¡Viva la justa lucha del hermano pueblo de Ecuador!

Prepararse para el inevitable estallido social

Contra la privatización de sectores estratégicos, precios justos para productos de primera necesidad, salud, educación, vivienda, medidas efectivas para disminuir la violencia, congelar el precio de los combustibles… son parte de las exigencias que el hermano pueblo de Ecuador desde el pasado 13 de junio reclama en las calles con un poderoso Paro Nacional o Huelga Política de Masas, siendo ejemplo de beligerancia y tenacidad en el combate desigual contra las fuerzas armadas de este país.

Tal es la fuerza del movimiento de las masas ecuatorianas, que ha causado una gran crisis política en el gobierno del banquero Lasso, quien usando las fuerzas militares y paramilitares del Estado ha reprimido violentamente el paro. Tal es la fuerza de la lucha de los hermanos ecuatorianos que, con seguridad será un paso adelante en la revolución que necesita ese país en la dirección de destruir todo el asqueroso Estado burgués.

Y es que las exigencias del pueblo ecuatoriano son básicas para la supervivencia de las masas, de hecho, son prácticamente las mismas que el pueblo colombiano expresó en el paro nacional del 28 de abril de 2021, ante las cuales las clases dominantes pro-imperialistas de estos países, no negocian, no ceden, y prefieren dar tratamiento de guerra a las justas luchas reivindicativas de los desposeídos. De ahí que el pueblo colombiano, los luchadores consecuentes, los revolucionarios y comunistas expresamos nuestra absoluta solidaridad con el paro nacional en Ecuador, porque somos una sola clase los proletarios y nuestros pueblos enfrentan a los mismos enemigos en todo el mundo.

Como parte de la solidaridad, y entendiendo que el movimiento de masas en el Ecuador tiene sus propias y particulares características, hacemos mención a la experiencia del reciente paro nacional en Colombia, teniendo en cuenta que se han generalizado algunas formas de organización y de lucha en varias partes del mundo. Dentro de esas formas están las asambleas populares y las primeras líneas, como método para organizar los asuntos propios del paro, desde su dirección hasta su ejecución. Se ha aprendido a mejorar el método de dirección actuando siempre en coherencia con las exigencias de las asambleas (organizadas por sectores, barriadas, veredas) que decidan los pasos a seguir en el paro (combates, alimentación, reivindicaciones, solidaridad, puntos de resistencia, etc.), que elijan a sus representantes en las negociaciones, quienes deben actuar siempre bajo las órdenes de la asamblea. Esta forma organizativa garantiza que no se tuerzan los intereses del paro, pero sobre todo enseña a las masas a organizarse con independencia, dando confianza al pueblo mismo en su capacidad de dirigir los asuntos de la sociedad.

Sabiendo que también en Ecuador los asesinos de las fuerzas armadas gasean apuntando directo al cuerpo e incluso a la cara y la cabeza, otro aspecto aprendido de la experiencia en los paros en Colombia, es la necesidad de salir siempre a manifestarse, marchar, protestar y combatir con casco, escudo y gafas de protección, incluso si no es una actividad de enfrentamiento directo, pues el Estado burgués representa a las clases poseedoras, a quienes nada les importa la vida de las masas; además es parte de ir generalizando la defensa de las masas y el combate contra la represión, que debe expandirse no solo a algunos grupos sino a todo el pueblo luchador.

Así mismo, se ha destacado la importancia del papel de los medios independientes y populares de comunicación, tales como transmisiones en vivo a través de Facebook, Instagram, Twitter, realizadas siempre en medio y con el apoyo de los luchadores y, cuando la reacción intervenga las transmisiones enviar videos, audios, escritos cortos a sus allegados o incluso establecer contacto internacional para garantizar que la información se mueva. El portal digital Revolución Obrera y sus redes en las diferentes plataformas, están a disposición de los compañeros ecuatorianos para hacer sus denuncias, como parte del importante trabajo de agitación y propaganda en el trabajo revolucionario. Compañeros, cuenten siempre con sus camaradas de la Unión Obrera Comunista en Colombia (mlm), dispuestos a difundir, explicar y hacer la propaganda necesaria para que sus exigencias sean conocidas, para que su lucha sea reconocida y emulada, pues más allá de nuestra lucha común inmediata, nos une la defensa del porvenir socialista y comunista del movimiento, el paraíso bello de la humanidad que los desposeídos del mundo merecen.

La enseñanza más importante del reciente paro nacional en Colombia, fue la ineludible necesidad de una dirección revolucionaria para conquistar las reivindicaciones, evitar que el movimiento sea desviado por los oportunistas, y avanzar hacia el triunfo definitivo de los obreros y campesinos.

Finalmente compañeros y camaradas de Ecuador, nos es mutuamente necesario aprender de la síntesis de estas experiencias, de cómo reorganizar las fuerzas, y darle continuidad al movimiento, tanto para mantener lo conquistado, como para ir más allá, entendiendo que nos unen las tareas comunes de la construcción de partidos comunistas que dirijan todas las luchas hacia la destrucción del podrido Estado burgués y la construcción del futuro Estado de obreros y campesinos; y la lucha por la unidad en una Conferencia Internacional Unificada, que permita abonar el camino para avanzar a una nueva Internacional Comunista, dispositivo necesario para la dirección de la lucha del proletariado mundial que se hace obligatorio en las actuales circunstancias, pues las amenazas de un III Guerra Mundial Imperialista, siguen al orden del día y, los desposeídos requieren contar con una dirección consecuente, para su actuación.

¡LUCHA Y SOLIDARIDAD SON CAMINOS DE UNIDAD Y LOS CAMINOS DE UNIDAD SON CAMINOS DE VICTORIA!

Comité de Dirección – Unión Obrera Comunista (mlm)
30 de junio de 2022

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.