¡Fuera Colombia de la OTAN!

¡Fuera Colombia de la OTAN! 1

Desde 2017 bajo el gobierno de Juan Manuel Santos, Colombia se hizo socio extracontinental de la OTAN. Ser socio global no implica que un país sea miembro de la OTAN, porque en esta organización solo hay miembros europeos, Estados Unidos -como fundador- y Canadá, no obstante, con esta firma Colombia se convierte entonces en el primer y único país latinoamericano en hincarse ante esta organización imperialista de carácter militar, que ha agredido a los pueblos del mundo.

Esta alianza representa una «…cooperación con la OTAN en áreas de interés mutuo, incluidos los desafíos de seguridad emergentes, y algunos contribuyen activamente a las operaciones de la OTAN, ya sea militarmente o de alguna otra manera». Es decir, las clases dominantes de Colombia, se unieron a esta criminal organización -que básicamente agrede e invade lugares geoestratégicos para sus negocios- en calidad de lacayas, poniendo como carne de cañón al pueblo colombiano, ofreciéndolo como verdugo contra sus hermanos en otros lugares del mundo; se postran ante imperialismo estadounidense con la esperanza de recibir alguna migaja.

En diciembre de 2021, Diego Molano actual ministro de Defensa, firmó un nuevo acuerdo con Mircea Geoana vicesecretario general de la OTAN, estableciendo una cooperación diferente y reafirmando a Colombia como socio global, comprometiéndose en áreas nuevas de seguridad y cambio climático junto con los demás miembros. En palabras de Molano «existen centros de excelencia en entrenamiento (de la OTAN) donde nos interesa enviar a parte de nuestras Fuerzas Armadas para capacitación», y además Colombia «posee un centro de excelencia en formación de desminado humanitario donde más de 100 soldados de la OTAN han sido formados».

Este nuevo compromiso, fue saludado por Biden y no es para menos, pues en medio de la agresión rusa a Ucrania, Colombia es el único país de América Latina socio de la OTAN, que se ha vuelto más importante gracias a su posición estratégica, de ahí que desde marzo de 2022 Biden anunciara que se tendrá en un futuro un nuevo estatus para Colombia como “aliado importante” no OTAN.

Y así, muestran esta alianza como algo muy importante y motivo de orgullo para el país, como si al pueblo colombiano le favoreciera participar en guerras que no le corresponden, o destinar ayudas económicas y militares para agredir naciones oprimidas por el imperialismo, o que vengan a formar a las fuerzas represivas para que sigan arremetiendo contra el pueblo desarmado. En absoluto a las masas luchadoras, a los obreros, a los desposeídos en Colombia les ufana ser “aliado importante” de estos asesinos, porque la lucha que deben librar los explotados y oprimidos, es por una sociedad diferente, no por defender las pretensiones de invasión y de reparto de nuevos mercados y recursos para los imperialistas, como sucede actualmente con el conflicto en Ucrania, una confrontación Inter imperialista, donde quien está en medio es el pueblo.

De ahí la justeza de la consigna “FUERA COLOMBIA DE LA OTAN” porque no son los que firman los que ponen el pecho, sino los que se abrogarán los triunfos o los que primero saldrán corriendo en la derrota. El pueblo colombiano requiere incluir en sus consignas la exigencia de que Colombia no sea socio, ni aliado importante, ni nada de la OTAN, sin fijar sus esperanzas en que con las inservibles acciones constitucionales se logre este objetivo, sino con la lucha en las calles, como parte de las exigencias que el pueblo colombiano sigue agitando.

“FUERA COLOMBIA DE LA OTAN” es otra de las reivindicaciones que suma a las muchas que se deben conquistar con el Paro Nacional Indefinido, que inevitablemente volverá a estallar contra la carestía, la miseria, el hambre, el desempleo, las masacres y el terrorismo de Estado, entre otras.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.