Persecución laboral y sindical en el Hospital General de Medellín

Persecución laboral y sindical en el Hospital General de Medellín 1

Desde el año pasado los trabajadores del Hospital General de Medellín han denunciado las pésimas condiciones laborales en las que se encuentran por cuenta de la tercerización, forma de contratación imperante en el sector salud, y la persecución por parte de los directivos del hospital. Los trabajadores han realizado dos jornadas de protesta, una el 7 de enero y otra este miércoles 19, en la que denunciaron la persecución al presidente del sindicato SINTRAHGM, pues le llegó un anónimo acusándolo de participar en política, como si esto fuera un delito. Así mismo denunciaron la nueva contratación, pues los nuevos son enganchados en peores condiciones, haciendo el mismo trabajo de los antiguos con menos salario y sin garantías laborales.

Persecución laboral y sindical en el Hospital General de Medellín 2

Esta denuncia de los compañeros deja nuevamente en evidencia la incapacidad de los capitalistas y de su Estado para atender una pandemia; a los trabajadores de la salud que son la primera línea y llamados permanentemente héroes, siguen siendo tratados como villanos, pues en vez de mejorar sus condiciones para poder prestar un buen servicio, se les suprime derechos y se les persigue. Frente al aumento de contagios otra vez el sistema se colapsa porque se sigue sin invertir en infraestructura e insumos, evidenciándose como el actual régimen mafioso se ha dedicado a darle la plata a los privados, entregando millones a las EPS, quienes siguen endeudadas con los hospitales, y así en un cuento que parece de nunca acabar.

Excepto si entendemos que es posible resolver todos estos problemas con la organización y la lucha con independencia de clase, es decir, independencia con respecto al Estado burgués, quien no defiende los intereses de los trabajadores sino de los capitalistas, e independencia de los politiqueros, que tampoco van o pueden defender a los trabajadores mientras hagan parte de la maquinaria estatal burguesa. Es por eso importante fortalecer las organizaciones sindicales para la lucha, vinculando a todos los trabajadores así sean tercerizados, y participando en la lucha general del pueblo por una plataforma general, la cual no se logró conquistar en el pasado levantamiento popular del 28 de abril, vigente a aún pues todos los problemas de los trabajadores se han agravado, pero para alcanzarla es necesario tumbar al régimen mafioso de Uribe, el cual no caerá así haya un presidente “alternativo”.

Ante la continua pérdida de los derechos de los trabajados, urge organizar la Central Sindical Independiente y revolucionaria, los comités de lucha, de huelga y paro, reactivar las Asamblea Obrero Populares y construir el Partido de la clase obrera, necesario para que el próximo levantamiento de las masas, no sea utilizado por los “amigos del pueblo” para ayudarle a los capitalistas y seguir manteniendo la explotación y opresión de las clases dominantes como lo hicieron en el Paro.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.