¡HONOR A IBRAHIM KAYPAKKAYA AZOTE DEL REVISIONISMO EN TURQUÍA!

Compartir

—En los 45 años de su asesinato por el reaccionario Estado turco—

¡HONOR A IBRAHIM KAYPAKKAYA AZOTE DEL REVISIONISMO EN TURQUÍA! 1
El joven Ibrahim Kaypakkaya fue el dirigente de la lucha contra el revisionismo jruschovista en Turquía, en medio de la cual dirigió teórica y políticamente la fundación del Partido Comunista de Turquía (Marxista Leninista). El 18 de mayo de 1973 fue puesto preso, torturado y asesinado en las mazmorras del régimen turco. Fue uno de los grandes jefes comunistas de la época1 en la lucha contra el revisionismo, en la lucha por la construcción de un verdadero Partido Comunista, en la lucha por el inicio de la Guerra Popular en Turquía donde prosigue en la actualidad.

1 Solo por nombrar algunos de esos grandes jefes proletarios, en la India, ese rol fue cumplido por Charú Mazundar, asesinado el 28 de julio de 1972. En Bangladesh, Siraj Sikder, asesinado el 2 de enero de 1975. En Colombia, Pedro Vásquez Rendón, asesinado el 5 de agosto de 1968. Años después, en Perú, el Presidente Gonzalo, desde el 12 de septiembre de 1992 sometido a los vejámenes del encierro en una prisión por ya casi 26 años. 

Con motivo del 45 aniversario de la muerte de Ibrahim Kaypakkaya, varios partidos de Turquía han publicado comunicados, y otros más de distintos países emitieron una Declaración Conjunta, sin que todavía ninguno se haya traducido al español.

La Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia, se une al homenaje póstumo a Ibrahim Kaypakkaya, publicando algunos apartes de un Mensaje que en 1985 el entonces recién constituido Movimiento Revolucionario Internacionalista dirigiera al Partido Comunista de Turquía / Marxista Leninista con ocasión del decimo segundo aniversario de la inmolación de su fundador Ibrahim Kaypakkaya, mensaje en el cual se remarcan sus extraordinarias cualidades y contribuciones comunistas.

El camarada Ibrahim Kaypakkaya fue víctima del asesinato cobarde mientras se encontraba detenido por el régimen reaccionario turco. En el momento de su muerte, el camarada Kaypakkaya sólo tenía 24 años de edad; no obstante ya había hecho grandes contribuciones al desarrollo del movimiento revolucionario en Turquía. Su muerte fue una grave pérdida para el proletariado de Turquía y para el movimiento comunista internacional, que fue privado de un diligente y maestro que estaba haciendo importantes contribuciones en la práctica al igual que en la teoría, a la revolución proletaria.

La fuerza de la línea proletaria de Ibrahim Kaypakkaya se ilustra por el hecho de que hoy, (…) después de su muerte, miles de comunistas revolucionarios de Turquía, naturalmente, pero también de muchos otros países, continúan honrando su memoria y aprendiendo de sus enseñanzas.

La cuestión de defender la contribución de Ibrahim Kaypakkaya a la revolución de Turquía no es sólo de interés histórico o académico —está muy relacionado con asuntos vitales para el avance de la revolución proletaria.

La breve pero extremadamente rica vida de Ibrahim Kaypakkaya estuvo integralmente unida a la lucha mundial que tuvo lugar en los años 60 entre el marxismo revolucionario y el revisionismo contrarrevolucionario a escala mundial. Bajo la dirección del camarada Mao Tsetung e inspirado en gran medida por la Revolución Cultural que el camarada Mao Tsetung había iniciado, los revolucionarios en todo el mundo lanzaron una furiosa lucha contra el revisionismo en los frentes ideológico, político y organizativo. En la mayoría de los casos esto significó una ruptura con los viejos partidos revisionistas, que hacía mucho tiempo habían abandonado incluso la pretensión de la revolución, y la creación de nuevos partidos revolucionarios basados en el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung [hoy marxismo leninismo maoísmo].

En Turquía, fue el camarada Ibrahim Kaypakkaya quien dirigió este proceso en todas sus fases. Desarrolló una clara y devastadora crítica al revisionismo en toda una serie de frentes y, además, estuvo a la cabeza en llevar a la práctica esta línea política —en especial, iniciando el primer intento serio para lanzar una auténtica guerra popular en la historia de Turquía. Ibrahim Kayppakayya fue el más completo y ardiente defensor de la línea del camarada Mao Tsetung en Turquía y captó rápidamente la importancia histórica mundial de la Gran Revolución Cultural Proletaria y el desarrollo de la ciencia del marxismo-leninismo llevada a cabo por Mao Tsetung.

Por todas estas razones Ibrahim Kaypakkaya ha sido siempre, tanto en vida como después de su muerte, el blanco de todo tipo de enemigos de la revolución. Aquellos que se oponen al desarrollo de la revolución han tenido necesariamente que atacar la línea de Ibrahim Kaypakkaya, ya sea abierta o tímidamente. Por otra parte, el posterior avance de la revolución en Turquía ha demostrado estar directamente ligado a la defensa de la línea de Ibrahim Kaypakkaya. Algunos que, debido al alto prestigio del camarada Kaypakkaya, pretenden defender hipócritamente su legado mientras critican sus «errores», tales como los autoproclamados «Bolcheviques» y otros renegados, han lanzado en realidad un asalto total contra la línea de Ibrahim Kaypakkaya.

La lastimosa situación actual de estos «Bolcheviques» es una clara advertencia de todo lo que esta línea conlleva.

Es sin duda cierto que las primeras experiencias de la ruptura con el revisionismo y el lanzamiento de la lucha armada del pueblo por el Poder sólo podían haber estado y estuvieron acompañadas de errores y debilidades; sucede con las cosas nuevas y correctas. Tal como lo señala la Declaración del Movimiento Revolucionario Internacionalista:

«En la década de los 60 y a comienzos de los 70, las fuerzas marxista-leninistas de muchos países, bajo la influencia de la Revolución Cultural en China, y como parte del repunte revolucionario mundial, se unieron con sectores de las masas para librar la guerra armada revolucionaria. En varios países, las fuerzas marxista-leninistas llegaron a unir sectores considerables de la población en torno a la bandera de la revolución, y conservaron el partido marxista-leninista y las fuerzas armadas de las masas a pesar de la salvaje represión contrarrevolucionaria. Era inevitable que estas primeras tentativas de construir nuevos partidos marxista-leninistas y de embarcarse en la lucha armada se caracterizaran por cierto primitivismo y que se manifestaran debilidades ideológicas y políticas y por, supuesto, no sorprendió el que los imperialistas y revisionistas se aprovecharan de esos errores y debilidades para condenar a los revolucionarios de «ultra-izquierdistas» o peor. Con todo, en general estas experiencias deben ser defendidas como una parte importante del legado del movimiento marxista-leninista que ayudó a sentar las bases para ulteriores avances». Tal actitud y enfoque es el único correcto para evaluar las grandes contribuciones del camarada Ibrahim Kaypakkaya (…).

¡EL CAMARADA KAYPAKKAYA Y SU LEGADO SEGUIRÁN ILUMINANDO EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA EN TURQUÍA!

También te podría gustar...