CONSTRUIR EL PARTIDO ACTUANDO COMO PARTIDO

Compartir
CONSTRUIR EL PARTIDO ACTUANDO COMO PARTIDO 1

Es muy satisfactorio comunicar a las masas trabajadoras, en especial a los obreros y campesinos, a los compañeros revolucionarios y camaradas comunistas, que la XII Asamblea ha sido un paso firme en la tarea central de construir el auténtico Partido del proletariado en Colombia, y por tanto, un paso adelante en la preparación de la Revolución Socialista contra los odiados enemigos del pueblo.

La XII Asamblea congregada en días recientes, es la reunión clandestina más importante y máxima autoridad de la Unión Obrera Comunista (mlm). Fue citada entre otros propósitos, en cumplimiento de la obligación de los comunistas de trazar orientaciones políticas revolucionarias para el movimiento de masas, que clarifiquen las verdaderas causas de su terrible situación, enseñen las formas y métodos revolucionarios para resolverlas, impidan que la movilización de los trabajadores sea utilizada por los politiqueros cuyos alegatos en el Congreso son completamente inútiles para resolver los problemas del pueblo.

Vaya de parte de la XII Asamblea un saludo revolucionario, de combate y admiración al movimiento de las masas trabajadoras que por estos tiempos ha desplegado con gran iniciativa multitudinarias protestas contra sus enemigos, siendo distintas las motivaciones inmediatas y circunstancias en cada país, pero una sola la causa profunda de los problemas y sufrimientos del proletariado y de los pueblos del mundo: el capitalismo imperialista, sistema mundial de opresión y explotación.

Sea éste también un motivo para enviar un ferviente saludo comunista a los camaradas revolucionarios, a los marxistas leninistas maoístas y especialmente a los proletarios de quienes los comunistas son auténticos representantes porque defienden intransigentemente sus intereses de clase y la misión histórica de ser los sepultureros del sistema capitalista.

Por estatutos la Asamblea significa para la Unión, lo que los Congresos para los Partidos. La XII Asamblea al pasar revista a la situación actual internacional y nacional, reafirmó que el capitalismo imperialista tiene los días contados porque sus agudas contradicciones mundiales solo puede resolverlas la Revolución Proletaria Mundial. Porque es un sistema caduco incompatible con la existencia de la sociedad y la naturaleza. Porque su crisis económica mundial ha puesto de manifiesto en toda la sociedad el antagonismo de la contradicción fundamental que determina la muerte de este maldito sistema de explotación: la propiedad privada de los medios de producción, del capital, está en manos de unos cuantos gigantescos grupos monopolistas; mientras que la miseria, el hambre, la expropiación se distribuye en el 99% de la sociedad mundial, la misma que produce la riqueza con su trabajo. El capitalismo imperialista es un sistema insoportable que ha profundizado una pavorosa crisis social mundial y con ella, ha agudizado la lucha de clases surtiendo las fuerzas sociales levantadas en rebelión por todo el planeta, las fuerzas que, mediante la labor de los comunistas, deben convertirse en protagonistas conscientes de la Revolución Proletaria Mundial que derrotará y sepultará el descompuesto sistema de la esclavitud asalariada. Mientras el movimiento de masas en los distintos países, está en posición de combate movido por sus necesidades inmediatas, el movimiento consciente, el de los comunistas dividido y disperso, es el factor que no está preparado para la batalla, pero hoy la agudización de la lucha de clases lo presiona a resolver el problema de su unidad internacional.

En cuanto a la situación en Colombia, la XII Asamblea ratificó que el fenómeno político actual más importante es el ascenso del movimiento de masas contra las reformas del Gobierno. Que la paz de los ricos aceptada en el proceso de paz de La Habana, fue la paz de los cementerios, que agudizó la guerra contra el pueblo porque dejó intacta su causa principal: la disputa por la renta extraordinaria proveniente sobre todo del negocio de la coca en la industria de los sicotrópicos. Que el régimen de gobierno en manos del uribismo, es un régimen reaccionario de carácter mafioso, paramilitar, anti-obrero y anti-popular, demostrado en la brutal represión al Paro Nacional. Que la oposición oficial de los jefes oportunistas y reformistas de los partidos pequeñoburgueses y de las centrales sindicales, presionada por las bases trabajadoras ha abandonado transitoriamente su discurso de conciliación de clases y de resolver todo por la vía parlamentaria, para mimetizarse en las filas del Paro Nacional con la pretensión de canalizar la fuerza del movimiento espontáneo de masas hacia sus miserables cálculos electorales.     

Frente a tal situación, la XII Asamblea reafirmó la táctica política revolucionaria de la organización, es decir, su conducta política en la lucha de clases, que en breves palabras consiste en reconocer que la tendencia objetiva del movimiento de masas actualmente no es hacia el parlamentarismo ni tampoco hacia la lucha armada, sino hacia una gran Huelga Política de Masas en todo el país, que hoy se manifiesta en la exigencia por la base de avanzar hacia un Paro Nacional Indefinido con parálisis de la producción; y sobre la base de ese reconocimiento, trazar la orientación revolucionaria de luchar y organizarse ganando independencia frente a la nefasta influencia de los partidos reformistas, de confiar en la lucha directa de las masas para conquistar las reivindicaciones inmediatas, de ligar la lucha actual desarmada en las calles, con la lucha futura por el socialismo, la lucha de las masas armadas ya no solo para resistir a las consecuencias de la explotación y la opresión capitalistas, sino para erradicar sus causas, derrocar el poder político de los explotadores y construir un nuevo poder estatal de los obreros y campesinos que expropie a los expropiadores y barra para siempre toda forma de explotación del hombre por el hombre. Y, al calor de la Huelga Política de Masas, avanzar en la organización del destacamento de vanguardia de la revolución, el Partido político independiente del proletariado, tarea central de la táctica revolucionaria.

Como herramienta principal de la táctica revolucionaria, la XII Asamblea reafirmó la necesidad de utilizar al máximo los medios digitales para todo el trabajo político de la organización, pero en especial para la labor de comunicación con el movimiento de masas y revolucionario a través de la prensa que hoy ya no es solo el periódico impreso, sino que tuvo un salto cualitativo y una diversificación cuantitativa en el portal digital www.revolucionobrera.com.  

Las resoluciones y decisiones políticas y de organización de la XII Asamblea tuvieron un alto grado de unidad, conquistado a través de la lucha ideológica, de la lucha de líneas, pues en esta organización se ha combatido la idea del seguidismo ciego a los jefes; por el contrario, la base de Militantes y Cuadros de la Unión conoce las propuestas de la dirección, las discute y las vota a conciencia con un único sometimiento, el exigido por el Centralismo Democrático, de la minoría a mayoría, del organismo inferior al superior, del militante a la organización. La XII Asamblea fue escenario de varias divergencias que se trataron con camaradería y espíritu de lucha por la unidad, logrando conquistar la unanimidad en sus decisiones fundamentales.

Como parte de la táctica revolucionaria aprobada por la XII Asamblea la Unión Obrera Comunista (mlm) refrendó por unanimidad su sagrado compromiso de luchar por construir un Partido marxista leninista maoísta en Colombia, de luchar por la unidad internacional de los comunistas hoy, respaldando en consecuencia la participación en la Reunión Preparatoria convocada por los Camaradas de Maoist Road para unificar esfuerzos en la preparación de una Conferencia Internacional de los marxistas leninistas maoístas del mundo, que lleve a cabo la tarea urgente y necesaria de construir una nueva Internacional Comunista basada en el Marxismo Leninismo Maoísmo.

Es muy satisfactorio comunicar a las masas trabajadoras, en especial a los obreros y campesinos, a los compañeros revolucionarios y camaradas comunistas, que la XII Asamblea ha sido un paso firme en la tarea central de construir el auténtico Partido del proletariado en Colombia, y por tanto, un paso adelante en la preparación de la Revolución Socialista contra los odiados enemigos del pueblo. Por sus decisiones, la XII Asamblea significa un importante avance en la tarea permanente de fundir las ideas del socialismo con el movimiento obrero, de unir la línea táctica y el programa con la fuerza del movimiento de masas, de elevar la conciencia política del movimiento espontaneo, es decir, de construir el Partido actuando como Partido como bien lo dijo un Camarada en su mensaje a la Asamblea.

Comité de Dirección – Unión Obrera Comunista (mlm) Colombia

También te podría gustar...