En Siria ni ISIS, ni los yankees, ni los rusos: ¡Solo el pueblo, salva al pueblo!

Compartir

Así como los imperialistas estadounidenses por medio de la CIA crearon a Al-Qaeda en medio de la llamada Guerra Fría, para contrarrestar la influencia soviética en el Medio Oriente, el imperialismo estadounidense al invadir Irak, creó todas las condiciones para la creación de ISIS (Estado Islámico en Iraq y Siria), que finalmente se fusionó con Al Qaeda en 2004. Israel, perro de presa de los gringos en el Medio Oriente, entrenó por medio de la Mossad (Agencia de Seguridad de Israel) a los rebeldes sunitas de Iraq que se vieron relegados por los chiitas después de la invasión estadounidense y que son la base material de ISIS. La resistencia panislamista de ISIS se ha expandido rápidamente, pues son miles los jóvenes desempleados e indignados que ha dejado la ocupación imperialista en Afganistán, Pakistán, Irak y hoy en Siria, que llevados además por una ideología religiosa islámica extremista y fundamentalista, han decidido unirse a dicho grupo terrorista. Ya son más de 10.000 combatientes los que suma ISIS con un poder económico de 2.000 millones de dólares.

Hoy los imperialistas crean las condiciones para desatar una nueva Guerra Mundial interimperialista en Siria, país que limita con Irak y hasta donde ha llegado el expansionismo de ISIS. Al final, los imperialistas estadounidenses necesitan una excusa para recibir el apoyo internacional que les ayude, según ellos, a «combatir el terrorismo». Y ellos mismos crearon dicha excusa: ISIS. Hoy Siria se convierte en el botín de guerra entre los imperialistas rusos y estadounidenses, por ser una posición geoestratégica para la explotación y comercio de petróleo y gas.

La solución a este violento conflicto en el cual las masas desarmadas quedan en medio de la carnicería humana armada por los imperialistas; no son ni son los rusos, que apoyan descaradamente al régimen reaccionario de Bashar Al-Asad, ni los yankees, que abiertamente han armado las fuerzas de ISIS y que ya se han apoderado de todos los yacimientos petrolíferos de Siria. Una verdadera solución definitiva a los padecimientos de las masas del Medio Oriente y del mundo entero, solo podrá establecerse y prevalecer si el Movimiento Comunista Internacional logra aislar el oportunismo dentro de sus filas, si logra la unidad en torno a la Línea General teórica para la construcción de una Internacional Comunista de Nuevo Tipo y si logra que las ideas comunistas revolucionarias prendan en el proletariado de cada país para que construyan Partidos Comunistas Revolucionarios, que orienten a las masas en la lucha contra el imperialismo de todo tipo y finalmente por la revolución Socialista que instaure la Dictadura del Proletariado, que se erija sobre el armamento general del pueblo y no sobre ejércitos reaccionarios como ISIS, que finalmente son un azote más para las masas trabajadoras del mundo.

También te podría gustar...