Rechazamos los métodos gansteriles y burocráticos de la “Izquierda” abertzale

Rechazamos los métodos gansteriles y burocráticos de la “Izquierda” abertzale 1

En un reciente comunicado el Mugimendu Sozialista (MS) de Euskal Herria (País Vasco, Estado español y Estado francés) denuncia la campaña anticomunista de acoso e intimidación por parte de organizaciones socialdemócratas y reformistas que componen la llamada Izquierda Abertzale (izquierda nacionalista vasca) tales como Sortu y EH Bildu, que representan -como dice el comunicado de MS- «los intereses de la clase media de Euskal Herria, que se ocupa de la estabilidad del orden y del Estado, como cualquier otro partido del Estado».

¿Qué es el Mugimendu Sozialista? Es un movimiento comunista que surgió hace años como una escisión comunista de la Izquierda abertzale, principalmente entre la juventud. Está compuesto por diversas organizaciones tales como la Gazte Koordinadora Sozialista (GKS, Coordinadora Juvenil Socialista), la Emakumeon Antolakunde Sozialista (ITAIA, Organización Socialista de Mujeres), la Unibertsitateko Indar Batasuna (UIB, Unión de Fuerzas Universitarias), el Ikasle Abertzaleak (IA, sindicato estudiantil), la Erraki Langile Kontrolpeko Espazioen Babes Sarea (ERRAKI, Red de Apoyo de Espacios de Control Obrero), todas estas que confluyen en la plataforma Kontseilu Sozialista (Consejo Socialista) y que cuenta con el órgano de información GEDAR.

En el último tiempo, el MS ha despertado el interés de los comunistas de Euskal Herria y de todo el Estado español por su capacidad de organización y movilización con un programa abiertamente comunista que remarca el carácter proletario de su movimiento; así como una crítica abierta contra los proyectos socialdemócratas y reformistas como el de EH Bildu. Ante el crecimiento del Mugimendu Sozialista y, por consiguiente, la pérdida de la hegemonía por parte de estos partidos de la Izquierda abertzale entre el movimiento obrero y de masas en Euskal Herria los ha llevado por emprender una ola de acoso y violencia contra los comunistas.

Entre los hechos de esta campaña de agresión anticomunista desplegada por las fuerzas socialdemócratas abertzales están por un lado, generar entre la opinión pública la idea de que el Mugimendu Sozialista no es más que un “grupúsculo” que no tiene importancia política; de que son “españolistas” y se oponen a la autodeterminación del pueblo vasco; a su expulsión de las txosnas (casetas), lo que les impide obtener recursos; rebajan las críticas que desde el MS se le hacen a su política de conciliación de clases para hacerlas pasar como si fueran ataques contra la “izquierda”; a la militancia comunista también se le ha venido excluyendo de espacios asamblearios y, como denuncia el comunicado de MS, «nos quitan sistemáticamente la propaganda, hacen grabaciones encubiertas y las suben a las redes, se están dando casos de acoso laboral por parte de gente de EH Bildu por ser militantes del Movimiento Socialista, se han producido despidos ilegales y chantajes de despido por razones ideológicas, se han acentuado casos de humillación y discriminación a estudiantes de Ikasle Abertzaleak por parte de profesores de instituto de Sortu, han hecho que las redes sociales sean un espacio para la persecución social, últimamente ha habido insultos, golpes y amenazas de muerte a militantes comunistas, etc».

Claro está que la militancia comunista que compone el Mugimendu Sozialista no se ha quedado con los brazos cruzados ante esta ola de acoso anticomunista, por lo que han tenido que responder para evitar el linchamiento de sus militantes. El MS ha manifestado su intención de distensionar la situación que ha generado la Izquierda abertzale en las calles para que esos choques no escalen en un enfrentamiento cada vez más violento; incluso se muestra dispuesta en compartir los espacios públicos y de activismo de masas, pero reiteran que no van a abandonar la crítica política e ideológica a la socialdemocracia y el reformismo vasco como pretende la izquierda abertzale.

Desde Colombia, los comunistas rechazamos esos métodos gansteriles y burocráticos que la “Izquierda” abertzale ha emprendido contra el Mugimendu Sozialista.

Frente al Mugimendu Sozialista resaltamos que es un movimiento importante por cuanto organiza y moviliza a la juventud proletaria vasca en la lucha contra el capitalismo y por el socialismo; además de la defensa que hacen del proletariado como sujeto revolucionario, la reiteración de la necesaria independencia de clase y, por ende, la construcción del partido comunista ajeno a la socialdemocracia y el reformismo. Confiamos en que las fuerzas más revolucionarias en su interior acogerán la ciencia del marxismo leninismo maoísmo. Así como que las distintas organizaciones que componen el Mugimendu Sozialista van a continuar la lucha para defender su militancia y avanzar en el crecimiento de esta, en la defensa de sus derechos a existir como organización y ejercer la actividad política.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.