¡DETENER EL TERRORISMO CON LA LUCHA REVOLUCIONARIA DEL PUEBLO!

Compartir
¡DETENER EL TERRORISMO CON LA LUCHA REVOLUCIONARIA DEL PUEBLO! 1

Dirigentes encarcelados y liberados

El 27 de septiembre pasado fueron liberados los 7 líderes populares del Meta que estuvieron retenidos durante 15 días por organizar protestas contra Ecopetrol en representación de las comunidades de Acacias, Guamal y Castilla la Nueva; su detención injusta hace parte de la criminalización de la protesta social, la persecución a las organizaciones sociales y la judicialización de sus dirigentes promovida por el gobierno de Duque, buscando en vano restringir la lucha directa de las masas, el bloqueo de las calles y la parálisis de la producción.

El Estado burgués, terrateniente y pro imperialista en la ley dice respetar a los opositores del gobierno, pero solo respeta y protege la «oposición» politiquera que en realidad no se le opone, mientras en la práctica ejecuta una política despiadada de persecución y exterminio de los líderes populares, como evidencia el encarcelamiento de los dirigentes de la zona petrolera, acusados por los supuestos cargos «criminales» de representar sus comunidades y organizar manifestaciones y bloqueos exigiendo los derechos de los trabajadores y desempleados.

El de los compañeros encarcelados en el Meta es un caso de terrorismo de Estado, con el cual el gobierno pretende generar temor en las masas y los dirigentes que se movilizan contra los explotadores. Es un viejo instrumento utilizado por las clases reaccionarias cuando ven amenazados sus privilegios y, cuando, como bajo el gobierno de la facción mafiosa y paramilitar representada en el presidente Duque, recurren a las medidas cavernarias para imponer las reformas antiobreras y antipopulares acordadas con los imperialistas y contenidas en la Agenda Empresarial de los sanguinarios capitalistas colombianos.

El asesinato de dirigentes sociales a manos de sicarios y de las llamadas bandas criminales, el encarcelamiento de líderes, la persecución a las organizaciones obreras, campesinas y populares, y la criminalización de la protesta popular, no son hechos aislados sino que corresponden a la política terrorista del Estado y el gobierno en el intento de impedir o truncar la justa rebelión de los trabajadores que exigen el cumplimiento de las promesas incumplidas, reclaman sus tierras arrebatadas, se movilizan contra los megaproyectos que destruyen la naturaleza y dañan el entorno de las comunidades. Es decir, el terrorismo de Estado sirve directamente a los propósitos e intereses de los grandes capitalistas y monopolios nacionales y extranjeros.

Son ellos, los grandes burgueses y terratenientes socios del imperialismo y su Estado corrupto los verdaderos criminales, son ellos los responsables del asesinato y persecución de los dirigentes sociales y contra ellos debe dirigirse la furia de los trabajadores del campo y la ciudad para impedir sus siniestros planes.

¡Hay que detener el terrorismo con la lucha revolucionaria del pueblo! con mayores y más contundentes movilizaciones, bloqueos y paros, con mayor destreza en la coordinación de las acciones pugnando por unir y generalizar la lucha obrera, campesina y popular en un Paro Nacional Indefinido que haga retroceder a los reaccionarios y criminales explotadores representados en el Estado.

¡Ninguna confianza en el Estado y sus politiqueros¡ ni en sus discursos y declaraciones mentirosos, ni en sus debates inútiles en el establo parlamentario, ni en sus «lágrimas de cocodrilo». Los criminales no pueden proteger la vida y la libertad de los dirigentes que se oponen a sus planes. Les corresponde a las propias organizaciones populares desarrollar las formas para garantizar la seguridad y protección de sus dirigentes y tomar las medidas de protección colectivas como lo hacen los hermanos indígenas.

Solo así, protegiendo la vida y las organizaciones del pueblo trabajador e intensificando su lucha revolucionaria se puede echar atrás la política criminal de los explotadores, preparando en medio de los actuales combates las fuerzas y adquiriendo la experiencia para dar fin en el futuro a este asqueroso sistema de hambre, explotación y muerte.

También te podría gustar...