Mis impresiones de los encuentros realizados en Bogotá

Compartir
Mis impresiones de los encuentros realizados en Bogotá 1

Los eventos que se llevaron a cabo en Bogotá mostraron la lucha que existe entre una dirección pequeña burguesa y una dirección proletaria.

Los dirigentes oportunistas y pequeño burgueses pretenden dirigir el movimiento con la intención de apagar el paro y sacar provecho para sus intereses personales y electoreros; además no es posible que estos dirigentes trabajen a conciencia por el bien de las masas luchadoras, es lo que se evidencia en la actual lucha social. Las comodidades y dádivas otorgadas por los gobiernos y patronos los ha corrompido, convirtiéndose en agentes del enemigo en el seno del pueblo; de ahí que esos dirigentes solo buscan ser reconocidos y respetados por una parte de los proletarios que les aseguran mantener un estilo de vida burgués, una moral y ética cuestionadas.

Por el otro lado, está la lucha del pueblo con importantes expresiones que muestran vigorosidad y esperanza y la de sus verdaderos dirigentes por encausarla correctamente. Así se pudo evidenciar en el Encuentro realizado en la Concha Acústica de la Universidad Nacional; el papel indudablemente dinamizador lo pusieron los jóvenes, pero fueron los indígenas los que le colocaron la seriedad al evento, también estuvieron los revolucionarios de todas las tendencias buscando dirigir, organizar e ilustrar a los asistentes, entre ellos los comunistas; sin embargo, aún la pequeña burguesía y sus ideas se atraviesan en el camino; de ahí la importancia de vincular a los obreros industriales revolucionarios que lleven las ideas comunistas, le impriman su espíritu y disciplina a la lucha y así lograr que las ideas y métodos correctos prendan profundamente en las masas.

Lo que alcancé a percibir de la actuación de los comunistas, fue la de utilizar las fuerzas lo más organizada y contundente posible, pero el movimiento los rebasa; lo cual exige especialmente de los obreros de vanguardia y de la juventud revolucionaria fortalecer la organización política de los marxistas leninistas maoístas.

Esta es la mejor oportunidad para incidir fuerte y profundamente entre las masas y atraer una gran cantidad de nuevos miembros mucho más dispuestos, con una mayor capacidad de comprensión y decisión de trabajar por la revolución. Y muchos están ya insertos en el movimiento actual, solo falta ir por ellos.

Trabajador revolucionario delegado

También te podría gustar...