El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años (5)

ANTECEDENTES DE LA GRAN REVOLUCION CULTURAL PROLETARIA CHINA

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años (5) 1

Pasados cerca de dos décadas desde la fundación de la República Democrática Popular China y durante la lucha contra el analfabetismo, las hambrunas, las intervenciones extranjeras, el desempleo, el bandidaje, la prostitución y otros problemas, el Pueblo chino entró en una nueva etapa para continuar su camino revolucionario y no desviar su lucha hacia la explotación del hombre por el hombre. En esta lucha bajo la dirección del Partido Comunista de China se dio inicio a la Gran Revolución Cultural Proletaria (1966-1976)

Pero antes de abordar esa cumbre en la lucha de clase del proletariado mundial, es importante establecer sus antecedentes, pues esa iniciativa tuvo sus raíces en una lucha continua contra la influencia de las ideas burguesas (enriquecimiento personal, individualismo, prestigio personal etc.) en cada paso dado en el desarrollo de la revolución socialista. Es una ley del desarrollo social que ante nuevas tareas se expresen distintos intereses de clase manifiestos en ideas y propuestas con objetivos diferentes. La dirección del Partido Comunista por su arraigo entre las masas obreras y campesinas1 previa discusión y análisis, direccionó los esfuerzos del pueblo para que las decisiones tomadas le beneficiaran; es el caso de la permanencia o no de industrias privadas en territorio chino, la existencia o no de la economía mixta en algunas ramas de la producción, la diplomacia con otras naciones incluso hostiles a los intereses proletarios, el respeto a las creencias religiosas lo cual no niega la lucha contra la superstición, el idealismo y la metafísica, la lucha contra organizaciones sociales que amparadas bajo ese manto tenían planes conspirativos contra el poder de los obreros y los campesinos etc.

1 Aclaramos que como marxistas el análisis fundamental de clase se basa en su posición frente a los medios de producción (se poseen o no medios para producir, como la tierra, máquinas, herramientas, insumos etc.) ello hace que exista el proletariado y la burguesía entre otras clases, y de acuerdo a donde empleen su fuerza se hacen distinciones por ejemplo: proletariado agrícola, industrial o comercial; pero, también reconocemos las condiciones materiales de vida de allí que un estudiante, un intelectual o un artista defienda una u otra clase a partir de sus orígenes de clase o sus aspiraciones de clase (para nadie es un secreto que hay estudiantes o artistas que aspiran a ser burgueses a pesar que vivan bajo las mismas condiciones materiales que sus padres obreros o campesinos).

Las luchas ideológicas y políticas más importantes previas a la Gran Revolución Cultural Proletaria fueron mencionadas en el Editorial del Diario del Ejército de Liberación del 4 de mayo de 1966 bajo el título de No olvidar nunca la lucha de clases:

La revolución socialista en el frente económico (en la propiedad sobre los medios de producción) no es suficiente ni se consolida por si sola. Hace falta además una revolución socialista completa en los frentes político e ideológico. (…) De hecho, como ha señalado el Presidente Mao, durante los 16 años transcurridos desde la liberación no ha habido un año, un mes, ni siquiera un día, en que la lucha de clases en el frente cultural haya cesado. Hemos tenido, por ejemplo, la crítica a la película La vida de Wu Sün en 1951; la crítica al libro Estudios sobre “el sueño del pabellón Rojo” y luego la crítica a las ideas reaccionarias de Ju Shi en 1954; la critica a Ju Feng y la lucha contra su camarilla contrarrevolucionaria en 1955; el contraataque a la frenética embestida lanzada por las fuerzas derechistas burguesas en el frente cultural de 1957; el surgimiento de gran cantidad de hierbas venenosas burguesas y revisionistas en los campos del cine, el teatro y la literatura desde 1959 y nuestra lucha contra ellas; la crítica al concepto de Yang Sien-chen de que “dos se integran en uno” en 1964 y la gran polémica actual que, iniciada con la crítica a la obra de Wu Jan, La destitución de Jai Rui, se está profundizando etc. A una lucha sigue otra más profunda que la anterior. Luego de que esta línea negra sea eliminada, puede surgir otra en el futuro y habrá que emprender una nueva lucha. Esta muestra que la lucha de clases es independiente de la voluntad del hombre e inevitable. Los elementos antipartido y antisocialistas tienden obstinadamente a manifestar su naturaleza burguesa de una y mil maneras. No se puede esperar que hagan otra cosa. (…) Después de ser desenmascaradas, criticadas y golpeadas una y otra vez por las amplias masas, recurren a tácticas más encubiertas, insidiosas, indirectas y zigzagueantes para proseguir su ataque contra el partido y el socialismo.

Para contextualizar a nuestros lectores hablaremos de estas luchas para conocer un poco sobre su contenido.

La película de Wu Sün trataba de emular la conducta de este personaje histórico que bajo la apariencia del apoyo a la educación gratuita se enriqueció y promovió la sumisión ante los opresores y reaccionarios; la aparición de dicha película y su forma de abordar la historia sirvió para desarrollar la lucha ideológica al evidenciar el poco criterio político de algunos miembros del partido que se dejaron desubicar y quienes acríticamente promovían esta película entre las masas.2

2 Una referencia al respecto se encuentra en: Mao Tse-tung (1951) Prestar seria atención al debate sobre la película La Vida de Wu Sün, Obras escogidas. Tomo V. Págs. 58 y 59. 

El idealismo de Yu Ping-po muy afín a la escuela de ideas reaccionarias de Ju Shi, se expresó también en sus estudios de la obra titulada El sueño del pabellón rojo del autor Cao Xueqing, ya que esto evidenció la unidad de los escritores burgueses ante las críticas hechas por los estudiantes al análisis de obras clásicas; estos escritores despreciaban la crítica argumentando que quienes la hacían eran unos “don nadie” en el mundo académico, dicha actitud demostraba su desprecio a las masas populares y su espíritu academicista. El idealismo en los estudios de la obra se centraba en que era una obra autobiográfica y amorosa, con lo que se dejaba de lado las relaciones sociales, las tradiciones feudales, la opresión a la mujer y otros temas propios de la cultura china del siglo 18, que se mostraban a través de la obra en la actitud de sus personajes y que servían para referenciar el pasado contra el que el pueblo chino luchó por su liberación, ya que dichas relaciones pugnaban por volver a resurgir.3

3 Una referencia al respecto se encuentra en: Mao Tse-tung (1954) Carta a propósito de los estudios sobre el sueño del pabellón rojo. Obras escogidas, Tomo V. Págs. 160 y 161

La camarilla de Ju Feng fue un grupo contrarrevolucionario que basaba sus argumentos y opiniones en los defectos del partido y en los problemas presentados en la lucha política, económica o militar; pretendía desprestigiar al Partido Comunista, romper su unidad y generar un sentimiento de impotencia entre las masas, dichas criticas basadas unas veces en cosas objetivas propias del desarrollo de lo nuevo y otras en invenciones, sirvieron para desplegar una labor de zapa en la construcción socialista.4

4 Una referencia al respecto se encuentra en: Mao Tse-tung (1955) Prefacio y glosas a materiales sobre la camarilla contrarrevolucionaria de Ju Feng. Obras escogidas, Tomo V. Págs. 188 y 195.

La embestida reaccionaria derechista de 1957 se desarrolló en los órganos de expresión periodísticos de los partidos democráticos que bajo el argumento de la crítica, pretendió engrandecer y generalizar los aspectos negativos y minimizar los positivos en la construcción socialista, ello con el objetivo de desprestigiar al Partido Comunista ante las masas para separarlos; su ataque se dio sobre la base de una crítica dogmática donde no se daban soluciones ni respuestas y servían solo para generar descontento, de allí que fuera necesario luchar contra estas tendencias5 lo cual se hizo bajo la política que se sintetizaba en “que se abran cien flores y que compitan cien escuelas”.6

5 Varias referencias al respecto se encuentran en: Mao Tsetung (1957) Organizar las fuerzas para un contraataque en respuesta a la desenfrenada ofensiva de los derechistas, La orientación burguesa de Wejui Pao debe ser criticada, rechazar la ofensiva de los derechistas burgueses. Obras escogidas, Tomo V. Págs. 487 a 515.

6 Como parte de estas luchas ideológicas se presentaron otras de diferente importancia que no son reseñadas en detalle en este artículo y que se presentaron principalmente en el terreno de la literatura como: la teoría de escribir lo verdadero, la teoría del amplio camino del realismo, la teoría de la profundización del realismo , la teoría de la oposición a el tema como factor importante, la teoría de los personajes medios, la teoría de oposición a lo que huele a pólvora, la teoría de la fusión de diversas tendencias como espíritu de la época.

Para 1959 fue más evidente la influencia de los elementos burgueses atrincherados en el Ministerio de Cultura donde por medio de artículos en periódicos y revistas, en películas y en la literatura querían promover como modelos a representantes de las antiguas clases explotadoras, fomentando valores feudales y burgueses, todo esto para preparar a la opinión pública y las condiciones en general para una toma del poder. Su actuación duró varios años lo que prueba que el Partido Comunista de China antes que reprimir las opiniones contrarias las enfrentó para educar a las masas en el debate y en las ideas, dando como resultado posteriormente una concientización general que desembocaría en la revolución cultural.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años (5) 2

Ese mismo año se desarrollaría la Conferencia de Lushan que rectificó las decisiones tomadas en economía (donde había dirigentes del partido que defendían la industrialización pesada sobre el desarrollo del campo) reorientando el desarrollo de la economía y tomando nuevas decisiones, ante la negativa de seguir las instrucciones y de criticar las desviaciones del Partido Comunista de la URSS, se destituyó al general Pen Teh-juai, ministro de defensa; la lucha de los revisionistas por su restitución como ministro fue el punto culminante que dio origen a la revolución cultural años después.

El 25 de febrero de 1961 Wu Jan escribió un artículo titulado Reuniones de “inmortales” y competencia de cien escuelas llamando a la acción a todos los que tuvieran desconfianzas en despejar de obstáculos el camino de avance para la competencia de cien escuelas, con lo que abrigaba la esperanza de poder hacer de esto un ejercicio de discusión donde sobresalieran los intelectuales para lucir su valentía, ya que había llegado la hora de tomar el escenario.

En agosto de 1961 escribo Wu Jan las Crónicas de la aldea de las tres familias donde subrayaba que este drama acentúa la rectitud y tenacidad de Jai Rui, quien sin doblegarse ante la fuerza ni desalentarse ante la derrota, estaba decidido a volver a comenzar después del fracaso, con lo que se daba un espaldarazo a los oportunistas de derecha destituidos de sus puestos después de sabotear los esfuerzos del partido.

Junto con este escritor estaban Deng Tuo (redactor en jefe de la revista El frente, controlaba y monopolizaba los cargos directivos en la labor ideológica y cultural del Municipio de Pekín) y Liao Mo-sha; el primero de ellos planteó que dicho escrito reflejaba plenamente los ideales políticos de los letrados del Partido Donglin de esa época (partido de oposición en el seno de la clase terrateniente durante la dinastía Ming); en resumen, entre ellos escribieron más de 150 artículos aparecidos en dos materiales titulados Charlas nocturnas en Yenshan y Crónicas de la Aldea de las tres familias y aparecidos en diferentes revistas y periódicos desde 1961 a 1966 donde proponían de una forma u otra “aprender de los muertos”, se exaltaba la cultura feudal, se llamaba a aprender de una forma errónea del pasado. Para los revolucionarios la referencia a las tres familias se volvió una referencia a los tres escritores revisionistas Deng Tuo, Liao Mo-Sha y Wu Jan.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años (5) 3

El contexto histórico de esta lucha se enmarca en varias consignas que llevaron a cabo los elementos pro capitalistas, que en lo económico se manifestaban en ideas como: “cada uno por su lado”, “restauración de la economía individual”, “ampliación de las parcelas de usufructo personal, ampliación del libre mercado, aumento del número de pequeñas empresas que se responsabilizaban por sus ganancias o pérdidas, fijación de la cuota de producción en base a la familia campesina”; en lo político, a aprender de Jruschov 7 en artículos donde sin mencionarlo lo alababan como un amigo fuerte.

7 Jruschov fue el jefe del revisionismo surgido en el Partido Comunista de la Unión Soviética. 

Deng Tuo posteriormente escribió el 29 de marzo de 1962 un artículo titulado En defensa de Li San-tsai, aunque en ningún otro material aparece un ataque a este personaje, Degn Tuo decidió reivindicarlo como una figura histórica positiva, pero al consultar la historia de la dinastía Ming se encontró que era un verdugo que ahogó en sangre insurrecciones campesinas, siendo un incondicional lacayo de la clase terrateniente, un fiel sirviente de la política del feudalismo quien presentó varios memoriales al emperador para pedirle el exterminio de “perturbadores” a fin de mantener el dominio de la clase terrateniente. Este personaje estaba en pugna con el grupo de terratenientes gobernantes que lo atacaban constantemente en calidad de oposicionista, por lo que fue destituido; allí se encontró que esta figura histórica negativa fue usada para demostrar que tenía aspectos positivos (los negativos fueron ignorados) y argumentaba que quienes estaban destituidos peleaban por los intereses del pueblo. Este artículo es una continuación del artículo de Wu jan La destitución de Jai Rui.

En la lucha desarrollada durante este periodo fue de aprendizaje del Partido y las masas, para el año de 1962 cuando se inicia la crítica pública a las posturas revisionistas de Jruschov. Chiang Ching (artista y revolucionaria china, posteriormente dirigente de la revolución cultural) critica la opera Kungu llamada Li Huiniang desarrollando posteriormente la llamada nueva opera modelo revolucionaria y en 1963 critica múltiples obras en todos los terrenos ya que mostraban a la clase opresora como la portadora de los mejores valores, de todo arte y toda cultura.

A finales de 1964 y comienzos de 1965 la dirección del Partido Comunista celebró en Pekín una Conferencia de trabajo en la cual se elaboró el documento titulado Algunos problemas presentados actualmente en la campaña de educación socialista en el campo, conocida como “Los 10 puntos posteriores”8 donde se estipula que la campaña de educación socialista, se llamaría “Limpieza en 4 terrenos” (político-económico-organizativo e ideológico) o en otros documentos como la lucha por una contabilidad, almacenamiento, haberes y puntaje de trabajo adecuado a las condiciones de los campesinos, teniendo como eslabón clave la lucha de clases. Esta campaña de la limpieza en los 4 terrenos hacía parte de la lucha contra los defensores del camino capitalista en el campo, donde pretendían sobrecargar de trabajo a los campesinos y despilfarrar los recursos públicos, para lo cual, se llamó a educar a las bases campesinas y ejercer una más férrea vigilancia revolucionaria sobre los recursos colectivos.

8 Los llamados 10 puntos anteriores hacen referencia al trabajo económico en el campo, los 10 puntos posteriores hacen referencia a las medidas políticas en el campo de la educación socialista en zonas rurales.

En 1965 el revisionista Deng Xiaoping (secretario del comité central del partido) trató de controlar el alcance de la crítica ideológica en un discurso de septiembre en la Conferencia Nacional de directores del departamento de cultura; por su lado, Deng Zhen (alcalde de Pekín) trató de hacer lo mismo. Para noviembre de 1965 Yao Wen-yuan publicó un artículo titulado Sobre el drama histórico actualizado de La destitución de Hai Rui (drama escrito por Wu Jan en 1961), esto produjo un oleaje de críticas y fue la mecha de la Revolución Cultural, ya que basados en un hecho histórico se pretendía forzar a la restitución del reconocido oportunista de derecha antiguo ministro de defensa Pen Teh-juai, en dicho drama las criticas encubiertas consistían en quejarse de la “injusticia” de la destitución de los representantes del oportunismo de derecha quienes debían retornar (como en el drama) a sus puestos y seguir con su programa.

El PCCH de 1921-1976 cumple 100 años (5) 4

Como vemos la lucha no para y aunque se manifieste en momentos de forma más abierta no implica que detenga su avance en momentos de relativa tranquilidad. Para el caso del Partido Comunista de China se presentó después de llegar a la dirección del Estado en el seno de su propio partido con elementos ubicados en esferas de influencia, lo que les permitió ejercer un dominio temporal en algunas ramas de la opinión pública, en el arte y la cultura con lo que se preparaba el terreno para una posterior toma del poder por los nuevos capitalistas. Fue crucial la concientización y actuación de las masas para desenmascararlos y la dirección del Partido Comunista para reconocer que se debía continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado formidable logro de la Gran Revolución Cultural Proletaria.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.