Represión contra obreros de la USO

Compartir

El Estado es una dictadura al servicio de los patronos

Represión contra obreros de la USO 1

Los trabajadores de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO) Meta denunciaron, que el 11 de agosto llegaron motorizados de la policía amenazaron y agredieron a dirigentes sindicales y miembros de Derechos Humanos como si fueran los peores criminales, mientras ejercían su pleno derecho sindical de hacer propaganda entre los trabajadores de base, sobre el conflicto que se viene desarrollando contra el lesivo Decreto 811 de 2020 que le da rienda suelta a las pretensiones de la patronal de hacer despidos, cerrar plantas y vender la filial CENIT por parte del Estado.

Efectivamente, como lo denuncian los trabajadores de la USO Meta, desde el punto de vista del llamado “Estado Social de Derecho”, es una clara violación a la Constitución cuando esta plantea, formalmente, que los trabajadores tienen derecho a ejercer libremente la organización y defensa de los derechos laborales contra el patrón. Y donde se supone que un conflicto obrero patronal no se resuelve con las fuerzas represivas, que son según el “Estado Social de Derecho”, para impedir delitos contra los ciudadanos.

En la Constitución no dice que un obrero sindicalizado es un criminal, pero todos sabemos que en la vida práctica así es tratado por el Estado y los patronos, ¿por qué?

Porque en realidad ese tal “Estado Social de Derecho” es un Estado de Dictadura de las clases dominantes que está al servicio de la burguesía, los terratenientes y los imperialistas; por tanto, es apenas lógico que cualquier patrón; ya sea nacional o extranjero, telefonea al alcalde, gobernador o presidente para que mande sus fuerzas armadas; llamese policía, ejército, o bandas paraestatales a que defiendan la consagrada propiedad privada que la misma Constitución proclama.

Por tanto, la llegada de los 8 policías, a matonear a los trabajadores es obvia. Como lo han sido todas las veces que hay un conflicto obrero, donde las clases dominantes mandan la represión a través de cualquiera de los politiqueros que se encuentre en el poder, para reprimir las manifestaciones e incluso, asesinar a las masas desarmadas y a sus dirigentes.

En ese sentido la lucha de los trabajadores no debe enfocarse en pedirle “peras a un manzano”, el “Estado Social de Derecho” nunca garantizará derechos al pueblo trabajador en un sistema capitalista, siempre será un Estado de dictadura burgués-terrateniente, a veces sin máscaras otras veces con un velo, pero dictadura al fin de cuentas. Por eso, la lucha de los trabajadores debe centrarse en organizarse y pelear con todos los mecanismos que sea necesarios para defender sus intereses, sin pensar si son legales o no. Así como los capitalistas van por lo suyo; nosotros los obreros, vamos por lo nuestro.

En concreto, los trabajadores de la USO frente a la arremetida que pretenden implementar en su contra, y frente a la inminente privatización de Ecopetrol deben organizar la huelga, llamar al resto de los trabajadores a respaldarla y generalizarla uniendo sus puntos al conjunto de una plataforma de lucha del pueblo colombiano y concretar el Paro General Indefinido.

Y todas estas luchas deben servir de preparación para “tumbar al manzano de raíz”, estableciendo el nuevo Estado de Obreros y Campesinos, que también será una dictadura, sí: de los pobres contra los ricos, de los que lo producen todo en la sociedad contra los parásitos sociales que viven del trabajo ajeno.

¡Adelante compañeros de la USO, adelante clase obrera contra sus opresores!

También te podría gustar...