MENSAJE A LOS OBREROS QUE VOTARON POR PETRO

Compartir

MENSAJE A LOS OBREROS QUE VOTARON POR PETRO 1

Queridos compañeros

Hoy, cuando ha mermado el adormecimiento electoral, nos dirigimos a Ustedes, hermanos de clase, desde el periódico Revolución Obrera para hacer algunas reflexiones respecto a su decisión de apoyar a uno de los candidatos presidenciales.

A pesar de que quienes leyeron nuestros artículos, no se convencieron de evitar caer en la trampa cuya carnada es «el voto del pueblo decide» en las elecciones organizadas, financiadas y controladas por los ricos; a pesar de no lograr mostrarles con más claridad esa trampa del con cara gano yo y con sello pierde usted, la trampa de que gane quien gane debe llevar adelante las medidas contra los trabajadores, tipo reforma pensional y rebaja del salario mínimo, ordenadas por la OCDE y respaldadas en la Agenda Empresarial; a pesar de que el mismo candidato Petro que Ustedes apoyaron declaró ser un defensor del capitalismo igual que Duque, es decir, defensor del sistema que año tras año, día tras día, segundo tras segundo, chupa su sangre, agota su energía vital, cercena su salud, y como remuneración les devuelve míseros salarios y despidos masivos, tal como hoy han lanzado a la calle a cientos de compañeros de la ETB… a pesar de todo eso, la realidad es que junto con los obreros que no votaron seguimos siendo compañeros de lucha, seguimos siendo una misma clase que en unión con los pobres del campo y el resto de trabajadores pequeños y medianos propietarios, no tiene otra opción que apelar a la lucha, a la movilización, a la huelga, si no quiere seguir perdiendo sus derechos y reivindicaciones ya en la mira de la insaciable jauría capitalista encabezada ahora por los representantes políticos de la mafia y sus sicarios.

Seguramente muchos de Ustedes votaron por Petro no tanto por estar de acuerdo con él, sino por rabia con tanta corrupción, con tantos abusos contra el pueblo, y principalmente en rechazo al uribismo un conocido enemigo de los trabajadores, ilusionados en que alguien represente a los obreros en el gobierno. Estamos de acuerdo frente al peligro del uribismo, un peligro conocido y ya enfrentado por el pueblo colombiano. Pero creer que el petrismo pueda ser un representante y defensor de los intereses obreros, con todo respeto, les decimos compañeros, es una equivocación.

Sin embargo, esta no es una equivocación mortal. Es un pecadito venial, cometido con frecuencia por los obreros confiados en que personajes de otras clases les van a salvar. Una equivocación que seguirá ocurriendo mientras Ustedes, compañeros obreros, ignoren su propia historia, mientras no aprendan que por su papel fundamental en el funcionamiento del capitalismo, pues sin su trabajo no hay ganancias para los empresarios, Ustedes poseen una fuerza monumental, oculta y desconocida. Una fuerza que sale a flote si aprenden a pensar y actuar no como individuos sino como clase. Una fuerza que cuando se hace consciente, no se divide alrededor de los partidos de otras clases, sino que se congrega y organiza en un partido propio y lucha al frente de todos los pisoteados por el capitalismo, produce verdaderos milagros, tales como destrozar el poder político de los dueños del capital y transformar en propiedad social sus medios de producción, cambiando de tajo las condiciones de vida de todos los trabajadores. Milagros reales ya realizados por nuestros antepasados.

Dirán Ustedes pero ¿cuándo y quiénes van a enseñar esas cosas? Sí, es una tarea difícil, tal vez larga, más no imposible. Ya nosotros con este periódico la estamos haciendo, pero no logramos todavía atender bien esa necesidad, pues aunque tenemos las ideas claras, necesitamos de la participación de Ustedes compañeros obreros, pertenecientes a la clase de los trabajadores explotados que por primera vez en la historia, pueden dejar de ser soldados al servicio de sus enemigos y convertirse en un ejército que derroque a todos los opresores. Tal es el reto compañeros, elevar su conciencia política, organizarse y luchar ya no aislados solo por sí mismos y sus compañeros de trabajo, sino como clase obrera consciente que se rehúsa a seguir siendo tratada como bestia de carga de los explotadores, y se alza en lucha contra toda forma de explotación. Sus opiniones, comentarios, críticas y denuncias, todas tienen espacio en nuestra prensa, así como Ustedes mismos tienen un lugar en nuestras filas organizadas.

Con sentimientos y hermandad de clase,

Periódico Revolución Obrera
Junio 28 de 2018

También te podría gustar...