GALIZA: Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza: Aclaraciones de los Manifiestos del 1º de mayo

Compartir
GALIZA: Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza: Aclaraciones de los Manifiestos del 1º de mayo 1

lunes, 17 de mayo de 2021 Tomado de Dazibao Rojo

El Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza quiere manifestar lo siguiente:

Al proletariado de Galiza y del mundo, a las organizaciones y partidos maoístas del mundo.

Este año, los partidos y organizaciones maoístas, no fuimos capaces de poder mostrar a las masas trabajadoras un manifiesto del 1º de Mayo único. A pesar de los esfuerzos de algunos partidos por desarrollar un manifiesto unitario, no fue posible por falta de tiempo y por poco interés de algunos en intentar trabajar y hacer aportaciones en un manifiesto unitario y esto es un hecho que debemos criticar.

En este contexto el Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza, decidió firmar los dos manifiestos del 1º de Mayo de las organizaciones y partidos maoístas del mundo.

Nosotros somos parte del Comité organizador de la Conferencia Internacional Unificada M-L-M que se constituyó en Italia en enero del año 2020, y participamos del manifiesto de Maoistroad. Pero hemos decidido firmar el otro manifiesto dado que, creemos que los camaradas que promovieron este documento hicieron un gran esfuerzo por conseguir la unidad dando posibilidad de enmendar.

Para ambos manifiestos hemos hecho algunas aportaciones en relación a la India y Nepal, pero tenemos otras críticas más profundas a los dos manifiestos que consideramos tratar en profundidad. Por ejemplo, creemos que la tesis de la «guerra popular hasta el comunismo» no es correcta, pensamos que dentro de los nuevos estados de la Dictadura del Proletariado no se librará como en la guerra popular, sino con revoluciones culturales, como el Presidente Mao señaló. No creemos en la tesis de la «militarización del partido», que pensamos debe estudiarse en su contexto y no como una aplicación universal. Lo mismo puede decirse de la teoría de la jefatura y del pensamiento guía. No pretendemos ser más inteligentes que nadie, simplemente consideramos que ciertas tesis como la militarización del partido pueden tener sentido en una realidad particular, pero que no se puede decir que esté probada su validez universal a través de la práctica social, a través de la historia de la lucha de clases.

Pero tampoco compartimos la tesis de los camaradas de Maoistroad de «… los sindicatos de clase – como escuelas de guerra y comunismo – …». Esto se debe a que consideramos que los sindicatos son la forma más primitiva de organización del proletariado y que a través de los sindicatos la clase obrera no logrará su independencia de clase. Creemos que debemos tener siempre presente que el deber de un destacamento o de un partido comunista, es hacer un trabajo de esclarecimiento en el Movimiento Comunista Internacional (MCI), no podemos intentar evitar tomar posición sobre temas controvertidos. Debemos dejar claro que no es posible hacer avanzar la revolución sin construir un partido comunista de nuevo tipo y que la constitución del partido es posible gracias al «factor de conciencia», en palabras de Lenin. No podemos dejarnos ir por el mal camino con la idea de ganar una mayoría en la dirección de los sindicatos. Porque esta política sindicalista es abandonar la construcción del partido de nuevo tipo. Los sindicatos (al menos en Europa) no pueden ser «escuelas de guerra y comunismo» sino la forma más primitiva de organización obrera, amplia, de la manera más legal posible, para hacer afirmaciones claras que no pongan en peligro el funcionamiento de una sociedad capitalista. Los sindicatos sirven para hacer reformas, no para construir el partido proletario. En palabras de Lenin, «La política sindical de la clase obrera es precisamente la política burguesa de la clase obrera».

A pesar de estas diferencias, consideramos que debemos seguir trabajando por crear un entorno adecuado para poder realizar un debate en profundidad y poder clarificar cuales son las diferencias, los diferentes posicionamientos de cada organización y partido. Se trata de crear el mejor entorno posible para la lucha de dos líneas.

También debemos buscar formas de poder debatir públicamente determinados temas sin que se entiendan como una ruptura. Permitir debates públicos entre organizaciones hermanas para clarificar posturas y elevar el nivel de conocimiento del actual MCI.

Otro punto importante es que nuestro Comité ha decidido no firmar un documento con el partido revisionista y oportunista TKP-ML. Si reconocemos a nuestros compañeros como miembros del TKP / ML, nosotros no nos vamos a relacionar con oportunistas y desertores.

Con respecto a la situación en Nepal, recomendamos la prudencia. Debemos recordar que la desmovilización del Ejército Popular y la línea revisionista en Nepal ha provocado un grave descrédito del maoísmo en gran parte del mundo.

La situación actual en este año 2021 es que podemos encontrarnos con tres intentos simultáneos y separados de crear una estructura internacional del maoísmo como primeros pasos en la reconstrucción de la nueva internacional. Está claro que este no es el contexto óptimo para dar pasos reales en una obra de tanta trascendencia. También es fácil entender que si ocurre esta ruptura, la mayoría del MCI no sabrá cuáles son los puntos que conducen a la ruptura.

El trabajo de preparación de las conferencias internacionales facilitó las relaciones bilaterales y el conocimiento de importantes trabajos teóricos por parte de partidos de diferentes países, por lo que tenemos que considerarlo como muy positivo para la formación de nuestra propia militancia, pero no se puede mantener la situación actual de semi-ruptura en el tiempo indefinidamente. Las dos tendencias existentes, además del llamado a crear un foro realizado por el PCI (Maoísta), cambian de perspectiva de manera importante. Por nuestra parte, tenemos que aclarar que esta propuesta que hace el PCI (maoísta) nos parece muy importante en la situación actual y que debemos estudiarla para optimizar el trabajo internacional, al servicio del pueblo y de la revolución proletaria mundial.

El proceso de formación de una nueva internacional tiene que ser un proceso de clarificación. Para nosotros es necesario que todos los destacamentos y partidos que la forman reconozcan la guerra popular como universal, como una necesidad para el triunfo del proletariado tanto en los países atrasados como en los países del centro imperialista. La guerra popular como teoría y práctica militar del proletariado y no la guerra popular como táctica militar.

Por eso el inicio de la construcción de una organización internacional demanda de una preparación en todos sus aspectos con consultas lo más amplias posibles de todos los partidos y organizaciones sobre la base del m-l-m y una clara demarcación con el neorevisionismo de Prachanda-Bhattarai y Avakian. No permitamos divisiones sin antes dar la batalla ideológica y política. A esa ruptura nunca le tendríamos miedo. Pero para llegar a este punto lo deseable sería tener dado el trabajo de clarificación y deslinde de posiciones lo más profundo posible.

El 19 de abril el PCI (maoísta) hizo público un manifiesto del 1º de Mayo, donde anunciaba la necesidad de la formación “de un Foro Internacional para desarrollar la unidad y la solidaridad entre las vanguardias proletarias del mundo. El CC de nuestro Partido hace un llamamiento a las organizaciones hermanas para que respondan a nuestra postura y adelanten esfuerzos en esta dirección.”

El Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza, valora esta iniciativa como un paso adelante del PCI (maoísta) en la construcción de una organización internacional maoísta y es por eso que decidimos adherirnos a su llamado. Somos conscientes que tanto el camino del Comité organizador de la Conferencia Internacional Unificada M-L-M, del que somos parte, como de las organizaciones y partidos que participan en la CIMU, está más avanzado y se trabaja en la Conferencia Internacional, pero consideramos que si los camaradas del PCI (maoísta) plantean como primer paso la creación de un Foro Internacional, es necesario por parte de las organizaciones y partidos maoístas su participación en este Foro como paso previo a la Conferencia.

Hoy más que nunca es necesario poner la política al mando y luchar por la clarificación, lucha ideológica y unidad de todas las organizaciones y partidos maoístas del mundo, para llevar a cabo nuestra tarea principal de destruir el imperialismo y construir un nuevo mundo rojo del proletariado.

¡Viva el Marxismo-Leninismo-Maoísmo!

Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galiza
Galiza, mayo 2021

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *