Las Mujeres Somos Fuerza Poderosa Para la Revolución

Compartir
Mujeres el Primero de Mayo 2019

Ha transcurrido una de las fechas más importantes para los proletarios, el Primero de Mayo; día Internacional de la Clase Obrera, en que los obreros y sus hermanos campesinos, desplazados y en general todo el pueblo, salió a exigir mejores condiciones de vida, de trabajo y a manifestarse contra la explotación mundial capitalista. Como ya se ha mencionado en las líneas de este medio, el balance de este día en el que la clase obrera mide sus fuerzas para la revolución, fue exitoso: millones salimos a marchar y los proletarios de vanguardia a cumplir con nuestra labor de educación y propaganda para aportar a la construcción del Partido político que realmente represente nuestros interés y dirija la emancipación de toda nuestra clase a nivel mundial.

Evidentemente el trabajo es duro ya que la fecha exigió que los obreros y el pueblo en general realizaran todos los preparativos, obligando a redoblar esfuerzos y sacar tiempo después de las largas jornadas laborales. Se destaca de manera especial la participación activa de las mujeres a nivel mundial, sacando pecho y cumpliendo con altura las tareas propuestas para esta conmemoración, repartiendo su tiempo y su esfuerzo en el trabajo, en las tareas domésticas, en el cuidado de los hijos y en la preparación del 1° de Mayo: mujeres de todas las organizaciones en todos los países salimos a manifestarnos y esto es importante, ya que da cuenta que no estamos dispuestas a quedarnos calladas y queremos que este asqueroso sistema cambie.

Desde mi labor como distribuidora de Revolución Obrera, un medio al que quiero mucho, la preparación para cumplir con mis deberes parece difícil y alguien me preguntó si no es agotador ofrecer el impreso varias veces sin tener resultado, pero eso es la apariencia ya que hay mucha gente que se identifica con la prensa y le tiene gran cariño; es así que en ocasiones sin tener que ofrecerla varias personas se acercaron para adquirirla; en mi caso, este aporte que hago para difundir las ideas del comunismo al elemento más avanzado de la clase obrera, me enorgullece y me hace pensar que a pesar de las adversidades y de todos los planes macabros que tiene el capitalismo imperialista para nosotros, sobre todo para las mujeres y los niños, aún hay salvación y es la construcción de un mundo nuevo, un mundo Socialista.

Por eso este 1° de Mayo, recordando a Rosa Luxemburgo, con orgullo agité la consigna:

“POR UN MUNDO DONDE SEAMOS SOCIALMENTE IGUALES, HUMANAMENTE DIFERENTES Y TOTALMENTE LIBRES”

Una camarada

También te podría gustar...