un papel importante en la unificación de las fuerzas maoístas de Afganistán. Este papel del camarada Zia también es apreciable.

La pérdida del camarada Zia, líder del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán, este gran poeta y gran internacionalista, es una gran pérdida para el movimiento comunista internacional (marxista-leninista-maoísta) y el movimiento comunista de Afganistán.

¡Que se guarde la memoria del camarada Zia!


Junio 22 del 2022 
Comité Central del Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.