¡No Más Violencia Contra la Mujer!

Compartir
¡No Más Violencia Contra la Mujer!

“Las mujeres constituyen la mitad del cielo y si esta parte del cielo permanece serena, las tempestades del cambio que deben barrer el viejo mundo, se reducirán a nubarrones pasajeros”
Claudie Broyelle

El pasado lunes 25 de noviembre se conmemoró el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, día designado en 1981 por varias organizaciones de mujeres en homenaje a las hermanas Mirabal, tras su brutal asesinato en 1960 durante la dictadura de Leónidas Trujillo, en República Dominicana.

Después de 39 años la ONU decretó la fecha como día Internacional. No es de extrañarse que la ONU haya acogido como decreto esta reivindicación de las mujeres que repugnan la violencia contra ellas, ya que de cierto modo representa un prestigio ante tantas intervenciones de la que se ha hecho partícipe esta organización, porque para nadie es un secreto que con su consigna de la paz apoyan las intervenciones militares, principalmente de EEUU, para, según ellos, ayudar en conflictos para alcanzar la paz, pero que en realidad terminan en masacres de los más pobres, como el caso de Irak, donde precisamente fueron las mujeres y los niños las principales víctimas de su intervención pacificadora. Realmente pregonan defender los derechos de los más vulnerables, pero no son más que una institución imperialista que le lava las manos a EEUU como potencia asesina.

Por eso es importante rescatar la valentía de estas mujeres que se levantaron contra la injusticia y abuso. Sin embargo, esta bandera que se levanta contra las injusticias y la violencia contra la mujer no debe ser en el marco de una lucha de género, sino una lucha contra el sistema capitalista que mantiene la opresión y la violencia de los hombres sobre mujeres; un sistema violento que mata no solo a mujeres, sino a comunidades enteras con hambre y miseria; un sistema que mata a mujeres por el hecho de no brindar salud de calidad, en donde se mueren teniendo un hijo o practicando un aborto al no querer tenerlo; un sistema que violenta a las mujeres al tratarlas como mercancía en sus medios y concursos de belleza; un sistema que vulnera la integridad de las mujeres culpándolas por el hecho de tener que dejar a sus hijos solos por ir a trabajar para poder brindarles salud y comida, pero que las condena violentamente por abortar, mientras no les brinda las condiciones para sostener a sus hijos.

Y es que, ante la conciencia que las mujeres tienen sobre la violencia, empiezan a buscar cómo defenderse y cómo organizarse. Por ello el Estado burgués busca la forma de impedir que la clase obrera se organice como una sola clase, pues sabe la fuerza que representan las mujeres y hombres del pueblo cuando se unen; una fuerza que puede tumbar estados y construir nuevos como sucedió en Rusia o en China. Es necesario entender que el hombre principalmente es quien reproduce la ideología burguesa, ese machismo que detestamos, el cual no es más que la concepción de las clases explotadoras dominantes en cuanto a su defensa de la propiedad privada, que priva de la libertad a todos los trabajadores, especialmente a las mujeres, lo que hace que la lucha de las mujeres por su liberación definitiva sea parte de la lucha irreconciliable entre el proletariado y la burguesía, por tanto, poner a mujeres contra hombres, es un asunto que divide a los trabajadores y, con ello, el poder del Estado capitalista se seguirá sosteniendo.

No hay que seguir el juego al sistema y dejarse dividir por género, ni por razas, ni por preferencias sexuales ¡NO! Lo que hay que hacer es organizarse como una sola clase, porque la violencia contra la mujer no nace cuando nacen los hombres, sino cuando nace la propiedad privada, cuando nacen las clases sociales y cuando nace el Estado. Por eso es importante, sobre todo para esta época de levantamientos en el mundo, centrarnos en quién es realmente el enemigo y no dejar que se desvíe la lucha, para ello la clase obrera debe organizarse políticamente, para que su Partido dirija la lucha por la destrucción del Estado capitalista y conquiste una sociedad nueva, libre de todo tipo de explotación y opresión.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 2019-12-08

    […] ¡No Más Violencia Contra la Mujer! […]