¡No más Feminicidios! ¡No más Guerra Contra el Pueblo!

Compartir
¡No más Feminicidios! ¡No más Guerra Contra el Pueblo! 1

El grupo paramilitar Bloque Virgilio Peralta – BVPA, se adjudicó el feminicidio de Melissa Romero y su sobrina Taniusca Romero Sibaja en Montelíbano, Córdoba, el 14 de septiembre; Katherine Novoa, también fue asesinada el mismo día en Villavicencio; hechos que el pueblo colombiano repudia, porque además del aumento de feminicidios en medio de la pandemia, la guerra contra el pueblo se ensaña contra mujeres y niños.

Estos hechos se suman a las masacres que semana a semana se reportan, sin ninguna “investigación profunda” como anuncia el títere Duque; el pueblo sigue siendo asesinado en una guerra que no le corresponde y las mujeres y niños llevan la peor parte. Estos asesinatos ya no se pueden tapar con excusas como que “son líos de faldas” u “homicidios colectivos”, pues son viles actos para amedrentar a los dirigentes populares, a los luchadores y a las masas en general, con el fin de garantizar el control de territorios aptos para el cultivo y tráfico de narcóticos y la mega minería, entre otros negocios.

La guerra contra el pueblo no cesó con la firma de la paz entre la cúpula de las Farc y el gobierno Santos, por el contrario, se agudizó con el régimen narco paramilitar encabezado por Duque que utiliza el terrorismo de Estado como forma de dominación y lo ejecuta con sus Fuerzas Militares y paramilitares, sin ningún escrúpulo.

Entre los dirigentes populares hay muchas mujeres destacadas, por eso los asesinos se ensañan especialmente contra ellas y los niños. Los feminicidios de estas dos mujeres y una niña deben ser condenados por el pueblo colombiano con la fuerza organizada en las calles, con la lucha directa y cada vez más consciente; es decir, elevando las formas de combate, uniendo las luchas dispersas y concretando un Paro General Indefinido que detenga el terrorismo de Estado, las medidas que solo favorecen a los capitalistas y someten aún más al pueblo. Un Paro General que contribuya a juntar las fuerzas populares para desatar la revolución que destruya el viejo Estado y acabe para siempre con los privilegios de los explotadores.

Las masas deben protegerse a sí mismas, no confiando en las instituciones y escoltas del Estado asesino; el mismo pueblo debe organizarse para proteger sus comunidades, dirigentes, mujeres y niños, preparándose para enfrentar a los verdugos y para combatir en las calles conformando Grupos de Choque como se ha explicado en el Portal Digital Revolución Obrera.

Es en medio de estas luchas que el pueblo adquiere la experiencia para generalizar las formas correctas de organización en el combate y derrota de los reaccionarios; preparándose para detener de manera radical el asesinato del pueblo y sus dirigentes, mediante la guerra popular que destruirá desde sus cimientos y con todas sus instituciones el podrido y asesino Estado burgués, y pondrá en la dirección de la sociedad a los obreros y campesinos respaldados con la fuerza del armamento general del pueblo.

¡ABAJO EL TERRORISMO DE ESTADO!

¡ENFRENTAR EL TERRORISMO DE ESTADO CON LA UNIDAD, ORGANIZACIÓN, MOVILIZACIÓN Y LUCHA!

También te podría gustar...