Hermandad de Lucha

Compartir
Hermandad de Lucha 1

Marcha hoy de vuestra parte el bien ardiendo, os siguen con cariño los reptiles de pestaña imanente y, a dos pasos, a uno, la dirección del agua que corre a ver su límite antes que arda.

Cesar Vallejo

Los distingo en las calles y barricadas, 
Algunos solo por su seudónimo, 
primera letra del nombre 
o incluso su capucha o atuendo particular.

¡Harry está gravemente herido! 
¡Le dieron en el rostro con una lata de gas! 
¡Parece que va a perder el ojo!

Muchos nunca han podido tener un empleo estable, 
no conocen de seguridad social ni propiedad alguna, 
ningún futuro se vislumbra en la penumbra,
solo la precariedad les acompaña en su corta vida.

¡Desde los matrimonios anoche nos dieron bala! 
¡Avanzaron hasta que se les prendió una moto! 
¡Son unas locas! 
¡Solo pelean armados, hay que verlos uno a uno!

Otros aportan y se arriesgan aun llevando una vida aceptable, 
pero el futuro es sombrío, cada día empeora la situación -lo saben-
y ayudan en técnica, APH, conocimientos y recursos, 
se han mezclado y estiman a los muchachos. ¿Quién, no?

¡Se iban a robar a esos dos escuderos! 
¡Apareció un ninja y le dio en el pecho! 
¡Había que ver cómo se revolcaba en el suelo e intentaba apagarse! 
¡Se movía como una cucaracha patas arriba!

Con muchos de ellos no he tenido una conversación completa, 
tampoco conozco sus gustos, aficiones ni inclinaciones. 
Ni de géneros musicales ni hobbies.
¡En el combate solo se intercambian palabras e impresiones cortas!

¡He comido mejor en el campamento que en mi casa!
¡La cucha está preocupada porque no vuelvo!
¡Pero si voy no me aguantó la cantaleta! 
¡Vea la carpa que me regalaron para dormir!

Sin embargo, me he fundido en cuerpo y alma 
con aquellos intrépidos jóvenes.
A pesar de que poco los conozco,
Me unen mil y un vínculos.
Su calidad radica en que han sabido gritar fuerte 
y se han hecho escuchar.
Sin importar su pasado, cuan ruin y miserable fue, 
la lucha los ha redimido, han perdido el miedo. 
¡La causa endereza y ennoblece! ¡Que el pueblo los proteja!

Son semilla que brotará algún día 
Son el germen de cosas más grandes por nacer, 
son una madera muy fina para una bella construcción.
¡Son las nuevas generaciones! 
¡La revolución es comprensible y popular!

Es la hermandad de lucha, 
la fusión desinteresada de miles en una causa común, 
es el batir del trueno en las entrañas que empuja al combate, 
es el odio al enemigo y el amor a los propios, 
es el deber y la conciencia de no abandonar ninguno sin importar los riesgos, -pero sobre todo-, 
muchas cosas de las cuales no se tienen palabras y explicaciones exactas. 
¡Difícilmente quién no haya estado en el combate entenderá!

¡Miren como se retiran!
¡Se quedaron sin munición y no son capaces de seguir!
¡Viven de nuestros impuestos para reprimir, no para retirarse!
¡Gallinas!

¡Nunca he odiado y amado tanto en mi vida!
¡Nunca he tenido tantas preocupaciones y alegrías a la vez!
Pues no existe cosa más dialéctica que la lucha, 
Ahora puedo decir que vivo,
vivo intensamente,
renuevo mis votos de que 
el único sentido de la vida es la lucha
actúo como un protagonista mas 
que escribe con sacrificios las líneas de esta historia
en la que muchos ya la han escrito con sangre.

Es por ello que estoy dispuesto a verter mi sangre, 
arriesgar mi integridad, libertad y ojos 
por abrigar y abonar esa semilla.
¡Son las nuevas generaciones!
¡El futuro es nuestro!

Segunda Línea Q
L.A.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *