EL PRIMERO DE MAYO Y EL COMUNISMO REVOLUCIONARIO

Compartir

EL PRIMERO DE MAYO Y EL COMUNISMO REVOLUCIONARIO 1

En este Primero de Mayo el proletariado en unión con los demás trabajadores, copó las calles del mundo haciendo oír su voz de denuncia a la dictadura de los opresores, de condena al régimen de la esclavitud asalariada, de odio de clase irreconciliable contra el imperialismo y todos los reaccionarios, repudiando las guerras imperialistas y manifestando la decisión inquebrantable de acabar con este sistema que entre más riqueza exprime al trabajo social, más miseria depara a los trabajadores.

Los marxistas leninistas maoístas, genuinos representantes del comunismo revolucionario y elemento más consciente del movimiento obrero, llevaron sus arengas y mensajes a las movilizaciones, señalando la futura e inevitable derrota del sistema imperialista mundial, derrota determinada por la incompatibilidad entre los intereses privados de los explotadores y los intereses socialistas de los trabajadores. Mostraron que el imperialismo es guerra, hambre, destrucción; que sus confrontaciones no niegan el carácter reaccionario de todos y cada uno, sino que son determinadas por el desarrollo desigual de los países imperialistas, obligados a luchar y competir por el dominio del mundo, donde los periodos de colusión y paz son siempre de preparación para la colisión y la guerra. Las contradicciones mundiales del imperialismo lo convierten en un gigante con pies de barro que caerá irremediablemente derrotado por las fuerzas de la Revolución Proletaria Mundial.

Los comunistas revolucionarios en este Primero de Mayo alentaron la confianza de las masas trabajadoras en sus propias fuerzas que hoy son las fuerzas de la sociedad mundial rebelada contra el peso muerto del parásito imperialista; fuerzas multiplicadas portentosamente en todos los países por la mundialización de la explotación asalariada y por las guerras reaccionarias de ocupación y agresión contra los pueblos de los países oprimidos; fuerzas engrosadas a diario por los millones de migrantes desplazados del campo a la ciudad y de unos a otros países, principalmente a los imperialistas donde se integran directamente al proletariado y a sus luchas como fue evidente en las movilizaciones de este Primero de Mayo. Por eso los comunistas revolucionarios exaltaron las luchas de la clase obrera y de los pueblos contra la barbarie imperialista, en especial las luchas organizadas bajo la forma de guerras populares, siendo la avanzada de ellas, la que se libra en la India con la dirección del Partido Comunista Maoísta.

En los varios y distintos pronunciamientos se exaltó especialmente el Centenario de la triunfante Revolución de Octubre llamando a celebrarlo como lo exige su significación histórica de haber dado inicio a la nueva Era de la Revolución Proletaria Mundial, reafirmando la vigencia del camino desbrozado por los bolcheviques y comprometiéndose a seguir su ejemplo en la práctica: con el poder de las masas armadas, no con las súplicas politiqueras y pacifistas ante el Estado de los enemigos. Así mismo fue unánime la defensa de la teoría leninista sobre el imperialismo, como fase superior y última del capitalismo, más allá del cual solo sigue la Revolución Proletaria Mundial, el Socialismo y el Comunismo; en concordancia con esa teoría y contra los deseos de todos los reformistas se constata la irremediable descomposición del sistema mundial imperialista, siendo excelentes las condiciones objetivas para la revolución, a pesar de que para prolongar su existencia artificial lance agónicos coletazos contra-revolucionarios, fortaleciendo la tendencia hacia la forma fascista de la dictadura de clase en los países imperialistas, a la vez que acelera sus estrepitosos preparativos para la tercera guerra mundial, con todo lo cual no dejan de ser coletazos de muerte, pues la tendencia principal en el mundo determinada por las contradicciones mundiales del imperialismo, es hacia la revolución, único poder capaz de detener la guerra o de transformarla en guerra civil revolucionaria, en guerra popular ya no solo en los países oprimidos sino también en las propias metrópolis imperialistas.

Los comunistas revolucionarios, en este Primero de Mayo no ocultaron sus ideas y propósitos, y en todos sus pronunciamientos, como reza el Manifiesto Comunista, Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Manifestaron que prosiguen y persisten en cumplir su obligación de organizar al proletariado, en cada país como partido político independiente y a nivel mundial en una nueva Internacional Comunista basada en el marxismo leninismo maoísmo, necesarios destacamentos organizados de vanguardia sin los cuales no cabe ni hablar del triunfo de la Revolución Proletaria Mundial.

También reconocieron ante las masas que su situación actual es de debilidad, de división a pesar de sus grandes y fundamentales identidades, de lucha por la unidad no en cantidad con los enemigos del marxismo, sino en cualidad entre los marxistas leninistas maoístas diferenciados de toda forma de oportunismo. Evidentemente los varios y distintos pronunciamientos de los comunistas revolucionarios en este Primero de Mayo, indican las diferencias, divergencias y matizaciones existentes en cuanto a la apreciación de la realidad de los países incluidos los imperialistas, de la importancia de las contradicciones mundiales y de las fuerzas sociales que tales contradicciones desatan para la revolución, donde tal vez lo más preocupante es la subestimación en el mismo ocaso del sistema imperialista del peso del proletariado mundial que en algunos pronunciamientos ni siquiera se menciona; también existen divergencias en la valoración de la experiencia histórica, en especial frente a la causa esencial de las derrotas de la Dictadura del Proletariado, y matizaciones importantes frente a la línea de desarrollo de la teoría como sistematización de esa experiencia en todos los países.

Algunos de los pronunciamientos conocidos fueron: ¡Viva el Centenario de la Gran Revolución de Octubre, Faro Luminoso del Proletariado Mundial!(Ver), declaración de la Unión Obrera Comunista (mlm), que además este año tuvo el honor de suscribir en conjunto con otras organizaciones y partidos la Declaración correcta, internacionalista y revolucionaria inspirada en la defensa de la Revolución de Octubre: ¡Primero de Mayo rojo, revolucionario, internacionalista! (Ver).

Los camaradas del Centro MLM de Bélgica y del Partido Comunista de Francia (MLM) publicaron una Declaración maoísta común de Primero de Mayo 2017 (Ver).

Primero de Mayo: ¡Boicotear las elecciones, preparar la lucha! (Ver), titula el pronunciamiento de los Camaradas del Partido Comunista Maoísta de Francia.

El mensaje de los camaradas del Partido Comunista del Ecuador Sol Rojo tituló ¡¡EN ESTE PRIMERO DE MAYO A CELEBRAR JUBILOSOS LOS CIEN AÑOS DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE CON MÁS GUERRA POPULAR!! (Ver).

Declaración el 1 de mayo 2017 (Ver) fue el documento publicado por Camaradas de Austria.

Los Camaradas del Movimiento Popular Perú (Comité de Reorganización) emitieron el documento CELEBRAR LOS 100 AÑOS DEL TRIUNFO DE LA GRAN REVOLUCIÓN SOCIALISTA DE OCTUBRE DE 1917 (Ver).

En el fondo, las diferentes apreciaciones y matizaciones que se observan en las distintas declaraciones de los marxistas leninistas maoístas este Primero de Mayo, son un problema de lucha de líneas, que habrá de resolverse en pro de la Revolución Proletaria Mundial si prima la defensa irrestricta de los principios, que en política no son otra cosa que la defensa intransigente de los intereses, objetivos y porvenir del proletariado mundial.

Comité Ejecutivo

Unión Obrera Comunista (mlm)

También te podría gustar...