Más de la Jornada de Apoyo a la Guerra Popular en la India

India

India
territorio
donde se
escribe en
letras
púrpuras
un luminoso
camino,
patria donde
tus hijos,
hoy, pisan
firme tu 
suelo profanado
por imperios
de tiránica
malignidad.

Las clases
Dominantes
en su frenesí
por sangre
del pueblo,
traman
una verde
cacería, repleta
de perros guardianes,
empuñados de
armas extranjeras.
Contra aquellos
que osan
liberar su
sitio secular,
las garras de
potencias
imperialistas
caen como
papel gastado.

Una cacería verde
Urdida en los escritorios
de una blanca
casa en Washington,
donde títeres
financieros
y burócratas
ejecutan rápidamente
órdenes
ajenas a los anhelos
de tu pueblo.
Querían pintarte
de verde para
así esconder
tus miserias,
para ocultar
las dementes
barbaries
cometidas contra
tus valientes hijos,
que empuñan en
una de sus manos
la bandera roja
de una Nueva India y
en la otra el fusil,
que la convertirá en
madre soberana
de tus pobres
hijos.

Sí, intentan
hacer de ti
una imagen
que no te corresponde,
una figura
donde se dibuja
una anciana sentada
a las puertas de sus
antiguos templos,
que carga en una
de sus manos una
taza de limosnas
extranjeras
y en la otra mano
yace el vacío
la nada, ni siquiera
las limosnas. Esa
repetida mano
vacía representa
el saqueo de
extrañas y
extranjeras
metrópolis. (o potencias)

Por más
que insistan
en dibujarte
en líneas indecisas,
por más que intenten
ocultar tu milenaria
historia de incansable
hermana combatiente,
no podrán cubrir
de verde ni
con sangre
tu ropa de
guerrillera,
no podrán
quitar las armas
que empuñaste
porque tu pueblo
construirá
nuevas.

Eduardo Andrade doNascimento

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *