¡No Respaldar las Corruptas Instituciones de los Explotadores!

Compartir
¡No Respaldar las Corruptas Instituciones de los Explotadores! 1

Apenas iniciando el circo de las elecciones de octubre el Procurador Fernando Carrillo anunció cientos de casos de corrupción: “hay 262 municipios y 5 departamentos en riesgo de trashumancia electoral”, conocido popularmente como trasteo de votos. Señaló igualmente: “Las elecciones hoy, en todo el mundo, están contaminadas por la falta de acceso a la información veraz y completa. Ya se denuncia, en el caso de Colombia, que hay empresas dedicadas a la manipulación de los electores con verdades a medias”.

Como se ve, tales denuncias no provienen de los “malvados comunistas”, ni de los “ignorantes abstencionistas” sino de un representante del Estado burgués, que no puede ignorar el hecho de la podredumbre estatal. Y muy a pesar de sus alertas, medidas y llamados, que siempre resultarán inútiles, le es imposible ocultar que las elecciones no son libres ni limpias en el capitalismo.

En efecto, las elecciones en el capitalismo si bien le sirven a los de arriba para resolver sus contradicciones y disputarse el control del aparato estatal, en el caso de las de octubre para gobernaciones, alcaldías y demás entes territoriales, son una farsa para darle la apariencia democrática a la dictadura de los explotadores.

Es esa mutilada y falsa democracia la que trafica y trastea los votos; es esa democracia la que permite a jefes paramilitares y narcotraficantes como Uribe y sus secuaces llegar a la presidencia, al congreso y demás órganos del poder; es esa democracia la que en octubre decidirá qué miembros de las clases dominantes aplastarán al pueblo desde las alcaldías y gobernaciones, cumpliendo el plan ordenado por los imperialistas, los grandes burgueses y terratenientes.

Las elecciones legitiman la democracia de los de arriba: esa que asesina los dirigentes sociales que se oponen a sus planes de explotación y exterminio de la naturaleza; esa que mata a los hijos del pueblo al permitir el robo de los recursos para las obras de hospitales y comedores; esa misma democracia burguesa es la que criminaliza la protesta social, reprime la organización, la expresión, la movilización y la rebeldía de las masas trabajadoras…

Aún así, los jefes de los partidos reformistas de la pequeña burguesía y el oportunismo se emperran en ayudarles a los explotadores a “moralizar” sus corruptas instituciones participando en la farsa montada por los enemigos del pueblo para hacerle creer que él es quien elige. Alegan cínicamente que el pueblo que no vota y no alcahuetea esa vagabundería es el culpable porque no elige a los “buenos”.

Por el contrario, el proletariado revolucionario llama a las masas trabajadoras a no apoyar con su voto la farsa electoral y la dictadura de los explotadores. Llama a todo el pueblo trabajador a no dejarse distraer por los politiqueros y a persistir en la lucha directa y revolucionaria para enfrentar los planes de los enemigos. Convoca a preparar y organizar el Paro Nacional Indefinido para arrebatar con la huelga, la movilización y la lucha en las calles las reivindicaciones inmediatas de todos los explotados y oprimidos.

¡NO VOTAR, Unir y Generalizar la Lucha Obrera, Campesina y Popular!

¡NO VOTAR! ¡Ni el Estado ni los politiqueros, Solo el Pueblo Salva al Pueblo!

También te podría gustar...