POR LA DEFENSA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DEL VALLE: ¡MOVIMIENTO NACIONAL POR LA SALUD PÚBLICA!

Compartir

La situación que en 2015 atravesó el Hospital Universitario del Valle (HUV) no es ajena al panorama general de la salud pública. Multimillonarias deudas por parte de las EPS y del Régimen Subsidiado de Salud, son la principal causa de crisis; todo ello atravesado por numerosos casos de corrupción con desfalcos, sobrefacturación, etc., los cuales han sido protagonizados por las mencionadas EPS, donde los casos más notorios fueron los de SaludCoop y Humana Vivir.

La deuda al HUV, no ha sido cancelada. Al cierre de 2015 y en plena Feria de Cali el Hospital agonizaba mientras usuarios, estudiantes, trabajadores, personal médico y luchadores en general, trataban de reanimarlo con la movilización y la denuncia permanente, que incluso hizo que la nueva Gobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, se sentara el pasado 2 de enero a discutir con la dirección del Hospital acerca de su situación y posibles soluciones. La Gobernación del Valle, propuso una inyección de capital en lo inmediato y la consideración de una reestructuración integral para el HUV; demagogia de las clases dominantes que en últimas impidió un estallido en la región y el peligro de la suspensión de su feria. La inversión que hicieron al hospital, no fue para salvarlo, fue para salvar sus fiestas, fue para desviar el movimiento de masas en defensa del HUV hacia las promesas que hasta ahora, no trascienden de revisar la situación del hospital y considerar la posibilidad de someterlo a Ley 550.

Por ello el pueblo debe continuar con sus acciones de lucha y denuncia, porque la situación actual de este Hospital, es el reflejo directo de la situación de toda la salud para el pueblo colombiano, donde proliferan los paseos de la muerte, escasean los medicamentos, demoran los tratamientos e intervenciones quirúrgicas, y donde en últimas el tan consagrado derecho a la salud que vocifera la democracia burguesa en su legislación, desaparece con cada vida que cobra este sistema.

La salud pública golpeada desde la Ley 100, se mantiene con el funcionamiento de hospitales públicos, pero el 2015 reflejó con más claridad la tendencia que en sí contiene la Ley 100: privatización y mercantilización de la salud, donde la vida del pueblo es un botín, donde la salud de los trabajadores es el un jugoso negocio en manos de las EPS, creadas para «manejar los recursos» que se destinan para atenderlos y garantizar este derecho.

Entonces, si el problema es la Ley 100, criticada por importantes senadores, congresistas y funcionarios del Estado, ¿por qué no se tumba y se propone otra que realmente favorezca a las masas colombianas? En este país surgen leyes y decretos por doquier, de hecho el 2016 inicia con muchos de ellos, donde subirán impuestos, intereses crediticios, IVA en productos de canasta familiar y útiles escolares, en fin; hacer la ley no es problema. El problema es a favor de quién se hace.

El Estado colombiano es representante de los capitalistas, no del pueblo. Por ello, la Ley 100 seguirá rigiendo el sistema de salud en Colombia, porque favorece al capital privado; de ahí que ninguna de las propuestas impulsadas desde el establo parlamentario, responda a una solución profunda de la crisis de la salud; de ahí que el gobierno Santos y su Ministro Gaviria ni siquiera se pronuncien frente al tema y prometan paz, mientras las masas mueren por falta de atención; de ahí que a las EPS no se les cobre un centavo de sus deudas y a los administradores corruptos no se les toque, ¡así funciona el capitalismo en su fase imperialista!, a favor del monopolio, donde el matrimonio entre el capital privado y el Estado burgués es sagrado, donde servidores públicos pasan a manejar negocios privados o viceversa.

Por eso el ejemplo de los luchadores en la defensa del HUV, ha trascendido a todo el país y debe generalizarse, porque ha garantizado principalmente el NO CIERRE del hospital e incluso el pago de parte de las deudas salariales existentes.

Si con la lucha incansable se han conseguido estas victorias, mucho más se podrá lograr con la unidad, organización y generalización de la Huelga Política de Masas, donde se consolide el Movimiento Nacional por la Defensa de la Salud y se una a la lucha por la educación pública, por alza de salarios, por vivienda para el pueblo y en general al movimiento de masas en el campo y la ciudad, para mejorar las condiciones de vida de la clase obrera, de los campesinos, indígenas, estudiantes y de todo el pueblo oprimido. Esto significa también, mejorar las condiciones para la lucha, porque los burgueses y terratenientes, nunca regalan beneficios, nunca conceden derechos, estos se ganan, se arrancan y ¡se mantienen con la lucha organizada!

Continuar en la defensa del HUV, hace parte del arsenal combativo del movimiento de masas, cuyas victorias podrán consolidarse, una vez la clase obrera logre organizarse como Partido político, con sus mejores elementos dirigentes y con el arma poderosa del marxismo leninismo maoísmo, ciencia de la Revolución Proletaria, para acabar con la opresión y la explotación del capitalismo. ¡Adelante clase obrera!, ¡adelante luchadores!, cada paso dado por conquistar los derechos del pueblo a través de la lucha directa y organizada, hace parte del sendero que debe transitarse para destruir el Estado que mantiene vivo al sistema de hambre y explotación.

También te podría gustar...