El suicidio de Leidy González es responsabilidad del capitalismo

Compartir
El suicidio de Leidy González es responsabilidad del capitalismo 1

Es lamentable que acabando de salir de la tragedia de Anderson Arboleda, asesinado a golpes por la policía, nos levantamos con la desafortunada noticia de Leidy González, una joven artista independiente que se ganaba la vida en el rebusque cantando, pero que no lo pudo seguir haciendo pues por las restricciones que impuso el Estado de los ricos por la pandemia, no garantizó la ayuda que prometió a personas, que como Leidy viven del rebusque.

Leidy, que debió ser muy fuerte para sacar a sus pequeños como madre soltera, fue arrastrada a su límite y se quitó la vida en un momento de crisis por el confinamiento, ya que se encontraba sin poder trabajar, enferma y amenazada por el dueño del sitio donde vivía con dejarla en la calle por no pagar el arriendo de su pieza en el sur de Bogotá.

Claro que es indignante que los propietarios del sitio donde vivía esta heroína hayan tomado la decisión de no permitirle que viviera más en su casa junto a sus hijos, pero los arrendadores en general no son los realmente culpables de la lamentable situación de millones de desposeídos, que se encuentran sin casa, sin trabajo, sin comida, no solo en Colombia sino en el mundo.

Responsabilizamos al Estado burgués y sus gobernantes inútiles -como Claudia López que en Bogotá promueve y ejecuta los desalojos por medio de soplones y de la Policía- por la muerte de Leidy, la artista que deja tres hijos huérfanos, pues no han hecho nada más que oprimir al pueblo y aprovechar las condiciones para incrementar su explotación. No hay subsidios para los desempleados, comida para los hambrientos, trabajo con medidas de bioseguridad, salud ni vivienda para los pobres. Es mentira lo que dicen ciertas voces, que “los pobres son holgazanes” pues “vean como se ha reinventado la gente para conseguir la papa”, esto solo demuestra lo descarados que son los ricos con su maldita consigna de #QuédateEnCasa, que en realidad significó para la clase obrera #MuéreteEnCasa.

Ante la muerte de esta joven rapera se activó la solidaridad para ayudar a sus hijos y de la cual adjuntamos la imagen que está circulando. Como se puede ver en redes sociales, los pobres del mundo se están levantando masiva y beligerantemente contra las injusticias cometidas en su contra por los capitalistas, en donde los únicos ganadores con las decisiones de los gobernantes son los ricos y por supuesto, los medios de comunicación al servicio del capital, quienes hacen lo suyo salvando al Estado burgués, que es el único responsable de las tragedias de los pobres.

Es el momento, o los desposeídos se mueren en casa o luchan por sus derechos en las calles, la situación de Anderson y Leidy, es la misma de miles de pobres del mundo, pronto los que todo lo producen, todo lo gobernarán. ¡La rebelión se justifica!

También te podría gustar...