Migrantes marchan en Centroamérica: Revolución, la única solución

Compartir
Migrantes marchan en Centroamérica: Revolución, la única solución 1

La descomposición del capitalismo moribundo se ve reflejada en una profunda crisis que es descargada en los hombros de los más pobres, como se ve hoy en Honduras, un país que es dejado a su suerte después del paso de los huracanes Eta y Loto que dejó desolación, muerte y miseria para los ciudadanos hondureños, viviendo debajo de los puentes para resguardarse porque sus casas fueron destruidas, se quedaron sin empleo y todo agravado por tener que enfrentar, sin apoyo del gobierno, las consecuencias de la COVID-19. Cuentan algunos habitantes que dos días antes de la llegada del primer huracán, el gobierno hondureño, en lugar de actuar para proteger a la población avisando para que tomara medidas preventivas, seguía promocionado una feria de turismo para reactivar la economía; literalmente no hizo nada para proteger la salud y dignidad de las personas afectadas, y fue totalmente inepto e incompetente para garantizarle asistencia humanitaria a la población.

“¡Todo se perdió… aquí estamos sepultados en vida.” 
“No hay derechos para este pueblo, no hay salud, no hay trabajo, no hay nada,”
“Ahora solo me queda emigrar a Estados Unidos”

Las clases explotadoras y los países poderosos son los principales responsables de todas las desgracias que vive la humanidad, los mismos habitantes dicen “hay que depositar la responsabilidad sobre quienes han dado estos resultados, que son los grandes países y potencias económicas y bueno, también el llamado ‘proceso de modernidad’, para que los pueblos que más hemos contribuido a la defensa del territorio dejemos de cargar sobre nuestros hombros [los efectos] de la contaminación de quienes no asumen lo que tienen que hacer”, advirtiendo que, “mientras no pare la contaminación, mientras no pare la depredación, mientras no se reconozcan los derechos de quienes han defendido hasta ahora el territorio, pues las perspectivas van a ser bastantes complejas. Entonces Nuestra propuesta es seguir concientizando a las personas que viven en estos países para que se hagan esfuerzos importantes y más serios y reales de la mitigación de los impactos ambientales que todo el mundo está sufriendo. La solidaridad y el abrazo entre los pueblos siempre va a ser la manera para llegar a alcanzar este mundo soñado.”

Migrantes marchan en Centroamérica: Revolución, la única solución 2

Los pueblos de todo el mundo están soportando todas las consecuencias de un sistema económico que basa su existencia en la explotación sin límites de los trabajadores y en la destrucción de la naturaleza, y eso se siente con muchísimo más rigor en los pueblos de países como los de Centroamérica. Por estas terribles condiciones, miles de personas tomaron la decisión y se han lanzado nuevamente a la dolorosa aventura de tomar camino en caravana hacia los Estados Unidos con la esperanza de conseguir un futuro mejor para ellos y sobre todo para sus hijos; pero a la ya tortuosa situación de ser migrantes, se le ha sumado, como es costumbre, la más brutal represión pues han sido detenidos y agredidos por el ejército de Guatemala, quienes tienen la orden de no dejar pasar. Son miles, según las cifras, casi llega a los 10 mil los que están en esta desesperada travesía, literalmente marchando por salvar sus vidas, mientras solo reciben de los asesinos dueños del poder el golpe demoledor de la represión. Y eso es el capitalismo, esta es una descarnada fotografía de lo que es este sistema.

La migración de las masas se presenta como producto del mismo sistema capitalista que ya no tiene nada que ofrecer más que represión, hambre y miseria a los pueblos, devastado y en absoluta pobreza; al capitalismo agonizante no le importa más que acumular riquezas a costa del sufrimiento del pueblo trabajador.

Y la única salida digna y eficaz que tienen los pueblos del mundo, es ni más ni menos que dejar de guardar esperanzas en las manos de los poderosos, los pueblos solo lograrán conseguir sus objetivos, cuando tomen su futuro en sus propias manos, cuando dejen de ser instrumentos ciegos y se conviertan en protagonistas de la construcción de su porvenir, cuando tomen el camino de la revolución, de la destrucción del Estado reaccionario y la construcción del nuevo tipo de Estado, basado en el poder armado de obreros y campesinos; ahí sí, rápidamente los que hoy aparecen como grandes problemas, serán resueltos para las masas y para toda la humanidad.

También te podría gustar...