Superexplotación en la UIS

Superexplotación en la UIS 1

Una problemática, entre otras, se viene presentando desde hace un buen tiempo en la Universidad Industrial de Santander (UIS), en un comunicado reciente de la subdirectiva UIS del Sindicato de Trabajadores y Empleados Universitarios de Colombia (SINTRAUNICOL) se denuncian los atropellos que vienen presentándose contra los trabajadores de la sección de cafetería y comedores, unidad adscrita a la división de Bienestar estudiantil.

La UIS ofrece un servicio de comedores a cierto número de estudiantes, en el último tiempo los beneficiarios de este servicio han aumentado, pero el personal que realiza este trabajo sigue siendo el mismo en número: las raciones de desayuno han pasado de 500 a 800, las raciones de almuerzo y de combo “saludable” pasaron de 2000 a 2500 y las raciones de comida que eran de 2000 se han visto disminuidas a 1600, lo que demuestra la falta de personal para completar las raciones iniciales. Para cumplir con este aumento en el servicio, el actual personal de comedores ha sido obligado a doblar turnos sin su respectivo reconocimiento de las horas extras, usando la figura de trabajo compensatorio se les obliga a “compensar” los sábados la hora respectiva de su descanso en el horario laboral; a esto se le suma un horario de trabajo extenuante, los contratos por prestación de servicio, temporales y de libre nombramiento y remoción; el irrespeto a las restricciones médicas y la presión por parte de los mandos medios que empeoran la salud de los trabajadores.

Tampoco existen condiciones óptimas y dignas para ejercer las respectivas labores. La falta de una adecuada ventilación del lugar de trabajo junto a los bruscos cambios de temperatura, ya que en el ejercicio de su labor los trabajadores pasan de una temperatura fría a una elevada y viceversa, les genera afectaciones en su salud. Asimismo, la mala ubicación del cuarto de basuras hace que los trabajadores se encuentren expuestos a los gases que producen estos residuos. Los utensilios y equipos para la producción de las raciones son insuficientes, así como las dotaciones de trabajo e implementos de seguridad industrial; los espacios físicos para la preparación de las raciones son reducidos lo que genera hacinamiento del personal y no se cuenta con un adecuado sistema de sifones que al no dar abasto hace que se rebose el agua y tenga que ser sacada por los mismos trabajadores que se encuentran en sus funciones cotidianas.

Lo anterior es una muestra de la superexplotación del proletariado, el cual es un rasgo común a la situación de la clase obrera en Colombia, y que desafortunadamente, los trabajadores de comedores y cafetería de la UIS no son ajenos a esta situación. En este caso concreto, se manifiesta en la prolongación de la jornada de trabajo y la intensificación del trabajo mismo, así como en otras condiciones tales como el «(…) aumento en magnitudes inconcebibles de las cargas de trabajo, los supervisores convertidos en perros de presa, incremento incesante de los accidentes de trabajo y de las enfermedades mentales entre los obreros» (Unión Obrera Comunista (mlm), Programa para la Revolución en Colombia, pág. 65).

Igualmente, los estudiantes han venido denunciando a través de las redes sociales el mal servicio y la pésima calidad de los alimentos, pero eso se debe no a los trabajadores de esta división, sino a las condiciones antes expuestas, por eso es correcto el llamado que hace la subdirectiva UIS de SINTRAUNICOL a los estudiantes de no desquitarse con los trabajadores. En resumen, superexplotación, pésimas condiciones de trabajo, indiferencia de las directivas de la universidad ante los reclamos justos de los trabajadores, y disminución de la calidad de bienestar estudiantil, ¿esta es “la UIS que queremos”?

Los trabajadores exigen entre otras cosas: aumento del personal operativo en la división de comedores y cafetería, incluyendo el puesto de almacenista o bodeguero; mantenimiento de las marmitas para evitar accidentes a futuro y de un programa de prevención que garantice el buen funcionamiento del equipo; la necesidad de reubicar el cuarto de basuras y de una adecuada ventilación; equipos de trabajo y dotación suficientes; y adecuación del espacio de trabajo para cumplir las labores en mejores condiciones, incluyendo un espacio físico para que los trabajadores de la división puedan tomar sus alimentos.

Sólo la lucha consciente y organizada de la clase obrera puede obtener estas reivindicaciones que las directivas niegan. Es necesaria la solidaridad por parte de los estudiantes y profesores para con los trabajadores, y se requiere la unidad de estos sectores para que la capacidad de fuerza y lucha vaya en aumento y se logre obtener al calor de la lucha cada de una las respectivas exigencias. Los caminos de unidad y solidaridad son caminos de victoria.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Stalin R dice:

    Esta racha es de vieja data las arremetidas violentas contra los trabajadores cuando reclaman derechos o cuando hacen resistencia ante lo que han conquistado y se les arrebata. Desatar la furia poner aprueba nuestra capacidad de resistencia hacerle la vida imposible a los que nos hacen la vida imposible. El fuego de la ira es permanente y atizarla es una contradicción de la lucha de de clases que hay que arreciarla. Ya no más que el miedo y los muertos sean de ellos y no seguir dándoles esos triunfos horrendous que han echo con la carne y sangre de los obreros. Potenciar la lucha movilizar a todos los sectores oprimidos en solidaridad con estos compañeros trabajadores de la UIS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.