¡Condenamos las detenciones ilegales de activistas sociales y las falsas acusaciones montadas contra ellos!

Compartir

¡Condenamos las detenciones ilegales de activistas sociales y las falsas acusaciones montadas contra ellos! 1

¡Construyamos un movimiento popular nacional contra el fascismo hindú brahmánico!

Declaración de Prensa del Vocero del Partido Comunista de la India (maoísta
18 de septiembre de 2018


La declaración de prensa del vocero del Partido Comunista de la India (Maoísta) es una denuncia rechazando un montaje judicial contra activistas de derechos humanos e intelectuales y llamando a las masas populares a la lucha. Declaración que publicamos como parte de la campaña internacional de apoyo a la Revolución en la India promovida por el Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India – CIAGPI.
El impetuoso avance de la Guerra Popular en la India ha despertado el odio de las reaccionarias clases dominantes y sus socios imperialistas que intentan frenarla por todos los medios, recurriendo a las masacres, al asesinato selectivo de dirigentes y a la incriminación y encarcelamiento de activistas e intelectuales revolucionarios que se opone al régimen. No muy distinto de lo que pasa en Colombia donde el gobierno acusa la protesta popular de ser financiada por narcotraficantes y grupos criminales, donde se asesinan dirigentes sociales, se persigue, encarcela y se hacen montajes judiciales contra quienes se oponen a los planes de los explotadores.
El artículo fue tomado del blog Dazibao Rojo, la traducción al español es de Revolución Obrera.


Desde el 6 de junio de 2018, acusados de conspiración por los eventos de Bhima Koregaon, la policía de Pune comenzó a arrestar intelectuales en todo el país. Sudhir Dawle, Rona Wilson, Surendra Gadling, Shoma Senand Mahesh Raut fueron arrestados. En la segunda ola de arrestos, el 28 de agosto, Varavara Rao, Vernon Gonzalves, Arun Ironworks, Gautam Navalakha y Sudha Bhardwaj fueron sacados de sus hogares, acusándolos del mismo cargo de conspiración. La policía también irrumpió en las casas del profesor Anand Teltumbde (en Goa), K.Satyanarayana, los periodistas Kranthi y Kurmanath (en Hydeabad) y el Padre Stan Swamy (en Ranchi).

Los verdaderos perpetradores de la violencia del 1 de enero de 2018 en Bhima Koregaon (Shambhaji Bhide, a quien Narendra Modi llama Guruji y Milind Egbote) siguen libres y nunca fueron tocados por la policía en Pune ni por el gobierno de Maharashtra.

El mismo mes de junio, a través de los medios de comunicación cómplices, la policía comenzó a difundir la teoría de una conspiración afirmando haber recuperado cartas incriminatorias de las computadoras portátiles de Rona Wilson y otros, diciendo además que todos ellos han participado en una conspiración junto con los maoístas para asesinar al Primer Ministro, Narendra Modi y librar la guerra contra el estado indio.

Muchos intelectuales honestos e incluso algunos ex oficiales de policía y jueces retirados denunciaron la naturaleza inventada de las cartas, y analizándolas llegaron a la conclusión de que son pruebas fabricadas. Explicaron cómo en el «modus operandi» de nuestro Partido, un partido clandestino, no hay margen para el uso de tales cartas y correos de ese tipo, así como el uso de nombres originales para operaciones militares o logísticas. Por tanto, la acusación contra estos intelectuales por un supuesto complot para matar a Narendra Modi es uno de los mayores fraudes ejercidos contra el pueblo de la India.

Están tratando de silenciar las voces honestas y disidentes matando a personas como a Dabholkar, Pansare, Kalburgi, Gauri Lankesh, o atentando contra la vida como de Omar Khalid y arrestando a activistas como GN Sai Baba y otros. Murugan, Chandrasekhar Azad Ravan y la actual ronda de arrestos y atropellos de la UAPA así como los actos de sedición son de ellos… De hecho, esta es la verdadera conspiración del Estado. Cualquier observador crítico de nuestro movimiento notará que son nuestras fuerzas guerrilleras clandestinas las que están involucradas en las operaciones militares. No puede haber ningún papel para activistas como aquellos que han sido arrestados.

Todos estos intelectuales, desde el Dr. Vinayak Sen y Soni Sori, hasta Saibaba y Varavara Rao, Sudha Bharadwaj y otros son activistas de los derechos democráticos e intelectuales revolucionarios que han dedicado su vida a defender los derechos de los oprimidos dalits y adivasis, minorías, mujeres, obreros, campesinos y su derecho a organizarse y movilizarse por sus derechos. Este es el activismo que el actual régimen fascista de Modi y Shah quieren detener.

El régimen fascista de Modi – Amith Shah-BJP/RSS está enfrentando una grave crisis de credibilidad, crisis económica, política y social. Las promesas electorales de Modi de erradicar la corrupción, el desempleo, duplicar los ingresos de los agricultores, etc. fracasaron. Su favoritismo, el capitalismo de amigos [capitalismo clientelista] y la corrupción que involucra a Ambanis, Adanis, Modis, Mallyas están expuestos. La desmonetización, el GST y otras políticas proimperialistas han tenido efectos devastadores en la economía india y han llevado al cierre de pequeñas y medianas industrias y a un enorme desempleo. Los ataques de los escuadrones hindutva contra los dalits, adivasis, mujeres e intelectuales progresistas como Dabholkar, Gauri Lankesh y otros están dando lugar a una nueva polarización y alineación contra estas fuerzas fascistas.

En este contexto, el régimen de Modi-shah está recurriendo al encarcelamiento e intimidación de los activistas de los derechos democráticos y los intelectuales revolucionarios:

  • Para prevenir la creciente unidad entre los dalits, las minorías y el movimiento revolucionario como se observó en el programa Bhima Koregaon y el llamado «Nayee peeshvaayi – Nahee chalegi»

  • Para desviar la atención del pueblo de los problemas reales del capitalismo de amigos, la corrupción, el desempleo, los precios disparados del combustible y de otras materias primas al crear el fantasma del naxalismo urbano, además del pseudo patriotismo, el peligro de Pakistán, etc.

  • Para intensificar aún más la Operación de Cacería Verde lanzada por el régimen del Congreso, que quiere recurrir a los bombardeos aéreos, un mayor despliegue de fuerzas militares y paramilitares en Dandakaranya, Jharkhand y Odisha. Las masacres y la feroz represión contra los adivasis se intensificarán en muchos aspectos. El estado quiere anticiparse a cualquier movimiento de solidaridad fuera de estas áreas. Los activistas arrestados se encuentran entre los que están a la vanguardia de exponer esta cruel represión y ataque.

  • Elevando el fantasma del naxalismo urbano y calificando los movimientos populares contra las fuerzas corporativas, las políticas antipopulares del gobierno como inspiradas y apoyadas por los naxalitas, el Estado quiere suprimir todo movimiento. Hemos presenciado esto en la lucha de Thuthikudi, el movimiento Pathargadi, etc. en los últimos tiempos. El arresto de los activistas es una advertencia a todos los elementos destacados en tales movimientos.

La desesperación del Estado es completamente evidente en el arresto y hostigamiento de octogenarios como el Padre Stan Swamy y Varavara Rao para lograr esos objetivos.

Es necesario incrementar la lucha contra las fuerzas fascistas por todos y cada uno. Felicitamos a todas las fuerzas democráticas y denunciamos las infames actividades del Estado y especialmente del trío Modi-Shah-RSS.

Hacemos un llamado a todas las fuerzas democráticas y revolucionarias, a los obreros, campesinos, dalits, adivasis, minorías y mujeres a unirse para luchar y derrotar a estas fuerzas brahmínico hindutva fascistas.

Abhay,
Vocero
Comité Central – PCI (Maoísta)

También te podría gustar...