Por qué organizarse en la Unión Obrera Comunista (mlm)

Por qué organizarse en la Unión Obrera Comunista (mlm) 1

«La clase obrera posee ya un elemento de triunfo: el número. Pero el número no pesa en la balanza si no está unido por la asociación y guiado por el saber», así lo decía Carlos Marx en 1864 en el Manifiesto Inaugural de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

En Colombia, un país capitalista oprimido por el imperialismo, el proletariado posee un elemento de triunfo que es el número, por cuanto el 80% de la población es asalariada y los enemigos son una ínfima minoría, pero como dice el maestro del proletariado, esto no es suficiente.

La clase obrera no cuenta con su organización política, con su propio partido independiente desde hace ya más de 40 años y esto sí que le ha costado caro, pues esta orfandad ha permitido que las clases dominantes aumenten la superexplotación con la ayuda de sus agentes en el seno del movimiento obrero, quienes todo este tiempo le han hecho pensar a los trabajadores que conciliar y concertar con los enemigos los beneficiaba, llevando a inclinar la balanza a favor de los explotadores.

Sabiendo esto, hace 23 años un grupo de obreros, unos pocos que hicieron parte del Partido Comunista (ML) en la década de los 70, más otros jóvenes proletarios, se organizaron en la Unión Obrera Comunista (mlm) con el propósito de inclinar la balanza a favor de la clase obrera. En estos 23 años ha luchado por llevar el saber del socialismo científico a las masas y contribuir a organizarlas en sus diferentes formas de lucha, pero especialmente a organizar el Partido.

En este proceso la UOC (mlm) no es la única que existe tratando de construir ese Partido, hay otras organizaciones comunistas, incluso algunas se llaman a sí mismas Partido y con las cuales la Unión ha llamado a luchar por la unidad discutiendo el Programa para la Revolución en Colombia, pues al fin de cuentas es en el programa y en su consecuencia con él donde se puede identificar quien está por defender los intereses del proletariado.

Decimos que existen otras organizaciones porque somos claros con los obreros en que no somos los únicos, pero así mismo con toda firmeza les decimos que por el programa propuesto, es en la UOC (mlm) donde ustedes deben estar organizados.

Si ya existe la conciencia de la necesidad de tener la asociación y el saber, no hay duda de que es en esta organización donde tienen su puesto de combate, si se entiende que hay que derrocar a los enemigos de clase, actualmente comandados por la mafia uribista, que la conciliación y concertación de clases debe ser desterrada del movimiento obrero, que hay que luchar por unas mejoras inmediatas, pero que la solución de fondo que Colombia necesita es el socialismo y que para eso hay que preparar la insurrección armada y destruir el Estado de los explotadores, ustedes compañeros deben estar aquí.

El próximo levantamiento popular que se va a presentar, exige de una dirección política revolucionaria, exige la dirección del Partido de la clase obrera, la UOC (mlm) está convencida de ello y está luchando por actuar como tal, pero necesita fortalecerse con las nuevas fuerzas que brotaron de este levantamiento, quienes demostraron con su lucha que no pueden estar en otro lado que no sea en organizaciones verdaderamente revolucionarias. El sacrificio de las masas no debe terminar sepultado en organizaciones y programas reformistas cuya única pretensión es curar las llagas de un sistema moribundo que necesita ser enterrado y ese es el propósito de la UOC (mlm).

Piénsenlo compañeros, examinen el programa de la organización, que está presentado en su forma original y en una versión popular, así como el Programa Inmediato, y pregunten incluso a los contradictores, cual ha sido el actuar de la Unión, busquen el contacto con la organización y acordemos su proceso de ingreso. No olviden compañeros que necesitamos cambiar el fiel de la balanza a favor de la clase obrera y cada miembro que ingrese pesará tanto en cantidad y calidad para generar ese desbalance a favor de la clase obrera y la revolución.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *