¿Qué revela la persecución a Rebecca Sprösser?

¿Qué revela la persecución a Rebecca Sprösser? 1

El mafioso régimen uribista de Duque ordenó la detención y el requerimiento de deportación de Rebeca Sprösser por el “crimen” de apoyar la protesta del pueblo colombiano y acompañar a los muchachos de la Primera Línea en Cali.

Los vándalos gobernantes y sus incondicionales “gentes de bien”, condenan a Rebeca porque según dicen “representa un peligro para la seguridad nacional”; estigmatizan como delincuentes a los jóvenes que cuerpo a cuerpo han enfrentado a las fuerzas criminales del régimen encabezadas por el policial escuadrón de la muerte; repudian el estallido social del pueblo colombiano, con la mentira de que es un “paro criminal instigado por infiltrados enemigos de la paz y del bienestar que disfrutan todos los ciudadanos en este país”.

Rebecca Sprösser es un símbolo de la solidaridad y apoyo que en muchos países tiene la lucha del pueblo colombiano, porque su lucha es justa, sus problemas son comunes a todos los trabajadores en el mundo, sus enemigos son de la misma ralea que los enemigos de otros pueblos. Los problemas del pueblo colombiano no son importados ni artificiales. Son los problemas causados por la decrepitud histórica del imperialismo, un sistema mundial de opresión y explotación.

Tanto la detención y deportación de Rebeca Sprösser, como los asesinatos, desapariciones y encarcelamiento de humildes jóvenes combatientes de Primera Línea, demuestran el criminal y violento método del régimen para tratar los problemas sociales, demuestran el petulante poder de la facción capitalista mafiosa en el Estado, que en realidad expresa el temor de las clases dominantes a perder sus privilegios porque en vez del apoyo se han ganado el odio del pueblo.

Si hoy los poderosos capitalistas tiemblan ante el respaldo de una joven turista a las luchas del pueblo, si sus rearmados escuadrones de asesinos temen a unas cuantas filas organizadas de muchachos apenas protegidos con piedras, cascos y latas… mañana van a sentir terror, pánico cuando crezca la activa solidaridad entre los pueblos del mundo, cuando en el frente de batalla no estén solamente los jóvenes proletarios protegidos de elementos rudimentarios, sino las clases trabajadoras de la ciudad y del campo cuyo peso social en la producción puede paralizar el sistema y si arman sus cabezas con la conciencia revolucionaria y sus brazos con armamento verdadero, harán añicos a sus verdugos, a los zánganos capitalistas y a todas sus podridas instituciones.

De ahí que el llamado politiquero a confiar en las elecciones del 2022 y en el insulso parlamentarismo, solo sirve a los opresores embelleciendo sus corruptas y reaccionarias instituciones y engañando al pueblo con el sofisma de arreglar sus problemas cambiando el gobierno pero conservando el mismo Estado órgano del poder político de los capitalistas. Darle oxígeno a los opresores ahora que están ahogados en sus crisis, es un acto vil y criminal contra la lucha del pueblo colombiano.

De lo que se trata ahora, es ahondar en la lucha callejera, movilizar a los obreros y campesinos para generalizar un verdadero paro político y de la producción, avanzar a nuevas formas de la lucha violenta de las masas y de organización por la base. Eso sí, multiplicará el pavor y temor entre los enemigos del pueblo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. A Chaman dice:

    ¡Excelente! Muy bien planteada la solidaridad internacionalista entre los pueblos del mundo y sus dignos hijos e hijas.

    ¡Viva la ejemplar lucha del pueblo colombiano!
    ¡La juventud consciente jamás será sirviente!
    ¡Abajo el narco Estado genocida colombiano!
    ¡Abajo el terrorismo del narco Estado y sus despreciables mercenarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.