La hipocresía del Gobierno con la propaganda al pescado

Compartir

Acaba de salir una nueva propaganda que es una buena expresión del método del gobierno. Se trata de la promoción al pescado colombiano y sus beneficios. Allí aparecen gentes del pueblo, cantando con alegría, mientras la realidad es una tragedia.

Este corte es pasado en hora especial en los grandes canales de la televisión nacional, lo cual tiene un gran costo. Esta es la forma cómo la burguesía pretende distraer la atención sobre los grandes males que hace su sistema destructor de la naturaleza sobre los ríos del país.

El gobierno no tiene escrúpulo para entregar a las empresas mineras capitalistas los terrenos que quieran devastar envenenando las aguas y ya le tiene dueño a los principales ríos como el Magdalena o el Ranchería, entre otros.

A las comunidades de la Guajira el capitalismo les robó su principal afluente cuyas aguas alimentan la explotación minera, la ganadería y la agroindustria, mientras los niños mueren por miles como consecuencia de la deshidratación y desnutrición.

Los principales afluentes del Chocó están completamente envenenados por la minería, el río Magdalena está represado en El Quimbo y también envenenado, acabando con la pesca. La situación de los ríos en los Llanos Orientales no es distinta con la explotación petrolera por métodos tan devastadores como el fracking.

Por lo anterior es que se hace necesario respaldar y canalizar la fuerza del pueblo hacia una gran Huelga Política de Masas que cubra a todo el país y haga retroceder la ofensiva de los capitalistas representados en su gobierno, y para ello los revolucionarios deben combatir la perniciosa influencia de los jefes políticos de las centrales sindicales, de los partidos reformistas y oportunistas, quienes intentarán canalizar el movimiento hacia la pasividad de las «mesas de trabajo» y hacia la desmovilización en espera de las demandas contra el decreto del salario mínimo.

También te podría gustar...