La peor grosería es el Congreso mismo

También te podría gustar...