#MuereteEnCasa

Compartir
#MuereteEnCasa 1

¡Toques de queda! ¡Militarización! ¡Represión! ¡Terror Estatal contra la población! Son medidas de fuerza impuestas por los gobernantes escudados en la necesidad sanitaria por la cuarentena para evitar la propagación del Covid-19.

Si todo mundo tuviera en casa los productos necesarios para aguantar la cuarentena sin pasar hambre ¡no habría necesidad de ninguna medida de fuerza! pues se entiende que el aislamiento disminuye la velocidad del contagio.

Pero en Colombia solo una minoría de la población tiene la posibilidad del #QuedateEnCasa sin afanes.

De la mayoría constituida por los trabajadores, unos deben continuar en las líneas de las fábricas, en los hospitales, en las empresas de servicios y comunicaciones, en las minas, en el transporte masivo, en el surco… o trabajando virtualmente desde casa.

¡Otros muchos! son vilmente despedidos, arbitrariamente sometidos a firmar adelanto de vacaciones, licencias no remuneradas, o continuar contratados sin salario, entre las muchas ventajas jurídicas que el Estado burgués dispensa a los empresarios.

Así, miles de trabajadores engrosan las filas de los desempleados y con ellos, las filas de los trabajadores informales que viven del “rebusque” diario en plazas y calles, en parques y transporte masivo, en taxis, bici y moto taxis, en el reciclaje… Ellos no pueden someterse al #QuedateEnCasa porque equivale a la condena de #MuereteEnCasa firmada por los gobernantes, aplaudida por los empresarios y silenciada por los medios oficiales.

#MuereteEnCasa desempleado y hambriento es la expresión viva de las lacras del capitalismo, es la expresión viva de la terrible crisis social que el sistema capitalista ha potenciado con la tragedia de la pandemia.

¡El hambre pesa más que el temor al virus y al terror estatal! ¡Hace inevitable la rebelión! Los desposeídos se ven obligados a salir a las calles a luchar por la comida como lo vienen haciendo los obreros en Italia y Francia y seguramente en pocos días por toda Europa, Estados Unidos y países de Latinoamérica. Como lo vienen haciendo obreros, campesinos e indígenas en distintos departamentos de Colombia. Como lo vienen haciendo los pobladores de Tenjo en Cundinamarca, los vecinos de El Rincón – Suba en Bogotá…

Sólo así, con la presión directa de los trabajadores movilizados se pueden imponer y exigir leyes de hecho en su favor tales como dice en algunos apartes la Plataforma propuesta por Revolución Obrera:

• La cuarentena no exime a los patrones de sus obligaciones con los trabajadores en cuanto a salarios y garantía de continuidad de los contratos de trabajo. Los trabajadores deben rechazar con la denuncia y la movilización las licencias no remuneradas y los despidos masivos.

• Prohibición de despidos de trabajadores y reintegro inmediato de los despedidos desde la fecha en que la OMS declaró la pandemia. Tal medida debe cobijar a todas las empresas del país.

• Subsidio básico de por lo menos un salario mínimo a todos los trabajadores informales en todo el país.

• Supresión de los intermediarios de productos agrícolas garantizando los precios a los campesinos antes de la pandemia declarada por la OMS.

¡Contra el #MuereteEnCasa! ¡Coordinación por redes y lucha directa organizada! ¡Respaldo a la Plataforma propuesta por Revolución Obrera! ¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!

También te podría gustar...