¡ATRÁS LA “OPERACIÓN CACERÍA VERDE” Y EL TERRORISMO DE ESTADO EN LA INDIA!

Compartir

¡ATRÁS LA “OPERACIÓN CACERÍA VERDE” Y EL TERRORISMO DE ESTADO EN LA INDIA! 1

Una nueva masacre fue perpetrada por las fuerzas reaccionarias en la India en el distrito de Gadchiroli en el Estado de Maharashtra. Según informes, durante los días 22 y 24 de abril fueron asesinadas a sangre fría más de 40 personas por las fuerzas militares y paramilitares. Posteriormente fueron presentadas como bajas en combates contra los naxalitas, como se les llama a las fuerzas revolucionarias dirigidas por el Partido Comunista de la India (maoísta).

Recurrir a la masacre de civiles o de gente desarmada para presentar a los asesinados como muertos en combate es una historia vieja; en Colombia se hicieron frecuentes durante el mandato del jefe paramilitar Uribe Vélez y se les conoce como «falsos positivos», un eufemismo para ocultar el terrorismo oficial y los crímenes de Estado.

Esta modalidad ha sido utilizada por las clases reaccionarias para sembrar terror entre las masas populares y presentar «resultados» en la lucha contra sus adversarios. Con mayor razón ha sido instrumentada en el vano intento por detener las guerras populares, las guerras justas revolucionarias y de liberación de los pueblos.

En este caso se trata de una medida contemplada en la «Operación Cacería Verde» orquestada por las clases dominantes indias y sus socios imperialistas, principalmente estadounidenses, para aislar —mediante el terror— a las masas de su Ejército Guerrillero Popular de Liberación y de su vanguardia, el Partido Comunista de la India (maoísta), dirigente de la Guerra Popular que está destruyendo el viejo Estado de los explotadores y construyendo el nuevo Estado de los Obreros y Campesinos, necesario para realizar las transformaciones revolucionarias en la perspectiva del socialismo.

La Guerra Popular en la India es una guerra justa que exige el apoyo de los proletarios y los pueblos del mundo, así como es un deber internacionalista denunciar la matanza cometida por los reaccionarios. En ese propósito damos a conocer, en una traducción libre, apartes de un artículo publicado por los camaradas de Dazibao Rojo el 9 de mayo con el título INDIA: El informe del equipo de investigación «Masacres enmascarados como encuentros: La Nueva Política Estatal para el Desarrollo en Gadchirol» (visitar el sitio)

Al cuestionar los reclamos de la unidad especial anti-Naxal de la policía de Maharashtra, C-60, por haber matado al menos a 40 «maoístas» en dos encuentros diferentes en el distrito de Gadchiroli, un equipo de investigación de 44 miembros publicó su informe y calificó los encuentros como falsos.

El informe «Masacres Enmascaradas como Encuentros: La Nueva Política Estatal para el Desarrollo en Gadchirol», publicado el lunes, fue redactado después de visitar los sitios de los presuntos encuentros en el distrito de Gadchiroli. El equipo estaba compuesto por miembros de tres redes u organizaciones de derechos humanos: Coordinación de Organizaciones de Derechos Democráticos (CDRO), Asociación de Abogados Indios (IAPL) y Mujeres contra la Represión del Estado y la Violencia Sexual (WSS).

El 22 de abril, tuvo lugar un supuesto encuentro en Boriya-Kasnasur de Bhamragarh tehsil del distrito de Gadchiroli, Maharashtra. La policía emitió una lista de 16 personas con una nota de prensa al día siguiente, diciendo que los naxalitas habían caído en combate. El 24 de abril, la policía afirmó que se encontraron otros 15 cadáveres en el río Indravati. Desde entonces, el recuento de asesinados ha subido a 40.

«La policía C-60 y la CRPF rodearon a los maoístas por todos lados y abrieron fuego indiscriminadamente mediante el uso de armas sofisticadas como lanzagranadas Under Barrel (UBGL) con la intención de matarlos. Como tal, es un asesinato en masa a sangre fría», dice el informe.

Al calificarlo como un encuentro falso, el equipo de investigación de los hechos ha preguntado cómo no hubo incluso por causalidad lesiones al personal de seguridad durante el encuentro que provocó la muerte de por lo menos 40 maoístas.

«En toda la operación, es interesante observar que el equipo C-60 no sufrió lesiones, y menos aún bajas. Se ha escuchado que el equipo se encuentra actualmente en una gira por el extranjero e inaccesible para la comunicación».

El equipo ha descubierto que «la fuerza C-60 no recuperó los cuerpos inmediatamente». Pruebas importantes del presunto encuentro, incluidas cartas, fotografías y documentos de identidad, parecen haberse dejado tirados días después del supuesto encuentro. El 22 de abril de 2018 no se publicaron fotografías del sitio original o de los cuerpos durante el comunicado de prensa de la policía. Solo los periodistas selectos (oficiales) tuvieron acceso inicial al sitio y sus informes parecen basarse por completo en las narrativas policiales. También parece sospechoso que se encontraron 15 cuerpos el 24 de abril, dos días después de dicho encuentro, y todos en el mismo lugar».

Cuando el equipo de investigación llegó a Boria, había una gran presencia de fuerzas de seguridad en la aldea y el equipo descubrió que a los aldeanos no se les permitía comunicarse con el equipo de investigación. El equipo también fue seguido (hostigado) por las fuerzas de seguridad.

Además de esto, el equipo ha planteado varias preguntas sobre la muerte de Nandu y otros cinco cerca de Nainer. «Cuando el padre recibió el cuerpo el 25 de abril, se estaba pudriendo, pero había una marca de lesión que parece hecha con un hacha en el hombro derecho». No eran visibles marcas de bala en su cuerpo. La gente en los asentamientos vecinos no escuchó el sonido de los disparos, como suele ser el caso durante los encuentros, pero sí escuchó algunos disparos aislados esa noche. La familia sospecha que los seis fueron detenidos y torturados bajo custodia policial antes de ser asesinados».

El equipo no cree que los asesinatos fueron eventos esporádicos aislados. Parece ser parte de una tendencia más amplia de atrocidades policiales en el área. Desde hace tiempo la región ha sido testigo de brutalidad policial continuamente.

El 5 de febrero, dos hombres jóvenes, Ramkumar y Premlal de la aldea de Koyanvarsha, que habían ido a cazar pájaros, fueron recogidos por las fuerzas de seguridad. Fueron forzados a aceptar que eran maoístas y cuando los hombres se resistieron a estas afirmaciones, fueron retenidos a la fuerza. Sin embargo, uno de ellos, Premlal, logró escapar y compartió toda la historia con el equipo visitante. El 6 de febrero, los aldeanos regresaron al lugar donde los hombres habían sido recogidos. Encontraron manchas de sangre, restos quemados de la tarjeta de identificación de votante de Ramkumar y restos del pájaro que habían cazado en el lugar. Esto los llevó a sospechar que Ramkumar había sido asesinado. Una vez que llegaron a la estación de policía de Gadchiroli, encontraron el cuerpo de Ramkumar allí. Más tarde, la policía les ofreció sobornos a los aldeanos para que guardaran silencio. En el campamento de la policía de Hedari, donde fueron a registrar una denuncia los familiares de los asesinados, las impresiones de su pulgar fueron tomadas en una carta donde se decía que los hombres tenían vínculos con los maoístas. El equipo de investigación ha narrado en detalle cómo la policía está torturando a los aldeanos.

Condenando la política estatal de asesinatos en el lugar, el equipo ha presentado una serie de demandas: investigación judicial de los falsos encuentros en Boria-Kasansur, Rajaram Khandla, Koyenvarshe y Rekhanar; retirada de todos los cargos falsos contra miembros de la sociedad civil que hablan contra las atrocidades policiales; registro de cargos contra las personas responsables del uso indiscriminado de la fuerza y orquestación de encuentros falsos; remoción de policías y paramilitares del área; prohibición de la minería en el área sin el consentimiento de gram sabha (asamblea popular contemplada en la constitución), retirada de enmienda a la Ley de Provisión de Panchayats (Extensión a áreas programadas) de 1996 que elimina la necesidad del consentimiento de sabha, y la preservación de los bosques para la recolección no perturbada de tendu patta (hojas) y bambú, y la garantía de un precio justo y la venta al gobierno (…)
¡ATRÁS LA “OPERACIÓN CACERÍA VERDE” Y EL TERRORISMO DE ESTADO EN LA INDIA! 2
¡Apoyemos la Guerra Popular en la India, Avanzada de la Revolución Proletaria Mundial!

También te podría gustar...