La Minga Avanza a Pesar de las Calumnias Burguesas

Compartir
La Minga Avanza a Pesar de las Calumnias Burguesas 1

La burguesía y el uribista régimen mafioso no han parado de atacar la minga indígena con calificativos mentirosos para tratar de deslegitimarla y tapar así la incapacidad de un Estado caduco e inservible, que solo garantiza los intereses de las clases dominantes y que usa la fuerza de la bota militar cada vez que «los de abajo» se levantan contra «los de arriba».

Tachan de «irresponsable» a la minga por «fomentar el contagio de la COVID-19», mientras la burguesía envía diariamente a millones de obreros a que les generen jugosas ganancias en los centros fabriles, bancarios y comerciales, exponiéndolos a contagiarse del virus. ¡Si el pueblo tiene que salir a producir, también puede salir a protestar!

Criminalizan la minga diciendo que está «infiltrada por la guerrilla», poniéndole así la lápida a los dirigentes indígenas, mientras el régimen uribista en cabeza del Estado de los ricos usa ejércitos legales e ilegales para asesinar dirigentes populares de restitución de tierras o que se oponen a la megaminería por todo el país; «infiltrado» el régimen mafioso de Uri-Duque por el «Ñeñe» y otros narcotraficantes; muchos trinos incendiarios contra la minga y ninguno contra el cartel de Sinaloa; ¡terrorista el Estado narcoparamilitar que asesina y desaparece estudiantes, maestros, obreros y campesinos!

Tratan de ofender la minga acusándola de que es «política» y no reivindicativa, porque supuestamente el régimen ha cumplido los acuerdos. Esto último es totalmente falso, pues el de Uri-Duque es un régimen anti-popular odiado por las masas porque defiende a sangre y fuego los intereses de los monopolios y no los de las masas. Pero además, no es ninguna ofensa decir que la minga es un gran movimiento político y popular que confronta el terrorismo ejecutado por este putrefacto Estado que no cumple con la sustitución de cultivos, la restitución de tierras o la protección de las comunidades indígenas porque no le interesa hacerlo, porque su carácter es mafioso y asesino, y se lucra de la guerra contra el pueblo que tiene como raíz la lucha a muerte por la renta extraordinaria de la tierra, poniendo en medio de las balas de los carteles narcotraficantes y de las fuerzas asesinas del Estado, al pueblo trabajador.

El jefe del cartel mafioso que hoy administra los negocios de la burguesía, Álvaro Uribe Vélez, acusa a la minga de querer «la toma socialista del Estado», de ser una «toma socialista» y un «motor socialista», con la intención de revestir, sin pruebas, un movimiento de masas con un carácter insurreccional que no tiene ¡pero que ojalá tuviera! ¡ojalá la minga fuera parte de un gran movimiento consciente de masas por la destrucción de este podrido Estado y por la instauración del Socialismo!

El régimen tiene miedo de que el pueblo se levante, no solo por conquistar unas reivindicaciones o exigencias concretas, sino que ponga en jaque su poder político por medio de grandes manifestaciones que respondan a la violencia reaccionaria con violencia revolucionaria, ante lo cual los únicos culpables de agudizar las contradicciones en la sociedad colombiana, son la burguesía y los terratenientes, clases que ponen en peligro la existencia de la sociedad misma, y ejemplo de ello es el manejo que le han dado a la pandemia en el cual ha primado la salvación de sus negocios por encima de la vida y la salud del pueblo, fieles a su carácter e intereses de clase que defienden.

La lucha del pueblo avanza y el trabajo de los comunistas revolucionarios debe ponerse a la altura del momento, inspirados en la valentía de la minga que contra las calumnias y mentiras, avanza victoriosa hacia la capital del país.

También te podría gustar...

2 Respuestas