India – documento para el día internacional de la información y el apoyo a la guerra popular en la India hacia las fábricas y los empleos

Compartir
India - documento para el día internacional de la información y el apoyo a la guerra popular en la India hacia las fábricas y los empleos 1

Proletari Comunisti – Partido Comunista maoísta de Italia, 1 de febrero de 2020

En el marco de los 3 días de acción convocados por el Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular.

Para el primero de ellos, el 30 de enero, se difundió y distribuyó en las fábricas y lugares de trabajo un documento -elaborado en los últimos meses- que hoy, tras la gran huelga de 250 millones de trabajadores del 8 de enero, adquiere un significado particular.

Mientras se ha intensificado el trabajo para preparar el importante expediente sobre el imperio Mittal que saldrá en febrero.

Creemos que todas las organizaciones de la clase obrera y de base deben participar en la campaña de la India que ya comenzó.

A diferencia de una decisión anterior, los otros dos días tendrán lugar en fechas posteriores, acordadas en la medida de lo posible con los demás comités de Europa y con los grupos de solidaridad del mundo.

info csgpindia@gmail.com

El documento

1) En los primeros años de este siglo, la economía india ha experimentado tasas de crecimiento sin precedentes en su historia. Un «desarrollo» configurado según los dictados de las instituciones internacionales imperialistas (BM, FMI, OMC, etc.), subordinado a los intereses de la burguesía burocrática compradora y de los terratenientes indios en connivencia con las multinacionales y los grandes inversores internacionales, que no ha producido ninguna mejora significativa de las condiciones de vida de las inmensas masas pobres de la India, el 80% de las cuales siguen sobreviviendo con menos de un euro al día. Lo que realmente se ha desarrollado y crecido «espectacularmente» son todas las desigualdades: ingresos, riqueza, casta, región, estado. Unas pocas docenas de magnates han acumulado una riqueza fabulosa. Los grandes grupos indios que dirigen, Jindal, Mittal y Tata a la cabeza, han crecido hasta el punto de conquistar mercados, propiedades y cuotas de producción en los propios países imperialistas, especialmente en el sector del acero, donde en varios países los grupos indios se han convertido en los primeros productores.

Con Narendra Modi, las clases dominantes indias y sus amos imperialistas tienen el «hombre fuerte» que intentaban sacar de la fase de relativa desaceleración debido a la crisis mundial y a la creciente resistencia de las masas a sus políticas. Con un ritmo y una eficacia sin precedentes, el gobierno de Modi aprobó en pocos días cientos de proyectos de zonas mineras, industriales y económicas. Ha abierto sistemáticamente todos los sectores de la economía india al imperialismo: desde la defensa hasta los seguros y los recursos naturales – todo está a la venta. Ha aprobado su reforma laboral, que hace mortales los derechos y logros de décadas de luchas obreras en todo el mundo, retrocediendo el reloj de la historia.

Así, la India entra en el escenario mundial del imperialismo con sus empresas multinacionales ganando posiciones y un papel activo, mientras que los lazos entre las multinacionales indias y los jefes locales se consolidan en los países imperialistas en una relación de colusión y alianza, aún dentro de la disputa y la competencia en el mercado mundial afectado por la crisis económica y financiera. Así, las multinacionales indias se convierten también en un enemigo interno del proletariado de los países imperialistas y, por otra parte, las multinacionales de los países imperialistas participan plenamente en la sobreexplotación del proletariado indio y en el robo de sus recursos.

Los proletarios indios y los proletarios del mundo experimentan en su propia piel que sus amos, desde América hasta Europa y la India, están unidos para llevar a cabo sus ganancias de sangre en la piel de los proletarios y las masas. Este vínculo económico se traduce en una nueva armonía política entre el gobierno fascista hindú de Modi y los gobiernos fascistas modernos de las potencias imperialistas. Estos gobiernos quieren ir de la mano y el gobierno indio pide a los gobiernos que dejen de apoyar la guerra popular y las luchas del pueblo indio. Pero los trabajadores son una clase internacional y deben estrechar sus lazos de solidaridad y lucha.

Por eso pedimos que se celebre un día internacional de acción el 30 de enero de 2020 en las fábricas de las multinacionales indias, Jindal Mittal y Tata en particular, para transmitir con fuerza este mensaje a los trabajadores y a los maestros, tanto indios como de todo el mundo.

Pedimos la creación de presidios, mítines, reuniones, charlas escritas y cualquier otra forma de movilización y acción que se considere apropiada a nivel de cada país. Se está preparando una amplia gama de materiales de agitación y propaganda y un mapa de los objetivos de una posible movilización.

Pregunte por ellos en csgpindia@gmail.com

También te podría gustar...