COMBATIVO 1° DE MAYO EN COLOMBIA

Compartir

COMBATIVO 1° DE MAYO EN COLOMBIA 1

Desde muy temprano la clase obrera, donde se destacaron de diferentes sectores, recicladores, maestros, estudiantes, campesinos, organizaciones sindicales, políticas y de masas, se dio cita en las principales ciudades del país, con el fin de conmemorar el 1° de Mayo. En Bogotá, Cali, Medellín y Manizales, el Bloque Internacionalista y Revolucionario, convocado por los comités Pro- 1° de Mayo, alistaron sus pancartas, propaganda, sonido y consignas, algunos con dificultades de organización, otros con todo dispuesto, pero todos con gran ánimo y conciencia, pues la tarea sigue siendo recuperar el verdadero carácter INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO de esta fecha; el cual se ha visto empañado durante varias décadas por el oportunismo, el vaho del sindicalismo burgués, los carnavales electoreros y las consabidas promesas de paro, por parte de los jefes de las centrales sindicales, ante lo cual se entonó la consigna: ¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO!

Y en esta tarea, los comités pro 1° de Mayo, han jugado un buen papel, pues se nota una nueva cualidad; además de la rabia espontánea de las masas, ante la arremetida del gobierno de la falsa paz, la conciencia crece; las consignas revolucionarias se escucharon en las marchas, las ideas revolucionarias fueron arrebatadas por las manos de cientos de trabajadores hartos del miserable salario, de las largas e intensas jornadas de trabajo, de la persecución laboral, sindical y social… ansiosos de encontrar explicación a sus problemas y deseosos de acabar con el sistema de la explotación asalariada. Este 1° de Mayo, las masas con actitud combativa, demostraron que la tal paz no existe y que el poder del Estado en manos de los representantes de la burguesía, terratenientes e imperialistas, es inservible, por eso en los bloques internacionalistas y revolucionario resonó fuerte: ¡ABAJO EL CAPITALISMO IMPERIALISTA!

Revolución Obrera estuvo presente como es costumbre en esta conmemoración, llegando esta vez hasta Barranquilla, donde un grupo de aguerridos jóvenes convencidos de la importancia del papel de las ideas en la sociedad, iniciaron la distribución de la prensa desde muy temprano, observando la acogida de las ideas entre los trabajadores y con ello aportando a la conciencia que la clase obrera debe elevar para avanzar en las importantes tareas del actual momento, dentro de las cuales la central, es la construcción del Partido de la clase obrera, como destacamento de vanguardia para dirigir la lucha del proletariado por su emancipación, con consignas como ¡ADELANTE CLASE OBRERA, ADELANTE CON VALOR, HAY QUE ROMPER LAS CADENAS DE ESTE SISTEMA OPRESOR!

Así mismo en Bogotá, compañeros distribuidores innovaron con el montaje de un puesto de publicaciones (prensa, folletos, revistas, medallas, películas), y la agitación con discursos y consignas que sobre todo mujeres revolucionarias gritaron a viva voz, llamando a la unidad de los proletarios en Colombia y en el mundo, a construir el partido del proletariado, a la conmemoración del Centenario de la Revolución de Octubre, a la necesidad de una nueva Internacional Comunista, evocando el llamado del Manifiesto Comunista: ¡PROLETARIOS DEL MUNDO, UNÍOS! y el llamado en Colombia ¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO DEL PROLETARIADO, ADELANTE!

Al contrario de los pronósticos, poca fue la propaganda electorera, aunque se vieron a congresistas, gobernadores y demás en la marcha de algunas ciudades, es notable la división al interior de partidos reformistas como el Polo; asunto muy bien aprovechado por los revolucionarios, quienes sí llevaron sus ideas en la propaganda escrita y verbal, imponiendo así las ideas de organización, movilización, unidad y lucha, enrostrando a los politiqueros la consigna ya acogida por una gran cantidad de masas ¡NI EL ESTADO NI LOS POLITIQUEROS, SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

Este 1° de Mayo, demuestra que los esfuerzos realizados por rescatar el legado de los mártires de Chicago, no son en vano y debe continuarse en esta ardua tarea, pues el carácter REVOLUCIONARIO de la jornada va más allá de las reivindicaciones inmediatas del proletariado que hacen parte de la preparación de las fuerzas para acercar el día en que el Estado de los ricos deje de existir y se imponga a través de la violencia revolucionaria la Dictadura del Proletariado, única capaz de desterrar de la faz de la Tierra, todo vestigio de explotación del hombre por el hombre, todo ello como clase organizada y no con actos aislados de pequeños grupos o héroes en choque con las fuerzas represivas; y, el carácter INTERNACIONALISTA, como una sola clase mundial, contra un solo enemigo: la burguesía. De ahí que el balance de este 1° de Mayo, destaque un mayor nivel de conciencia, lo cual augura mejores condiciones para el proletariado en el escenario de la lucha de clases, las cuales deben ser aprovechadas para avanzar en la unidad, organización y combate para la destrucción de este asqueroso sistema y su Estado representante.

¡VIVA EL 1° DE MAYO INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO!

También te podría gustar...