¡CONTRA EL DESEMPLEO Y LA REBAJA SALARIAL! ¡TODOS AL PARO GENERAL INDEFINIDO!

Compartir
¡CONTRA EL DESEMPLEO Y LA REBAJA SALARIAL! ¡TODOS AL PARO GENERAL INDEFINIDO! 1

“Sabiondos” apologistas de la explotación asalariada han unido sus voces para presionar una rebaja del salario mínimo.

Académicos, exministros y empresarios proponen generar 350.000 empleos rebajando el salario mínimo en un 20%, reduciendo los aportes a pensión en función de las horas trabajadas, suprimiendo los aportes a Cajas de Compensación, y disminuyendo la indemnización por despido con justa causa a 2 días por mes.

Tan “salomónica” propuesta va acompañada de dos recomendaciones al régimen: hacer “pequeñas obras públicas” que den 500.000 empleos a jóvenes y mujeres; y aumentar la “inversión pública” en la reparación de vías terciarias que ocupen 150.000 empleos.

¡Jugada truculenta! Extender la mano para “generar” empleo mientras bajo la manga, portan la afilada daga de más explotación del trabajo.

Una pérfida cadena cuyo eslabón principal es disminuir de frente el salario mínimo en un 20%, argumentando que “solo es para nuevos empleos”. ¡Mentira! Una vez se legalice esa rebaja salarial de inmediato los capitalistas despedirán, harán firmar “otro si”, suspenderán los contratos con salario mínimo, para pasarse a la nueva modalidad que les permite aumentar más sus ganancias, imponer la jornada de trabajo por horas, quitar el derecho a la pensión y los aportes a las Cajas de Compensación. La “salomónica” propuesta en realidad aumentará el desempleo.

Los otros eslabones de la infame propuesta, son engaños desvergonzados, pues a los “miles” que dicen, tendrán empleo en “obras e inversiones públicas”, los obligarán a aceptar el 80% del salario mínimo y el sucio recorte de las prestaciones sociales.

Este es el “regalo navideño” de los empresarios y el gobierno a los trabajadores que arriesgaron su vida para mover la producción en un momento de la pandemia cuando el encierro demostró que los capitalistas no mueven ni un tornillo de la economía.

Esta es la respuesta de los empresarios y el gobierno a los millones y millones de esclavos asalariados que dejan gota a gota su sangre y minuto a minuto su vida en el molino de la explotación capitalista, solo para que los propietarios privados de los medios de producción, sin trabajar acumulen riquezas a granel, mientras los trabajadores y sus familias que sí producen, acumulan hambre, miseria, sufrimientos, privaciones y enfermedades.

Empleos en condiciones infrahumanas y salarios cada vez más rebajados, es lo único que sirve a los capitalistas. Por eso se empeñan en repetir y repetir la abominable mentira del “perjuicio” que causaría al empleo un aumento del salario. ¡La infame consiga de los capitalistas es: disminuir el salario para aumentar el empleo!

La bandera de los obreros es diametralmente opuesta: ¡Aumentar la lucha para elevar los salarios y rebajar el desempleo! Si bien el desempleo es una lacra incurable del sistema capitalista, si mejoran las condiciones de los trabajadores se estimula la generación de empleo y pueden renunciar al yugo de las horas extras para redondear su ridículo salario. ¡El aumento del salario, lo único que perjudica es la ganancia de los capitalistas!

Pero el aumento de salarios no lo solucionan los jefes vende-obreros en sus mesas de concertación con los zánganos explotadores, donde siempre pactan una nueva rebaja del salario mínimo real. ¡El aumento del salario solo lo resuelve la lucha política! La lucha del movimiento obrero, la lucha del movimiento sindical, la lucha de un movimiento de desempleados, la lucha del pueblo colombiano, que enfrente directamente al Estado representante de todos los capitalistas.

De ahí que, hoy la bandera de los trabajadores debe ser conquistar ¡Un Alza General de Salarios! Y la forma de lucha política para lograrlo es avanzar al ¡Paro General Indefinido!

El salario mínimo actual no alcanza para resolver las necesidades mínimas de la familia obrera y sin embargo a los capitalistas les parece demasiado elevado, muy caro para sus negocios. ¡Ya quisieran retornar la historia a las épocas del trabajo esclavo gratis!

Y aún si se conquistara un aumento general del 100%, ese salario seguiría siendo de hambre y miserable, porque la clase obrera necesita resolver sus necesidades básicas con comida de excelente calidad y nutrición no la basura ultra-procesada y transgénica; con vivienda amplia cómoda y segura no las covachas en los suburbios; con educación pública científica y gratuita no la alienación para formar esclavos asalariados; con salud pública, especializada y gratuita no la asquerosa atención de las EPS y sus paseos de la muerte. Pero además, la clase obrera y los hermanos campesinos deben beneficiarse socialmente de toda la riqueza que crean con su trabajo, deben disfrutar como lo merecen las clases trabajadoras que todo lo producen.

Alcanzar estos objetivos no es posible solo elevando los salarios. ¡Es necesario destruir la cadena del salario que es la cadena de la explotación! ¡Es necesario derrocar a los explotadores! ¡Es necesario expropiar a todos los parásitos sociales: dueños de los bancos, de las industrias, de las tierras!

Comité de Dirección – Unión Obrera Comunista (mlm) 
7 de diciembre de 2020

También te podría gustar...