El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años 1

Hoy se cumplen 100 años de la fundación del Partido Comunista de China, el cual dejó un gran legado para los comunistas, el proletariado internacional y los pueblos del mundo. No es el aniversario del partido de la burguesía imperialista que hoy cabalga sobre el pueblo chino y otros pueblos.

Es el aniversario del Partido que dirigió a la clase obrera y los campesinos en su lucha por su liberación de la explotación y opresión, ejercida por los imperialistas, burgueses y terratenientes. No la historia del partido burgués que usurpó el poder proletario, restauró el capitalismo en 1976 en China y hoy comanda Xi Jinping en la lucha imperialista por un nuevo reparto del mundo.

Aprender de la experiencia y del legado de ese Partido Comunista, cobra hoy gran importancia, precisamente porque el dogmatismo nuevamente predomina en el pensamiento de los comunistas de diferentes países, como en los primeros años en que le tocó luchar al PCCH, y que costó la vida de muchos luchadores.

Lastimosamente el PCCH no pudo sintetizar su historia como sí lo hicieron los bolcheviques; en una nota introductoria al artículo de Mao La Revolución China y el PCCH se explica que se propusieron realizar un documento con tres capítulos: La sociedad ChinaLa revolución China y La construcción del Partido, este último quedó inconcluso, pues los encargados de su redacción no pudieron acabarlo y después de eso no se conoce un escrito sobre la historia del Partido. Así que no se tiene la versión oficial proletaria.

Sin embargo, hay varias fuentes que han escrito al respecto. Nosotros hemos querido hacer una breve reseña de la cual haremos varias entregas, pues son distintos los aspectos y períodos por los que trasegó el Partido, que dan muestra de la lucha por aplicar el marxismo leninismo en contra de la línea burguesa, que finalmente, después del triunfo de la revolución, logró empotrarse en la dirección del Partido llevando a la derrota temporal de la revolución y a que hoy ese partido sea un partido burgués y China un país capitalista imperialista.

Esperamos que este pequeño aporte contribuya para que los comunistas de hoy a través de esta experiencia puedan sortear las luchas actuales que atrancan al MCI y la construcción de la Internacional Comunista.

Junto con esta primera parte, publicamos el primer capítulo de libro editado en Shangai sobre el carácter del partido que en su posdata a la edición china dice:

“La presente obra Una Comprensión Básica del Partido Comunista de China ha sido preparada sobre la base de la teoría del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung respecto de la construcción del Partido y en el espíritu de los documentos del X Congreso, con el fin de poder servir como referencia para los miembros del Partido Comunista, para los elementos activos que desean unirse al Partido, así como para los jóvenes instruidos empeñados en el estudio de los Estatutos del Partido. También está diseñado para proporcionar material de referencia para las organizaciones primarias del Partido que están dando escuelas sobre el Partido”.


Desde su mismo nacimiento, el nuestro ha sido un partido basado en la teoría marxista-leninista, pues esta teoría es la cristalización del pensamiento científico del proletariado mundial, el pensamiento más correcto y más revolucionario”.
Mao Tse Tung, Sobre el gobierno de coalición, 1945.

Este 1 de julio se cumplen 100 años de fundación del Partido Comunista de China (PCCh) como sección china de la Internacional Comunista. Si bien esa es la fecha oficial, históricamente el primer Congreso fundacional se llevó a cabo semanas posteriores a ese día. Doce delegados en representación de 57 comunistas de siete regiones distintas acudieron al encuentro que sesionó en una casa ubicada en lo que era la concesión francesa de Shanghai, pero debido a la vigilancia policial, el congreso terminó sesionando en un bote en el Lago Sur de Jianxing, provincia de Zhejiang. Ese Congreso contó con la participación de dos delegados de la Internacional Comunista, y entre los delegados se encontraba el joven Mao Tse-Tung. Chen Duxiu fue elegido secretario general, a pesar de no haber podido participar en el evento.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años 2

Cuando fue fundado el PCCh, China era un país atrasado sin una economía centralizada a nivel nacional y sin la existencia de un Estado central; con una economía semifeudal y dominada por múltiples potencias imperialistas bajo la forma administrativa de concesiones, establecimientos, zonas especiales, y demás fachadas legales con las que los imperialistas controlaban territorio chino, por ejemplo, los puertos de Shanghái, Hankou, Cantón y Tianjin estaban bajo dominio del imperialismo francés. En el campo, los grandes terratenientes ejercían el control de la producción agrícola siendo dueños de más de la mitad de las tierras cultivables, y donde se presentaban relaciones de producción pre capitalistas de servidumbre como la renta en especie. En las ciudades, los imperialistas eran dueños de la mayoría de las fábricas de una industria que representaba el 10% de la economía china y que contaba alrededor de 2 millones de proletarios. Imperialistas y señores feudales, junto a la burguesía burocrática, la cual administraba los negocios locales del imperialismo, se encontraban en alianza para oprimir al pueblo y el proletariado chino.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años 3

Esa situación de ignominia suscitó los primeros levantamientos como las protestas contra el Tratado de Versalles que entregaba las colonias alemanas en China a los imperialistas japoneses, que generó un gran movimiento conocido como el Movimiento 4 de mayo, el cual, movido por un sentimiento antiimperialista, organizó huelgas de trabajadores y pequeños comerciantes, así como boicot a los productos japoneses. Antes de ese movimiento, la clase obrera china ya venía desarrollando sus primeras manifestaciones de lucha espontanea, pero aún no se había constituido en fuerza política independiente.

Ese Movimiento del 4 de Mayo no sólo logró movilizar al proletariado chino, sino que impulsó a la participación política a muchos intelectuales, que sentían la necesidad de participar en la liberación del pueblo chino de la opresión y explotación en la que se encontraba; inspirados por el ejemplo de la Revolución de Octubre de 1917, empezaron a estudiar y difundir el marxismo entre las amplias masas y a integrarse entre el proletariado y el campesinado: “La salvas de la Revolución de Octubre trajeron el marxismo leninismo”.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años 4

Así se fueron creando grupos dedicados al estudio del marxismo que participaban en la lucha que libraba el pueblo chino mediante organizaciones estudiantiles, sindicatos obreros y ligas campesinas. Se fueron preparando las condiciones para sentar la base de fundación del Partido. Ese proceso muestra que la creación del Partido Comunista de China es la expresión política del movimiento revolucionario proletario en China, la fusión del marxismo leninismo con el proletariado chino.

Ya fundado el Partido aquel mes julio de 1921, y bajo la dirección de la Internacional Comunista, el partido comenzó a actuar siguiendo el modelo seguido por los revolucionarios soviéticos, pero el camarada Mao Tse-Tung caería en cuenta que no bastaba con organizar y dirigir la lucha del proletariado chino, sino que se debía integrar realmente el marxismo leninismo a la realidad china para que la revolución pudiera avanzar, por lo que emprendió la tarea de teorizar sobre el camino a seguir siguiendo el estudio de la realidad objetiva y no en los deseos subjetivos y un apego ciego a la doctrina, en lucha de líneas contra las tendencias dogmáticas y oportunistas dentro del partido. Su primera obra Análisis de las clases de la sociedad china, dio inicio a ese proceso de investigación de la realidad de dicho país y así establecer una línea y un programa justo para la revolución.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años 5

El carácter del Partido – Capítulo I del libro «Una Comprensión Básica del PCCh»

Tomado del blog Defensa de Partido Comunista del Perú

Capítulo I
El Carácter del Partido

Nuestro partido es la vanguardia del proletariado, además, porque tiene estricta organización y estricta disciplina. Es el destacamento avanzado, al mismo tiempo un destacamento organizado, del proletariado. Tiene un elevado sentido de la organización y una férrea disciplina -cada miembro del partido debe pertenecer a una de sus organizaciones y trabajar conscientemente allí. Deben implementar las decisiones del partido con el fin de formar un colectivo organizado y disciplinado, un destacamento de combate altamente centralizado. Es precisamente como resultado de esta estricta organización y disciplina que nuestro partido ha podido garantizar la implementación de una correcta línea y así triunfar sobre un poderoso enemigo y así llevar la revolución a su gloriosa victoria.

Los estatutos del partido comunista de China adoptados durante el X Congreso estipulan: “El partido comunista de China es el partido político del proletariado, la vanguardia del proletariado”. Es sumamente importante tener una correcta comprensión del carácter de nuestro partido, con el fin de ayudar a construirlo, consolidar su dirección centralizada, darle pleno juego a su papel dirigente como vanguardia del proletariado, y asegurar aún mayores victorias para la causa socialista en nuestro país.

El Partido Comunista de China es el Partido Político del Proletariado.

El marxismo enseña que un partido político es el producto de la lucha de clases y al mismo tiempo es su instrumento. En la sociedad de clases, si una clase dada quiere movilizar y organizar sus fuerzas para luchar contra las clases opositoras, y de ahí a tomar el poder, consolidad ese poder, establecer y preservar su dominio sobre toda la sociedad, debe construir por sí misma una organización y un liderato que represente sus intereses, que concentre su voluntad –un partido político. Como dijo Lenin: “…las clases son dirigidas por partidos políticos…” (9). El partido político es el núcleo de una clase y la clase es la base de un partido político. Todo partido político inevitablemente tiene un carácter de clase claramente definido. Nunca ha habido un partido político en el mundo por encima de las clases, ni nunca ha existido un “partido de todo el pueblo” (10) que no represente los intereses de una clase definida.

El partido comunista de China es un partido político proletario, es el destacamento de vanguardia del proletariado, construido sobre la base de la teoría revolucionaria y el estilo de trabajo del marxismo-leninismo.

El partido comunista de China es un partido proletario porque es la expresión concentrada de las características y cualidades del proletariado. El proletariado es la más grande clase política en la historia de la humanidad, es la más poderosa clase revolucionaria en lo ideológico, en lo político, y en fuerzas; es el representante de las nuevas fuerzas productivas, ligado a las formas económicas más avanzadas. En la vieja sociedad, fue el proletariado el que sufrió la más cruel explotación, la más feroz opresión; no tenía nada, no poseía medios de trabajo para su subsistencia. Como resultado de la posición económica y política que ocupaba, el proletariado tenía el más grande odio hacia las clases explotadoras, la más amplia perspectiva, la más grande preocupación por lo colectivo como opuesto a lo individual. El proletariado fue el más radical en la revolución; tenía el más estricto sentido de disciplina y organización. El proletariado chino de hecho sufría una triple opresión: la opresión del imperialismo, la opresión del capitalismo, y la opresión del feudalismo –de hecho hay pocos lugares en el mundo donde la opresión ha sido de carácter tan cruel y terrible. Fue por esta razón que, en la lucha revolucionaria, el proletariado chino fue más resuelto y consistente que cualquier otra clase. Además, una gran proporción del proletariado chino tenía sus orígenes en el campesinado desposeído, y por tanto tenía vínculos naturales con las masas campesinas que conformaban la inmensa mayoría de la población, haciendo así más fácil que el proletariado y el campesinado se unieran. Fue por todas estas razones que en la lucha revolucionaria, el proletariado chino demostró el más revolucionario y valiente de todos. Sin retroceder ante ningún peligro o sacrificio, siempre permaneció en las primeras filas de la lucha revolucionaria, convirtiéndose así en la invencible fuerza dirigente de la revolución China. Y es precisamente en esta más resuelta, más progresista y más revolucionaria clase que el partido comunista de China encontró su base de clase. De este modo nuestro partido, no solo posee todas las características y cualidades peculiares del proletariado, sino que es también la expresión concentrada de estas características y cualidades como las poseídas por el proletariado chino.

Otra razón por la que el partido comunista de China es un partido político proletario es que es el producto de la aplicación del marxismo-leninismo al movimiento revolucionario de China. Desde el día de su nacimiento, el proletariado chino nunca dejo de librar resistencia contra sus opresores y explotadores. Por su puesto, antes del movimiento del 4 de Mayo (11) la clase obrera China estaba aún en la etapa de la lucha espontánea, y no constituía una fuerza política independiente, fue en 1919, bajo la influencia de la Revolución de Octubre y del marxismo-leninismo que el movimiento del 4 de Mayo se lanzó en nuestro país, dirigido contra el imperialismo y feudalismo. En el curso de este gran movimiento revolucionario, el proletariado chino apareció en la escena de la historia como una fuerza política independiente, mostro su inmensa fuerza y su creciente tamaño. Al mismo tiempo, el movimiento del 4 de Mayo dio un impulso a muchos intelectuales que tenían algunas ideas comunistas elementales –estos intelectuales se hicieron conscientes de la importancia de estudiar y difundir el marxismo leninismo así como de la posición histórica ocupada por el proletariado, y se dieron a la tarea de propagar el marxismo entre las amplias masas, tomando así el camino de integrarse ellos mismos con los obreros y campesinos. El Movimiento del 4 de Mayo marcó el comienzo de la aplicación de la verdad del marxismo-leninismo a la práctica concreta de la revolución China. Preparó las condiciones –tanto en el plano ideológico como en términos de cuadros –para la fundación del partido. Con el comienzo de la aplicación del marxismo-leninismo al movimiento revolucionario chino, los comunistas chinos, representados por el Presidente Mao, asumieron con entusiasmo la tarea de crear el partido. El 1° de julio de 1921, todos los grupos comunistas en el país enviaron delegados a participar en el I Congreso Nacional del partido comunista de China en Shanghai, donde fue proclamado solemnemente el nacimiento del partido. Este proceso histórico muestra claramente que la creación del partido comunista de China fue el inevitable fruto del desarrollo del movimiento revolucionario proletario en la China moderna, que fue producto de la aplicación del marxismo-leninismo al movimiento revolucionario chino.

Sin embargo, otra razón por la que el partido comunista de China es un partido político proletario es que representa de forma concentrada los intereses fundamentales y la voluntad de clase del proletariado que sirve a los intereses de la gran mayoría del pueblo de China y del mundo (12). Los grandes maestros del proletariado, Marx y Engels, plantearon en el manifiesto del partido comunista: “Todos los anteriores movimientos históricos fueron movimientos de minorías o a favor de los intereses de la minoría. El movimiento proletario es el movimiento autoconsciente e independiente de la inmensa mayoría, a favor de la inmensa mayoría”. (13). El Presidente Mao también ha dicho: “El partido comunista es un partido político que trabaja a favor de los intereses de la nación y el pueblo y que no tiene absolutamente ningún fin privado que buscar”. (14). Estas enseñanzas muestran claramente el carácter de un partido político proletario, reflejan la identidad de intereses entre el partido y el proletariado y otras gentes trabajadoras. Establecer un partido para el bien colectivo o establecerlo para los intereses proletarios –esto es lo que diferencia al partido proletario de un partido político burgués. El proletariado establece su propio partido político con el fin de derrocar completamente a la burguesía y a todas las clases explotadoras, eliminar todos los sistemas de explotación, luchar por la emancipación total del proletariado y de toda la humanidad –esto significa que establece un partido para el bien colectivo, para la revolución, para el pueblo. Pero todos los partidos burgueses o revisionistas, por el contrario, dirigen sus esfuerzos a preservar los intereses de las clases explotadoras, a proteger el cruel sistema de explotación del proletariado y todo el pueblo trabajador por parte de la burguesía –establecer tales partidos es hacerlo para sí mismos, con el fin de favorecer los intereses privados de un puñado de personas, estar al servicio de las clases explotadoras. Desde el día de su fundación, nuestro partido ha librado incansablemente por los intereses fundamentales del proletariado, por la realización del más elevado ideal; el comunismo en la época de la revolución democrática, el Presidente Mao dirigió a todo el partido y el pueblo por el camino de tomar el poder por medio de la lucha armada, y de esta forma derribaron las “tres grandes montañas” (15) que estaban aplastando al pueblo chino, y fundaron la Nueva China. En el periodo de la revolución socialista, es de nuevo por medio de seguir la doctrina del Presidente Mao sobre la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, que nuestro partido ha dirigido al proletariado y el pueblo de nuestro país a librar la revolución socialista en los frentes económico, político e ideológico. Y sobre todo, ha sido la gran revolución Cultural proletaria, iniciada y dirigida personalmente por el Presidente Mao, la que ha causado un fortalecimiento sin precedentes de la dictadura del proletariado, y la que ha incentivado el desarrollo de socialismo en nuestro país por medio de grandes saltos. En el frente internacional, nuestro partido, defendiendo firmemente el internacionalismo proletario, con todos los partidos y organizaciones del mundo auténticamente marxista-leninistas, y se opone resueltamente al revisionismo moderno, representado por la camarilla de renegados revisionistas soviéticos. Durante sus 50 años de existencia, la historia de nuestro partido ha sido una historia de lucha por los intereses fundamentales del proletariado y el pueblo trabajador, por la emancipación de toda la humanidad. Todos estos hechos muestran claramente que nuestro partido político proletario.

El Partido es la vanguardia del Proletariado

Nuestro partido es el partido del proletariado, pero hay ciertas cosas que lo diferencian de la clase en su conjunto. El partido constituye sólo un sector del proletariado, su sector más decidido y más combativo – es la vanguardia del proletariado. El Presidente Mao lo explica claramente: “La organización del partido debe estar compuesta de los elementos avanzados del proletariado; debe ser una vigorosa organización de vanguardia capaz de dirigir al proletariado y a las masas revolucionarias en la lucha contra el enemigo de clase”. (16).

Nuestro partido es la vanguardia del proletariado porque está compuesto de los elementos avanzados del proletariado. No todos los miembros del proletariado pueden unírsele, ni pueden hacerlo todos los revolucionarios – son solo los elementos avanzados más decididos, así como todos los que demuestren devoción ilimitada a la misión histórica del proletariado quienes pueden unírsele. Por supuesto nuestro partido no tiene miembros solo de origen proletario, hay también miembros que provienen de otras clases sociales. Pero estos revolucionarios que no son de origen proletario no ingresan al partido como representantes de otras clases. A ellos se les otorga la militancia sólo después de haber transformado conscientemente su concepción del mundo, habiéndose imbuido con la ideología proletaria, y habiendo abandonado su anterior posición de clase después de haber estudiado el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung, y haber tomado parte en los tres grandes movimientos revolucionarios. Además, también deben cumplir las condiciones requeridas por los elementos avanzados del proletariado. Así, la admisión de estos camaradas, lejos de alterar el carácter proletario del partido, le permite ampliar sus filas y fortalecer su capacidad de combate.

Nuestro partido es la vanguardia del proletariado también debido a que la base teórica su guía su concepción es el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung. Como dice el Presidente Mao: “Desde su mismo comienzo nuestro partido se ha basado en la teoría del marxismo-leninismo…” (17). Durante la larga lucha revolucionaria, el Presidente Mao ha utilizado correctamente el marxismo al servicio de la práctica concreta de la revolución china. De este modo tomo el legado del marxismo-leninismo, lo defendió y lo desarrolló. En cada etapa histórica del desarrollo de la revolución, el Presidente Mao ha establecido una correcta línea política y correctas políticas para nuestro partido. En cada ocasión, él ha triunfado sobre las líneas oportunistas de nuestros enemigos tanto internos como externos, y ha dirigido la causa revolucionaria de victoria en victoria. Es precisamente debido a que nuestro partido siempre se ha basado en el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung, y siempre ha seguido la línea revolucionaria proletaria del Presidente Mao, que ha podido mantener su carácter como la vanguardia del proletariado, y se ha convertido en el núcleo dirigente de todo el pueblo chino.

De acuerdo con las enseñanzas del marxismo-leninismo, para determinar si un partido es realmente un partido político proletario, si es la vanguardia del proletariado, no se debe examinar simplemente el origen social de sus miembros, sino que en cambio se debe ver su pensamiento guía, su programa, y su línea. Como ha señalado Lenin: “…el que un partido sea o no realmente un partido político de los obreros no depende simplemente de que tenga una militancia de obreros sino también de los hombres que lo dirigen, y el contenido de sus acciones y sus tácticas políticas. Sólo esto último determina si realmente estamos ante un partido político del proletariado”. (18) Un auténtico partido político proletario debe tener una concepción guiada por la teoría del marxismo-leninismo es, sólo entonces que puede agarrar las leyes del desarrollo de la sociedad, determinar una línea marxista-leninista para sí y convertirse en la vanguardia que guíe al proletariado y a las masas revolucionarias en la lucha contra el enemigo de clase y los dirija a la victoria. Si en algún momento se aparta del marxismo-leninismo, es decir, si traiciona al proletariado, entonces no importa qué intereses de clase diga representar, no importa qué nombre se dé a sí mismo, no importa cuál sea su composición, en ningún sentido puede ser un partido político proletario, ni mucho menos la vanguardia del proletariado. Por el contrario, es un partido político burgués, un partido revisionista. La camarilla de renegados revisionistas soviéticos ha traicionado completamente el marxismo-leninismo, y aun cuando todavía se ponga el rótulo de “partido comunista”, su partido en realidad se ha convertido en un partido revisionista, un partido fascista, que sirve a los intereses de una nueva burguesía burocrática monopolista.

“El partido comunista de China es el partido político del proletariado, es la vanguardia del proletariado”. Este pasaje de los Estatutos señala correctamente el carácter de nuestro partido, sus vínculos con el proletariado, y lo que diferencia partido y clase. Lo que vincula nuestro partido al proletariado establece su carácter de clase: el proletariado constituye la base de clase del partido; lo que diferencia a nuestro partido del proletariado es su carácter avanzado: es la vanguardia del proletariado. Mientras existan clases y partido políticos, las diferencias entre la vanguardia y las otras organizaciones del proletariado, entre quienes son miembros del partido y quienes no lo son, no pueden desaparecer. Negar estas diferencias es menospreciar el carácter avanzado de las organizaciones del partido, menospreciar el papel de ejemplo de vanguardia de los miembros del partido. Pero no es cuestión de considerar estas diferencias de manera aislada. Si el partido se aparta de la clase y de las otras organizaciones revolucionarias de las masas, si sus miembros se apartan de las masas que no son del partido, esto también puede borrar el carácter del partido como vanguardia del proletariado, y causa que sus miembros pierdan su papel como elementos avanzados del proletariado. En tal caso, el partido ya no sería un partido político proletario.

Esto es lo que nos enseña el Presidente Mao: “El partido es la vanguardia del proletariado y la más elevada forma de organización proletaria. Debe dirigir a todas las otras organizaciones, como el ejército, el gobierno y las asociaciones de masas”. (19). El partido debe dirigir todas las otras organizaciones del proletariado, y a menos que lo hagan, la lucha del proletariado no puede ser victoriosa.

Para librar una lucha victoriosa, el proletariado no solo necesita establecer su propio partido político revolucionario, también debe dotarse de todas las organizaciones necesarias para librar exitosamente la lucha revolucionaria: cuerpos estatales, un departamento de asuntos militares, sindicatos, asociaciones de campesinos pobres, federaciones de mujeres, una liga de la Juventud, Guardias Rojos, Pequeños Guardias Rojos y otras organizaciones de las masas revolucionarias. Estos diversos departamentos y organizaciones son sumamente importantes para la revolución y construcción socialistas, el cumplimiento de la misión histórica del proletariado, la realización del comunismo; ellas no pueden descuidarse. Estos departamentos y estas organizaciones hacen posible movilizar al proletariado y a las amplias masas revolucionarias, fortalecer y consolidad la posición proletaria en todos los frentes. Para servir a la causa del socialismo, es por tanto necesario que todas las organizaciones revolucionarias sean hechas para jugar plenamente su papel. Pero no pueden llevar a cabo este papel activo con una correcta orientación a menos que estén bajo la dirección del partido, bajo la guía de su línea marxista-leninista.

Fortalecer el liderazgo del partido –esto proporciona la garantía fundamental para consolidar la dictadura del proletariado y llevar la causa del socialismo a la victoria. Las organizaciones revolucionarias del proletariado deben estar sometidas a la dirección centralizada del partido, no pueden utilizar sus propias circunstancias particulares como una excusa para actuar independientemente de éste. Si el partido no les da liderato a ellas, si ellas no se someten a éste, estas organizaciones corren el riesgo de perder su orientación y a ser engañadas, controladas y utilizadas por la burguesía. Bajo la influencia corruptora de las tendencias de pensamiento burguesa y revisionista, ellas pueden convertirse en apéndices políticos de la burguesía, e incluso ser transformadas en instrumentos de la burguesía contra el proletariado. Es por estas razones que quienes rechazan el liderazgo del partido se están poniendo de hecho parte de la burguesía, y oponiéndose al proletariado; de hecho, están debilitando y combatiendo la dictadura del proletariado.

El partido es la forma más elevada de organización del proletariado y debe dirigirlo todo; (20) este es un principio esencial de la doctrina marxista sobre la construcción del partido. La relación entre el partido y las otras organizaciones de las masas es la relación de dirigente a dirigido. Es el carácter y las tareas del partido político proletario lo que determina su posición y papel dirigente; los intereses fundamentales del proletariado requieren que éste cumpla su función –esta es una verdad marxista-leninista que la lucha revolucionaria ha demostrado una y otra vez.

Luchar por Preservar el Carácter Proletario del Partido

La lucha de dos líneas dentro del partido sobre la cuestión de su carácter ha sido siempre muy aguda. Todos los líderes de las líneas oportunistas siempre han tratado por todos los medios de prevenir el carácter del partido político del proletariado, con el fin de servir a su propia criminal meta de sabotear la revolución proletaria. En la historia el movimiento comunista internacional, los viejos revisionistas. Berstein y kautsky (21) difundieron todo tipo de absurdidades e hicieron todos los esfuerzos por convertir el partido proletario en un partido reformista, un partido oportunista y revisionista. Ellos causaron la bancarrota de la II Internacional. Los modernos revisionistas –Jruschov, Brezhnev y compañía- poniéndose de nuevo las harapientas ropas de los revisionistas del pasado, están tratando de empeñar sus disparates respecto del “partido de todo pueblo”, alegando que “el partido de la clase obrera ya ha sido transformado en la vanguardia del pueblo soviético; se ha convertido en el partido de todo pueblo” y “es una organización política de todo el pueblo”. Como todo el mundo sabe, ellos han pervertido el carácter del partido político proletario, han convertido al partido comunista de la Unión Soviética Fundado por Lenin en un partido revisionista, un partido fascista. Esta es una lección muy seria para el movimiento comunista internacional.

En nuestro partido, la lucha sobre la cuestión del carácter del partido también ha sido muy aguda. El estafador y traidor a la clase obrera, Liu Shao-chi, hizo todo para defender la idea de que “el partido es el partido de las masas, el partido del pueblo” tratando de este modo de pervertir el carácter del partido. Lin Piao, el arribista, conspirador, embustero contra-revolucionario, y traidor al país, también hizo esfuerzos similares por alterar la línea básica y el programa del partido. Promoviendo una baratija de dizque comunismo, esperaba convertir nuestro partido marxista en un partido revisionista, en un instrumento de restauración contra-revolucionaria. La gran Revolución Cultural Proletaria y el movimiento de crítica de Lin Piao y rectificación del estilo de trabajo (22) iniciado y dirigido personalmente por el Presidente Mao, aplastó completamente los criminales complots de Liu Shao-chi y Lin Piao para cambiar el carácter de nuestro partido y restaurar el capitalismo. Nuestro partido salió depurado, más sólido y más vigoroso que nunca. La lucha entre las dos líneas dentro del partido demuestra profundamente que salvaguardar el carácter del partido es una cuestión de gran importancia. Está íntimamente relacionada con el destino del partido y el estado, y con la cuestión de si la revolución lograra la victoria o caerá en la derrota. Construir continuamente nuestro partido, utilizar el marxismo-leninismo- pensamiento Mao Tsetung, desenmascarar y frustrar los complots de los revisionistas para pervertir el carácter del partido –esto dará la garantía de que nuestro partido siempre conservará su carácter proletario. Para un comunista, lo más importante en la lucha para preservar el carácter proletario del partido es fortalecer su espíritu de partido proletario. Debemos comprender que la construcción de un partido político marxista-leninista y la defensa de su carácter proletario es la tarea de cada uno de sus miembros. El partido es igual que un organismo viviente, y su gran cantidad de miembros son como muchas células, siendo cada una parte del organismo. Entre más fuerte es el espíritu de partido en cada miembro, más elevada es su conciencia de la lucha de clases y de la lucha de dos líneas, mejor podrá cumplir su papel ejemplar, y mejor se preservará el carácter proletario del partido. Para fortalecer su espíritu de partido proletario, un comunista debe leer y estudiar asiduamente y esforzarse por agarrar posición, el punto de vista y el método marxista. Debe poder ligar la teoría con la práctica, diferenciar la línea correcta de la incorrecta, fortalecer su capacidad de separar el verdadero marxismo del falso. Debe tener siempre en mente la línea básica del partido y el principio de “los tres qué-hacer” (23) y debe atreverse a librar una implacable lucha contra las líneas y tendencias erróneas. Para hacer esto, debe sumergirse activamente en la práctica de los tres grandes movimientos revolucionarios, trabajar incansablemente por transformar su concepción del mundo para estar de acuerdo con el partido en el nivel ideológico, y prepararse para ser un resuelto combatiente por el comunismo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 2021-07-23

    […] nuestro anterior artículo sobre el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, se dio introducción a la […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *