LA PERSPECTIVA DE LA REVOLUCIÓN ES LUMINOSA, LA DEL IMPERIALISMO ES SEPULCRAL

También te podría gustar...