La importancia de los traductores para la revolución proletaria mundial

La importancia de los traductores para la revolución proletaria mundial 1
Portadas de distintas obras de Vladimir Ilich Lenin en diversos idiomas

El revolucionario franco-cubano, Paul Lafargue, decía que su suegro Karl Marx le gustaba decir que «un idioma extranjero es un arma de lucha en la vida diaria». Las diversas biografías sobre Marx y su camarada de armas Friedrich Engels, dan muestra de la importancia que ambos le dieron al estudio de otros idiomas para sus investigaciones y, por consiguiente, para la lucha revolucionaria. El conocimiento de otras lenguas también está presente en otros dirigentes del movimiento obrero como Vladimir Ilich Lenin.

Esta preocupación por ampliar los conocimientos lingüísticos se debe a la necesidad de lograr la unidad de los trabajadores de todos los países en un mundo con distintas lenguas. El internacionalismo proletario es un principio fundamental del comunismo, pero para concretar este fin es importante poder comunicarse entre las distintas organizaciones de varios países para establecer lazos de unidad y conversaciones fluidas. Ahí es donde el trabajo de los camaradas que manejan varios idiomas y pueden realizar traducciones asume una gran importancia.

Dentro de ese proceso de estrechar lazos de unidad entre los proletarios del mundo se encuentra también la necesidad de conocer la producción teórica del movimiento obrero de todos los países y, por tanto, de sus experiencias, las cuales pueden servir de insumos para los revolucionarios de otros países. Tanto Marx, Engels o Lenin llegaron a realizar algunas traducciones de ciertas obras a otros idiomas, no solo como método para aprender otras lenguas, sino también para conocer de primera mano las fuentes en sus idiomas originales.

En la historia del movimiento comunista encontramos varios ejemplos del papel que cumplieron los traductores: desde los primeros traductores de la obra de Marx y Engels a otros idiomas, como aquellos que continuaron mejorando aquellas primigenias traducciones. Recordemos también las editoriales oficiales de la Unión Soviética y la China Popular, así como las que eran impulsadas por los Partidos Comunistas, que tradujeron a varios idiomas las principales obras teóricas del marxismo y permitieron que la clase obrera accediera a obras que no eran conocidas hasta ese momento. Otro suceso importante fue el papel que cumplieron las traductoras y taquígrafas que trabajaban para la Internacional Comunista y que transcribían a varios idiomas los discursos que proferían los dirigentes de la clase obrera en sus distintos congresos, y así se pueden encontrar muchos ejemplos de esta labor.

Actualmente, donde el desarrollo de las comunicaciones y la información nos permite entrar en contacto con revolucionarios de otras partes del mundo, y en donde hay mayor posibilidad de acceder a obras teóricas producidas, vuelve a ser necesaria la participación activa de camaradas que puedan aportar a la revolución realizando traducciones, ya sea de noticias de los distintos periódicos obreros, de las recientes producciones marxistas, de números de revistas comunistas de carácter internacional, así como traduciendo en los eventos que congreguen a organizaciones de varios países, etc.

La Unión Obrera Comunista (mlm) es consciente de la importancia de la labor de traducción, por eso hace un tiempo invitó por medio de su órgano de expresión Revolución Obrera a aquellos camaradas que dominan algún idioma extranjero para que puedan contactarse con el portal y contribuir de manera decisiva en esta labor haciendo parte de una brigada de traductores. En estos momentos de gran convulsión social a nivel mundial y ad portas de una Conferencia Internacional Unificada de marxistas leninistas maoístas se hace más necesario el trabajo de los traductores. Reiteramos la invitación a los camaradas traductores para que entren en contacto y puedan emplear su conocimiento de otro idioma como una «arma de lucha en la vida diaria» al servicio de la revolución proletaria mundial.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.